Seguros, listos para amparar las megaobras

Desde julio rige una nueva norma que, entre otros, dice que la cobertura se hace antes, durante y después de realizada la obra.

Seguros, listos para amparar las megaobras

Archivo Portafolio.co

Seguros, listos para amparar las megaobras

POR:
septiembre 11 de 2013 - 11:16 p.m.
2013-09-11

Ante el megaplan de obras que se ejecutará en los próximos meses, y que demanda inversiones cercanas a los 47 billones de pesos, es necesario contar con mecanismos que ‘blinden’ los recursos ante cualquier eventualidad.

Es aquí en donde entran a jugar los seguros de cumplimiento, pólizas para cubrir los daños causados por cuenta del incumplimiento de un contrato.

Su aplicación en infraestructura es clave, en la medida en que protegen los recursos públicos en caso de que el contratista no cumpla con lo pactado, o que la obra no pueda continuar desarrollándose por culpa de quien la está realizando.

A diferencia de lo que ocurre con otro tipo de pólizas, en las cuales quien las compra es quien se beneficia en caso de algún siniestro, en el ramo de cumplimiento para infraestructura es distinto.

Esto, si se tiene en cuenta que el seguro es contratado por quien ejecuta las obras, pero el beneficiario es el Estado. “Esto da la garantía de que hay un tercero, con patrimonio sólido, con esquema de reservas y de reaseguro que está listo para cubrir ese daño”, explica Juan Pablo Araújo, director de la cámara de cumplimiento de Fasecolda. Hay 24 compañías de seguros autorizadas para explotar este ramo, quienes, a su vez, están amparadas por una veintena de reaseguradoras.

Estas pólizas entran a jugar en varias etapas del proceso. La primera es la precontractual, en donde se necesita de una póliza de seriedad de oferta para poder presentarse a la licitación, la cual garantiza que si se adjudica el contrato, se va a llevar a cabo.

Luego de firmar el contrato, se necesita una garantía única de cubrimiento, el cual protege la etapa contractual y poscontractual. En otras palabras, mientras se ejecuta la obra, la póliza cubre la totalidad de los anticipos girados por la entidad competente, así como salarios y prestaciones laborales.

Una vez se entrega la obra, hay un amparo a la calidad y estabilidad de la obra, que suele aplicar por cinco años más.

Siga bajando para encontrar más contenido