Señalan a jueza que dejó libre a Alessandro Corridori

Ni el ente acusador ni las víctimas de Interbolsa fueron avisados de la sesión donde se ordenó la excarcelación.

Señalan a jueza que dejó libre a Alessandro Corridori

Archivo Portafolio

Señalan a jueza que dejó libre a Alessandro Corridori

Empresas
POR:
julio 02 de 2015 - 01:56 p.m.
2015-07-02

Alessandro Corridori, el hombre al que la justicia apunta como uno de los cerebros del escándalo de Interbolsa –el descalabro más grande del sistema accionario en el país en los últimos años– quedará libre por una cuestionada decisión de la jueza Teresita Barrero.

En una audiencia que la Fiscalía califica de “clandestina”, Barrero ordenó la libertad de Corridori y de Carlos Arturo Neira, otro de los salpicados por el escándalo. También la de Claudia Jaramillo, esposa del empresario italiano.

Este miércoles en la noche, el Inpec esperaba una notificación oficial para permitir la salida de los dos hombres de la cárcel La Picota, y la de Jaramillo de El Buen Pastor.

Según la jueza, la Fiscalía dejó vencer los términos de 120 días para iniciar el juicio. A Corridori le imputaron en noviembre de 2013 cargos por los delitos de concierto para delinquir agravado “por organizar y fomentar en calidad de autor, manipulación de especies agravada, administración desleal agravada en calidad de interviniente, todas a título de dolo y agravadas”.

Se expone a una pena de por lo menos quince años, pero ahora, según los encargados del caso, existe un alto riesgo de que el empresario salga del país e intente burlar la justicia, como ya lo hizo Víctor Maldonado, otro de los principales implicados en los negocios ilegales de Interbolsa.

La jueza Barrero, según el organismo investigador, no notificó ni a la fiscal del caso ni a las víctimas de la realización de la audiencia, y por lo tanto no hubo oposición a la solicitud de libertad de la defensa. La sesión inicialmente estaba programada para el 26 de junio en el complejo de Paloquemao, pero ese día no se realizó. La Fiscalía asegura que nunca recibió citación para la audiencia de este miércoles y que tampoco aparecía en el sistema de Paloquemao.

Por ahora, se trata de una decisión que aunque es polémica, no tiene apelación. Según las cuentas de la Fiscalía los 120 días se tenían que empezar a contar desde hace dos semanas, cuando terminó la audiencia de acusación.

En ese sentido, fuentes de la entidad señalan que la jueza podría ser objeto de denuncias penales y disciplinarias. La fiscal Alexandra Ladino, que adelanta el caso Interbolsa, señaló que no entiende cómo se realizó la audiencia sin la presencia de todas las partes interesadas.

“La decisión llama la atención de la Fiscalía porque los argumentos de la jueza podrían ir en contravía de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia”, afirmó Ladino. Agregó que la Fiscalía “va a revisar la situación y luego adoptará las decisiones de fondo que correspondan”.

A Claudia Jaramillo la Fiscalía le había imputado los delitos de administración desleal, manipulación de especies y concierto para delinquir. Carlos Arturo Neira, entre tanto, responde por concierto para delinquir en concurso heterogéneo con manipulación fraudulenta de especies y administración desleal agravada. En los dos casos, las penas superarían los 10 años.

JUEZA POLÉMICA

No es, en todo caso, la primera decisión polémica de Barrero. Ella fue la misma jueza que en junio del año pasado dejó en libertad al hacker Andrés Fernando Sepúlveda, en una decisión que fue calificada por el fiscal Eduardo Montealegre como una actuación “contraria a la ley”.

Igualmente, decretó la nulidad del segundo proceso contra la exdirectora del IDU Liliana Pardo. En ese caso el Tribunal de Bogotá consideró que ella tenía que decidir solo si procedía ordenar su libertad y no anular todo el caso.

Por esos hechos la Fiscalía interpuso una acción de desacato en su contra que se adelanta en el Tribunal de Bogotá. El ente acusador tuvo que presentar una tutela para que la jueza acatara el fallo.

En noviembre de 2012, Barrero dejó en libertad a las jóvenes Laura Moreno y Jessy Quintero procesadas por el crimen del universitario Luis Andrés Colmenares. En su momento, acogió la petición de la defensa de las jóvenes de que estaban vencidos los términos.

Justicia