‘En seis meses no tendremos proyectos nuevos en Bogotá’

Carlos Alberto Barberi, presidente de Prabyc Ingenieros, considera que no tener una norma clara en la capital los obligó a desplazarse a otras regiones, donde el potencial es cada vez más grande.

Carlos Alberto Barberi, presidente de Prabyc Ingenieros.

Archivo Portafolioco

Carlos Alberto Barberi, presidente de Prabyc Ingenieros.

Empresas
POR:
diciembre 15 de 2014 - 02:06 a.m.
2014-12-15

“En términos generales, este año nos fue bien. El único cuello de botella es Bogotá, donde el desarrollo de proyectos de construcción disminuyó notablemente”.

Así resumió la situación de la capital Carlos Alberto Barberi, presidente de Prabyc Ingenieros, quien agregó que hace dos años la compañía tenía 2.000 viviendas para la venta.

“De ese inventario solo nos quedan por comercializar 95 viviendas de interés social (VIS) y 23 de otros usos, es decir, en seis meses no tendremos nada nuevo en la ciudad”.

Barberi, a quien la Asociación de Ingenieros Civiles de la Universidad Nacional le hizo un homenaje en días pasados por su trayectoria, también habló, entre otros temas, del potencial de las ciudades intermedias.

Usted dice que en seis meses no tendrán obras nuevas en Bogotá, pero se ven construcciones con el sello de Prabyc...

Sí, pero forman parte de lo tramitado en el 2013. También hay otros dos proyectos, pero frenados.

Lo cierto es que con el limbo jurídico a raíz de la suspensión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) las posibilidades de gestionar nuevos desarrollos no se ven.

A propósito, ¿qué lectura le da al hecho de que aún no haya claridad sobre el POT?

El reciente pronunciamiento del Consejo de Estado en el sentido de que no es juez competente para decidir sobre el caso, pero mantiene la suspensión, simplemente confirma lo que dije antes: el limbo en el que está la industria edificadora en la capital es cada vez más grande.

Ante esto, ¿la construcción en otras ciudades ha sido el plan B de Prabyc?

Así es. Por ejemplo, nos hemos fortalecido en la costa; en Barranquilla desarrollamos un centro logístico que se complementará con un hotel; tenemos otro hotel, el BD Cartagena, y cuatro proyectos en Santa Marta, uno residencial de estrato alto, un hotel Marriott AC y contamos con un lote en el que construiremos apartamentos para el estrato alto.

¿Cómo está la dinámica en ciudades más pequeñas o intermedias? Muchos las consideran claves para el desarrollo del sector.

Sin duda, y nosotros no somos la excepción. Villavicencio, Ibagué y Bucaramanga son algunas de ellas.

¿Esta tendencia está relacionada con los programas del Gobierno, especialmente los de VIS?

Prabyc ha incursionado en diferentes usos, pero tenemos claro que el impacto es mayor con la construcción de VIS y por eso le apostamos a este segmento y a la Vivienda de Interés Prioritario (VIP).

A propósito, la empresa construyó en Valledupar 2.000 viviendas para el programa de gratuidad del Gobierno. ¿Seguirán activos con las nuevas iniciativas?

Claro, estamos preparados para ello. Especialmente me atrae Mi Casa Ya porque le apunta a las regiones, sobre todo a aquellas a las que se destinan pocos subsidios de las cajas de compensación. Además, porque atiende un segmento con potencial: las personas que ganan entre 2 y 4 salarios mínimos.

¿A cuáles municipios llegará Prabyc a través de este programa?

Inicialmente, pensamos hacer algo en Sibaté (Cundinamarca). Y estamos evaluando otras regiones.

Además de Valledupar, ¿dónde han hecho presencia con VIS?

En El Ponzón (Bolívar) y en Sabanagrande y Malambo (Atlántico) sumamos 10 mil viviendas sociales. Esto hace que uno vuelva a preguntarse ¿cómo la ciudad más importante del país (Bogotá) se frenó por no tener una norma clara?

PRESENCIA CON OFICINAS Y OTROS USOS

Prabyc Ingenieros también ha consolidado su participación en el mercado corporativo. Y según Carlos Alberto Barberi, la presencia de grandes inversionistas ha sido clave para el negocio. “Por ejemplo, en Elemento, un proyecto de 70 mil metros cuadrados de oficinas en el eje de la Avenida Eldorado, en Bogotá, ya vendimos el 90 por ciento, y parte de la dinámica se dio por la presencia de los fondos inmobiliarios y de pensiones. Incluso, en Porta 100, en el norte de Bogotá, vendimos el 90 por ciento en tres meses”. En el caso de obras de otros usos, el directivo también destaca el potencial de las regiones. Muestra de ello es la construcción de un hospital en Barranquilla que tendrá un hotel para incentivar el turismo de salud”.

Gabriel E. Flórez G.

Economía y Negocios