Los seguros que usted no sabe que tiene y que no cobra

Hay 57 pólizas obligatorias que se compran y no se usan por desconocimiento.

Los seguros que usted no sabe que tiene y que no cobra

Archivo Portafolio.co

Los seguros que usted no sabe que tiene y que no cobra

POR:
agosto 26 de 2012 - 02:38 p.m.
2012-08-26

La viuda que no recibe el dinero que le dejó su esposo por medio de un seguro, porque nunca le contó que ella era su beneficiaria; los familiares de un difunto que siguen pagando sus créditos sin saber que no solo queda pago, sino que, además, es posible que le queden excedentes, y el viajero que compra un seguro médico internacional (assist card) sin saber que su tarjeta de crédito le da derecho a uno, están siendo víctimas de lo que el experto peruano Gabriel Bustamante llama los seguros invisibles.

Bustamante, que acaba de lanzar un libro sobre el tema, le dijo a EL TIEMPO que estos seguros "están por todos lados y que son los responsables de las astronómicas ganancias de las compañías del sector, que se enriquecen a costa de los beneficiarios que nunca cobran".

En Colombia también hay muchos seguros invisibles, dice Bernardo Botero, director de la especialización en seguros de la Universidad Javeriana. Pese a que la Superintendencia Financiera ha obligado a las aseguradoras a colgar sus condiciones en las páginas web y a que se ha reglamentado una ley (la 1328 del 2009) para proteger al consumidor de seguros, todavía hay mucha desconocimiento.

En el país existen 57 seguros obligatorios que rodean la vida cotidiana de las personas. Los hay para el transporte público, las construcciones en curso, los espectáculos y los que tienen que comprar las concesiones de carreteras y que se adquieren de manera automática cuando se paga un peaje. También los que las empresas adquieren para sus trabajadores y que muchas veces se dejan de cobrar porque no se conocen. Sin contar con el centenar de seguros voluntarios, como el de vida y contra robos.

Todos estos seguros, dijo Bustamante, no son explicados a los beneficiarios en todos sus términos, por lo que muchos se quedan sin cobrar, generando un vacío entre lo que estas compañías ganan y lo que pagan por pólizas. Según Fasecolda, en los últimos siete meses las ventas de seguros en el país llegaron a los 9 billones de pesos, y los pagos de pólizas, a los 4,1 billones.

En contraste, en el primer semestre del año, los usuarios de seguros presentaron 47.074 quejas ante la Superintendencia Financiera y ante las propias aseguradoras, principalmente por indebida atención e inadecuado suministro de información.

"Por esa falta de conocimiento, las personas pierden no solo dinero, sino muchas veces oportunidades de atención en salud y en emergencias", dijo Patricia Jaramillo, de la Asociación Colombiana de Derecho de Seguros (Acoldese).

El problema no es que la aseguradora no disponga de la información, sino que muchas veces los asesores fallan en comunicarla, argumenta el defensor del consumidor de Suramericana, José Fernando Ramírez.

Para José Miguel Otoya, presidente de Cardinal Seguros, la responsabilidad también es del usuario. "La gente compra pólizas y solo lee las condiciones cuando tiene un siniestro, y ahí sí se asusta, y se queja". Aquí, una selección de algunos seguros, considerados invisibles.

Amparos desconocidos de su carro
Quizá no lo sepa, pero el seguro de su vehículo no solo lo cubre en casos de robo o accidentes, sino también en daños a viviendas y a otras propiedades, que no están amparados por el seguro obligatorio Soat. En el caso de los vehículos de servicio público, además del Soat (obligatorio) y el de todo riesgo (voluntario), deben tener un seguro denominado de Transporte Público. "Las pólizas tienen topes; entonces, si usted sufre un accidente y agota la cobertura del Soat, puede acudir a los otros", dice Patricia Jaramillo, de la Asociación de Derecho de Seguros, Acoldese.

Pensiones que se pierden

Muchas veces, los seguros que por ley adquiere una empresa para sus empleados, se quedan sin cobrar por desconocimiento. Tal es el caso de los seguros Vida, que las compañías contratan para los trabajadores que tienen menos de 50 semanas cotizadas en su fondo de pensiones. Si el empleado muere, estos seguros les otorgan a sus familiares 12 salarios iguales a los que ganaba en vida. Estos fondos toman otras pólizas que cubren a las personas que tienen más de 50 semanas cotizadas, para que en caso de fallecimiento, sea su familia la que obtenga la pensión.

Seguros de su tarjeta que no aprovecha

Su tarjeta de crédito tiene varios seguros con beneficios que usted muchas veces desconoce, como el amparo frente accidentes en viajes. En el caso de American Express, éste cubre hasta un millón de dólares. Con esa póliza no es necesario que compre un seguro de viaje cuando salga del país, pues bastaría con una certificación del banco. También le cubre gastos médicos y hasta le paga el tiquete de regreso si un familiar suyo llega a morir mientras usted está viajando. También le ofrece un seguro de renta de carros hasta por 50 mil dólares.

Excedentes que nadie reclama

Los créditos en los bancos suponen la adquisición de un seguro para que en caso de fallecimiento del deudor estos queden pagos. Además, "estas pólizas se adquieren por el valor total de la deuda, pero es posible que el día que el tomador muera, esta ya esté cubierta en buena parte, por lo que al momento de hacerla efectiva, su beneficiario podría reclamar el excedente", dice Hilda Zornoza, experta en seguros de la Universidad de los Andes.

Los seguros de vida que nunca se pagan

Si un familiar suyo murió y usted no sabe que él tenía un seguro de vida y además que lo dejó como beneficiario, es probable que este dinero se pierda, pues las aseguradoras dicen no tener la capacidad de saber si uno de sus clientes falleció. Por ello se recomienda acudir a Fasecolda, que deberá notificar a las compañías para que le informen si su allegado dejó un seguro. La Ley 1328 del 2009 obligó a estas empresas a crear una lista única de seguros, que usted podría consultar, pero que aún no existe.

JORGE QUINTERO / Redacción Domingo

Siga bajando para encontrar más contenido