Sector minero llama a bajar la carga tributaria

El presidente del gremio asegura que Colombia no es un país competitivo. PIB minero cayó 1,7 % en 2015.

Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 15 de 2016 - 11:03 p.m.
2016-03-15

La industria minera del país, al igual que a nivel mundial, vive una de sus épocas más duras. Durante el 2015 el PIB minero de Colombia se contrajo 1,7 por ciento, disminuyó la producción, exportaciones, tanto en valor como en volumen, y la inversión extranjera directa (IED) en el sector.

El carbón y el níquel, los minerales que componen el 85 por ciento de la canasta minera, fueron los más afectados por los precios internacionales, mientras que el oro, esmeraldas, hierro y materiales de construcción tuvieron un buen desempeño, que de ninguna manera alcanza a compensar las otras pérdidas.

No son solo los precios internacionales de los minerales los que afectan a la actividad extractiva en Colombia, sino también la falta de competitividad con respecto a otros países de la región y la incertidumbre jurídica por los fallos de las altas cortes durante este año, según Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Para el dirigente gremial, el sector vive un momento agridulce, pues mientras unos minerales sufren por unos muy bajos precios internacionales, otros han aumentado su producción.

LA ESPERANZA VERDE


Mirando el corto y mediano plazo, se desarrollan tres proyectos de oro que darán un gran impulso al sector mientras que el de esmeraldas, “con una fuerte inversión extranjera, a la vanguardia tecnológica, grandes inversiones, innovación, nuevas prácticas y promoción internacional de la esmeralda colombiana va por un buen camino”, explica Ángel.

Otro subsector que saca la cara es el de los materiales de construcción, el cual vive su ‘edad de oro’ debido al impulso de este ramo en el país, así como por las obras de infraestructura 4G, que se estima que en los próximos años haga duplicar su producción desde las 160 millones de toneladas anuales.

Para Ángel, el problema pasa por volver más competitivo el sector para luchar con países como Perú y México, y otros que comienzan a aparecer como Argentina y Ecuador. “Los mineros hemos hecho el esfuerzo de ser más competitivos y eficientes recortando costos, comprando maquinaria más productiva, sistemas de explotación pero ya hicimos todo lo que pudimos”, declara.

BAJAR CARGA TRIBUTARIA


Ahora -advierte- ya no son capaces solos y necesitan que el Gobierno Nacional les eche una mano y eso se hace enviando un mensaje a través de la reforma tributaria que se discutirá este año, que demuestre que el país le está apostando a la industria, haciéndolo más atractivo para la inversión disminuyendo el government take, el cual en algunos casos llega al 80 por ciento.

Sostiene que desde el 2012, Colombia ya era el segundo país más costoso de la región, y desde entonces se ha vuelto aún más costosa desde el tema tributario.
Aclara que hay unas medidas que son únicas y exclusivas para la industria que la hacen más costosa y onerosa y otras que amenazan con volverla más costosa aún.

Afirma que este año se debe reconocer que el sector tiene unas cargas muy altas y, sobre todo, muy por encima de las de los demás países de la región. “Son unas 20 o 30 medidas que estamos analizando para presentarlas como propuestas”, asevera Ángel.

LLAMADO A LA CORDURA


La incertidumbre jurídica es el otro tema al que se refiere el representante de los mineros. Por esto hace “un llamado a la cordura en las sentencias, muy importante para no mover los cimientos de la industria de forma compleja en época de crisis”, subraya.

Ese llamado a la cordura pide que los altos tribunales entiendan la situación de la industria, porque algunos fallos desconocen la realidad que se vive en ciertas zonas del país, lo cual lo convierte en un problema social.

Ángel asegura que la minería genera empleo y riqueza en muchos de los departamentos de forma significativa, y por esto con el fallo de los páramos “me preocupa mucho cómo se hace el desalojo de estas familias, qué se les va a dar. Son cerca de 280 familias que tenían título y licencia ambiental”.

El Presidente de la ACM además advierte que Ecuador y Argentina van a ser los nuevos jugadores del sector minero en la región.

Estas dos naciones se han vendido a nivel internacional como destinos para este tipo de inversiones, apoyadas por una fuerte política gubernamental.

Por esto “cuando los inversionistas hagan el análisis de dónde invertir en la región, seguramente se irán para otras jurisdicciones mejores que las nuestra y dejarán de invertir aquí”, concluye.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio