La semana de receso se volvió temporada alta

La alta demanda de esta época, inexistente hace unos años, empujó a hoteleros y aerolíneas a subir tarifas.

Este periodo arranca el 4 de octubre y termina el 13.

Archivo EL TIEMPO

Este periodo arranca el 4 de octubre y termina el 13.

Empresas
POR:
septiembre 23 de 2014 - 01:59 a.m.
2014-09-23

A pocos días de la semana de receso, periodo vacacional que existe desde el año 2007, las aerolíneas y los hoteles incrementan sus precios por tratarse de una temporada altamente demandada por los colombianos en lo que anteriormente era una época baja a bajos precios. Pero ¿por qué sucede esto?

Según explicó la presidenta de Anato, Paula Cortés Calle a Portafolio, el gremio impulsó este cuarto periodo vacacional con la intención de que este momento no fuese una temporada alta, sino con precios asequibles para que todos los ciudadanos pudiesen viajar.

“Básicamente quedamos con 4 temporadas altas. Las aerolíneas y los hoteleros han venido diciendo que el crecimiento de esa semana ha sido tan importante y solicitado que por ello se han incrementado los precios. Lógicamente, ley de oferta y demanda”, agregó la dirigente.

La semana de receso viene creciendo cada año a un 10 u 12 por ciento. “Entonces, lo que venimos haciendo las agencias de viaje es sentarnos a empaquetar y mirar cuáles son las tarifas más económicas que tienen mayoristas para tener unas tarifas especiales y poderlas empaquetar con el tiquete, alojamiento, traslado, etcétera, y así poder ofrecer esa semana más económica”, explicó Paula Cortés.

Entre los destinos nacionales más solicitados a las agencias de viajes continúan siendo los de sol y playa como Cartagena, San Andrés y Santa Marta en las primeras posiciones. Por otro lado, los lugares internacionales más vendidos son Estados Unidos, Panamá, México, República Dominicana y España. El 92 por ciento de las agencias encuestadas determinaron que sus ventas en esta semana aumentaron un promedio del 17 por ciento en 2013 con respecto al año anterior.

Inmaculada Iglesias
inmigl@eltiempo.com