‘Sería un error no crecer en el mercado colombiano’

El Bank of Tokyo-Mitsubishi, el mayor de Japón, seguirá fortaleciendo su presencia en el país para dar soluciones de financiamiento en dólares y en yenes a las empresas colombianas en plan de expansión, así como a las compañías que llegan a invertir en Colombia.

David Gruppo, director para América de Bank of Tokyo- Mitsubishi UFJ.

Juan Diego Buitrago/ Portafolio

David Gruppo, director para América de Bank of Tokyo- Mitsubishi UFJ.

Empresas
POR:
agosto 21 de 2014 - 11:21 p.m.
2014-08-21

El Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, el mayor banco japonés, trabaja con las grandes empresas colombianas para financiar sus proyectos en dólares y yenes, así como con las compañías que invierten en el país.

La idea es seguir ampliando su presencia en Colombia, atraídos por la economía creciente y el dinamismo de los planes de negocio de las empresas.

Actualmente, operan en Colombia por medio de una oficina de representación y, según David Gruppo, director para América de la entidad japonesa, aún hay espacio para seguir creciendo, pero no descartan dar el siguiente paso y una opción sería convertirse en una corporación financiera.

¿Qué operación tiene el banco en la región?

El banco inicio a hacer presencia en América Latina particularmente con clientes japoneses y con los años empezó a atender a clientes latinoamericanos que tuvieran vínculos con Japón. Hace cuatro años se replanteó la estrategia para crecer en la región y por eso se definieron tres líneas de negocio: clientes japoneses, tesorería y negocios y financiamiento de clientes latinos, que es el mayor segmento. De hecho, la cartera ha pasado de 4.000 a 20.000 millones de dólares. Tenemos presencia con bancos y capital en Brasil, Argentina, Chile y México y tenemos oficina de representación en Colombia y Perú.

¿Cómo lo lograron?

Empezamos de una base humilde porque la idea era simplemente tener presencia, pero luego el tema era dónde y cómo se podía competir o tener un rol más relevante y ahí fue que elegimos a las grandes empresas de la región.

Por un lado, se buscaba establecer relaciones de calidad con compañías que tuvieran ambiciones en su propio país o en el exterior, y estamos asesorando a quienes invierten y compran empresas dentro y fuera de la región; además, hay grandes oportunidades, inversiones, clientes y competidores de origen asiático y por eso quisimos tener una posición para ayudar a que ambos mercados hicieran negocios. Un tema clave es contar lo que está pasando en la región porque a veces las cosas se ven pésimas en el exterior y aquí ya llevan varios años de desarrollo social, político, económico e institucional.

¿Y Colombia?

A Colombia llegamos hace poco para trabajar con clientes locales, tenemos poca historia pero bastante éxito en nuestra expansión en el sentido en que estamos enfocándonos en grandes empresas y entidades soberanas. Tenemos liquidez en dólares que nos permite apoyar grandes proyectos y empresas con un financiamiento competitivo. Con esa base, diversificamos productos y áreas en las que estamos trabajando.

¿A qué segmentos están enfocados?

El objetivo ha sido tener a alguien que conozca qué está pasando en el país y que esté al lado de los clientes. No estamos para hacer negocios con todas las empresas colombianas porque no tenemos esa envergadura, pero empezamos con crédito corporativo en yenes y en dólares porque en ese tema somos competitivos y de ahí estamos diversificando. Lo importante es estar listos para apoyar las necesidades estratégicas de las empresas cuando surgen las oportunidades, tanto a las locales en proceso de expansión como a las compañías extranjeras que invierten en Colombia. Actualmente, la cartera es de 1.000 millones de dólares y lo importante es crecer.

¿Tienen planes de pasar de oficina de representación a otro tipo de entidad financiera en el país?

Por lo que significa Colombia por tamaño, economía estable, instituciones fuertes e importantes ambiciones regionales e internacionales, si no crecemos es un error. Tal vez tardemos más en tener una presencia más directa que en otros países donde hay más operaciones japonesas, pero siempre estamos viendo el mejor momento para hacerlo. No sería necesariamente con una compra de una entidad y tampoco queremos competir con los bancos locales porque ese es otro negocio, de hecho ellos son buenos clientes nuestros. Queremos participar más con préstamos, ser una corporación financiera como lo han hecho otros extranjeros es algo que siempre estamos mirando, pero no le estamos apuntando en el corto plazo. Hay mucho espacio para crecer así como estamos en el mercado colombiano, con financiación de proyectos, créditos corporativos, préstamos estructurados y la franquicia de mercado de capitales.

DISPONIBLES PARA FINANCIAR MEGAOBRAS 

Teniendo en cuenta la experiencia del banco en financiación de proyectos, ven con interés la posibilidad de prestar recursos para el megaplan de infraestructura que se desarrolla en Colombia. "Habrá que revisar los proyectos, y ver cuáles necesitan financiamiento en dólares, pues tenemos amplia liquidez. Sin embargo, para las necesidades de crédito de largo plazo en pesos no somos tan competitivos", dice Gruppo.

Más allá de los recursos, una alternativa que ofrecen es la posibilidad de conectar los proyectos con grandes jugadores en el exterior.