Esta semana comienza el Salón del Automóvil de París

Las novedades mundiales de este certamen tendrán un escenario de 96.000 metros cuadrados distribuidos en nueve pabellones del recinto ferial de la Puerta de Versalles.

En la industria del automóvil existe la convicción de que los nuevos coches eléctricos o híbridos han de ser conducidos.

Archivo particular

En la industria del automóvil existe la convicción de que los nuevos coches eléctricos o híbridos han de ser conducidos.

Empresas
POR:
septiembre 28 de 2014 - 05:51 p.m.
2014-09-28

El Mondial del l'Automobile o Salón del Automóvil de París, en una denominación más universal, abrirá sus puertas la próxima semana poniendo rúbrica a los nuevos aires en la industria europea del automóvil y a la afirmación de las nuevas tendencias en movilidad.

París exhibirá un color más luminoso tras largos y oscuros años de crisis y antes de dar el día 4 de octubre paso al gran público -1.231.416 visitantes en la última edición-, el Salón parisino celebrará dos jornadas previas dedicadas a los profesionales y a los medios de comunicación, representados por más de 13.000 periodistas (12.000 en 2012).

El Salón del Automóvil de París se celebra en los años pares, alternándose en los impares con el de Fráncfort, polarizándose así cada acontecimiento en las dos industrias europeas del automóvil más potentes, la alemana y la francesa.

Aunque la mayoría de las más de cien novedades mundiales de esta edición del Mondial ya son conocidas, en estas dos jornadas previas habrá, como siempre, sorpresas, en una batalla de última hora por ocupar espacios en los medios de comunicación.

Las novedades mundiales de este certamen tendrán un escenario de 96.000 metros cuadrados distribuidos en nueve pabellones del recinto ferial de la Puerta de Versalles, y serán dieciocho días de exposición, de modo que el Mondial de l'Automobile es uno de los salones de mayor duración del mundo.

Como en las últimas ediciones, el Mondial tendrá un espacio dedicado en exclusiva a la movilidad eléctrica, en el que van a concentrarse los modelos dispuestos para pruebas de conducción, aunque no será éste el único rincón en el que se verá la propulsión eléctrica, porque en todo el salón se respirará la electrificación del automóvil.

En la industria del automóvil existe la convicción de que los nuevos coches eléctricos o híbridos han de ser conducidos, porque este va a ser el mejor argumento de convicción, de modo que la organización espera más de 11.000 pruebas de conducción de vehículos eléctricos. Con un 50 % más de automóviles eléctricos que en la anterior edición del salón parisino, van a estar disponibles modelos de BMW, Courb, EON, Kia, Mercedes, Nissan, Renault, Smart y Tesla.

Pero la verdadera batalla en torno a las novedades de este salón se librará en otros escenarios, los que firman cada marca, centrada en esta ocasión, a tenor de lo ya conocido, en el mercado de los utilitarios del segmento A, ya que Toyota, Peugeot y Citroen, por un lado, llevarán a escena sus nuevos Aygo, 108 y C1, respectivamente, los tres bajo un desarrollo básico común, aunque en diseño se desmarcan en esta nueva generación con mayores diferencias.

Y, por otro, Smart y Renault, que también bajo un desarrollo conjunto han creado los nuevos fortwo y fourfour para la marca de Daimler y la nueva generación Twingo para la francesa, que así retoma la propulsión trasera de décadas pasadas, con aquellos Dauphin, R8 y R10.

Al margen de estos utilitarios, en el mercado en el que parece haber casi unanimidad en esta ocasión es en el de los crossover y SUV, una tipología de turismo que está desbancando a los monovolumenes y a las berlinas tradicionales. Aquí, la apuesta es variada y toca todos los tamaños, con dominio de los compactos. Honda, por ejemplo, retoma el H RV; Toyota propone uno nuevo bajo la denominación C-HR y Lexus el NX.

Como el concepto gusta, las berlinas también se transforman hacia estas propuestas, y lo hacen siguiendo el camino de los 'cross country' y 'allroad' de Volvo y Audi, respectivamente, como precursores de la idea. Así, Seat presenta un León familiar bajo el nuevo nombre X-Perience, y Volkswagen lleva la idea Alltrack del Passat al Golf también familiar o Variant.

Y como denominador común a la gran mayoría de las novedades del salón parisino, el diseño diferenciado, en algunos casos muy atrevido, con altas dosis de personalización en fábrica o antes de la entrega en el concesionario.

EFE