Sector automotor presentó pliego de peticiones al Gobierno

Tras una reunión que duró cerca de una hora en la Casa de Nariño, los ensambladores de vehículos y autopartistas destaparon ayer su pliego peticiones para meterle nuevamente el acelerador al sector.

Sector automotor presentó pliego de peticiones al Gobierno

Archivo Particular

Sector automotor presentó pliego de peticiones al Gobierno

POR:
mayo 27 de 2013 - 11:58 p.m.
2013-05-27

Las ventas de esta industría se frenaron en los meses recientes y, para completar, los industriales ven serias amenazas para su negocio por las firmas de Tratados de Libre Comercio (TLC), especialmente con Corea y México.

El presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga, uno de los asistentes a la reunión, dijo que el Gobierno planteó estímulos como una línea de crédito blanda por 70.000 millones de pesos a los ensambladores, así como eliminar aranceles para la importación de autopartes que no se producen el país.

Algunos expertos consideran que independiente de cualquier TLC que se firme, más autopartes van a llegar al mercado local con cero arancel.

Las autopartes similares a las que se producen el país conservan sus aranceles y seguirán compitiendo en igualdad de condiciones con las locales.

Según Zuluaga, los ensambladores y autopartistas nacionales pidieron al Gobierno subir de 30.000 a unos 100.000 millones de pesos los recursos en los que aumentará el fondo de chatarrización, especialmente de vehículos de carga y pasajeros.

Los analistas consideran que la edad del parque automotor es alta y se convierte en una talanquera que impide que Colombia se equipare a los estándares de números de carros por habitante y reposición de los mismos.

PIDEN SUBSIDIO A TASAS

Los empresarios también plantearon la necesidad de buscar un acuerdo con el sector financiero para que reduzca las tasa de interés de créditos para la compra de vehículo nuevo, en el que el Gobierno subsidiaría unos puntos, el sector financiero otros y los fabricantes otro tanto, en un sistema similar al que diseñó tras el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe), que rebajó de 13 a 9 por ciento el financiamiento de vivienda nueva de 80 a 200 millones de pesos.

Las peticiones de los ensambladores y autopartistas al Gobierno también se han suscitado por la pérdida de competitividad frente a los TLC, especialmente México, pues ya entran del país azteca unos 59.000 carros con cero arancel al año. También hay preocupación por la invasión de Corea, de donde se importan unos 47.000 vehículos anuales.

A la reunión en la Casa de Nariño asistieron, entre otros, representantes de la Cámara de la Industria Automotriz de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), de la Asociación Colombiana de Fabricantes de Autopartes (Acolfa),  GM Colmotores, CCA Mazda y Renault Sofasa, además de los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados y director de la Dian, Juan Ricardo Ortega.

SECTOR FRENADO

Las cifras del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) muestran que en los cuatro primeros meses del año se matricularon 89.746 vehículos, con un descenso de 8,8 por ciento respecto a igual periodo de 2012, cuando lo hicieron 98.392.

El año récord en matrícula de vehículos  fue 2011, cuando obtuvieron la placa 325.931. Sin embargo, en el 2012 la cifra cayó 4,3 por ciento, a 311.920 unidades, y al detal solo se  vendieron unos 315.000.

La caída de las ventas de carros se debe a varias causas , pero la principal es el efecto del apretón a las tasas de interés ordenada en 2011 por el Banco de la Republica, para frenar la fiebre del consumo de entonces, lo que condujo a un aumento en las exigencias en la concesión de crédito y subidas en el costo del dinero.

Paralelamente, vino en 2012 la desaceleración de la demanda interna y  la alta revaluación del peso, por la monetización de dólares proveniente del auge minero-energético.

Al final de cuentas, las marcas nacionales de vehículos perdieron competitividad frente a las importadas, al punto que en 2012 solo representaron el 32,3 por ciento del total,  lo que significa unas 102.000 unidades, según la firma Econometría.

Algunos analistas consideran, sin embargo, que esta participación es aun importante y situaciones similares se han presentado en otros países.

Aún así, la situación de los ensambladores y autopartistas tiende a empeorar, pues la Muestra Mensual Manufacturera (MMM), del Dane, revela retrocesos en producción y ventas.

Aunque en el último año se mantiene un crecimiento cercano a 3,5 por ciento en producción, el presidente de GM Colmotores, Jorge Mejía, lo atribuyó al aumento  de las exportaciones.

Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido