Siemens ahora opera con sistema de negocios limpios

La compañía implementó un modelo de buenas prácticas y excelente conducta.

POR:
agosto 28 de 2012 - 12:16 a.m.
2012-08-28

Durante una corta visita a Colombia, Josef Winter, el Chief Compliance Officer, habló con Portafolio sobre el sistema de cumplimiento y negocios limpios que lidera Siemens en el mundo.

¿Qué es compliance?

Utilizamos todo lo que tenemos para asegurarnos de que sí vivimos según nuestros valores. Para nosotros, ser responsable significa cuidar a los empleados, socios de negocios, clientes y la sociedad en general.

¿Dónde nace la filosofía de transparencia?

Este es un principio creado por nuestro fundador hace más de 160 años, cuando comenzó con una pequeña empresa en Berlín.

En esa época, incluso, él ya tenía claro cuál era este principio.

¿Cuál es la razón de ‘compliance’?

Lo utilizamos para vivir según nuestros valores, y esa filosofía se aplica en todos los países donde tenemos negocios; seguimos nuestros principios y directrices.

Esto le da a cada empleado de Siemens un marco para trabajar y comportarse dentro de la compañía.

¿Cómo comienzan?

La iniciativa nació con nuestro fundador, luego decaímos un poco en esa filosofía, y finalmente tuvimos un problema en el 2006 cuando llovieron denuncias sobre Siemens respecto a que no estábamos haciendo negocios de manera transparente, lo cual implicó 400 policías que ingresaron a nuestras oficinas para allanarlas.

Fue una situación muy difícil en ese momento para Siemens, a tal punto, que llegamos a pensar que nos moriríamos como firma.

Una crisis terminó en algo positivo...

Nuestros supervisores tomaron medidas drásticas para corregir esta situación.

Se cambió casi la totalidad de la junta directiva de la compañía y cuando subió nuestro actual jefe como director de la junta aclaró desde el principío que Siemens era sinónimo de negocios limpios.

¿Es fácil de implementar?

Si un negocio no es limpio, Siemens no participa.

Si una persona del equipo de ventas no hace un negocio porque no es limpio, la compañía no le dice nada; caso contrario a lo que sucedía anteriormente.

Queremos que nuestro personal dé la vuelta y se marche si nota que un negocio no es limpio.

Sentimos que una acción de ese tipo iría contra nuestro orgullo como compañía.

¿Hay implicaciones sobre los negocios de Siemens?

No queremos ganar un contrato porque damos los mejores precios, sino porque ofrecemos los productos y servicios más avanzados, cuidamos mejor a nuestros clientes, y somos más confiables y más competitivos.

‘Compliance’ tiene tres pilares...

Son los siguientes: prevención, detección y reacción. Nos encargamos de capacitar al personal para que todos sepan qué es lo que tienen que hacer.

En cuanto a la prevención, cooperamos con las autoridades, compañías, competidores y clientes para promover la idea del negocio limpio, y por ello tenemos muchas iniciativas en diferentes países, porque queremos cambiar el entorno.

Y la segunda...

Se trata de detectar en dónde estamos fallando y haciendo las cosas mal. Analizamos porque queremos saber si algo no anda bien, y si nos damos cuenta que el empleado no está alineado con nuestra filosofía y el programa Compliance, hay un castigo.

Y la gravedad del asunto puede llegar incluso al despido de esa persona.

¿Cómo va el programa?

Hoy en día no tenemos ningún otra iniciativa aparte de Compliance. Pensamos que esto es muy importante porque los programas en general tienen un principio, y un final, mientras que Compliance tiene principio pero es de nunca acabar.

Esto seguirá en el futuro porque es simplemente la forma en que hacemos negocios. Por eso preferimos llamarlo el sistema Compliance.

¿Quiénes son los jugadores del sistema?

Lo más importante es que sea claro desde la gerencia de la compañía hacia abajo.

Así mismo, que el presidente diga claramente qué es lo que quiere. Los involucrados en Compliance se encuentran en cada uno de los países, frente a cada negocio, y Colombia, que es importante para nosotros, no es la excepción.

Normas de conducta en los negocios

De acuerdo con el vocero de la compañía, las normas de conducta proporcionan los marcos ético y jurídico dentro de los cuales se quiere adelantar cualquier tipo de actividad exitosa.

De hecho, aclara Winter, estas normas deben tener principios básicos que permitan mejorar la relación con los socios externos y el público en general.

Según el ejecutivo, estas directrices se han adaptado a los nuevos lineamientos legales y se basan en los tratados internacionales sobre derechos humanos, lucha contra la corrupción y la sostenibilidad. “Estos elementos tienen la firme finalidad de fortalecer la conciencia de la ley y las normas morales como parte integral de nuestras acciones empresariales”, concluye el Chief Compliance Officer de la multinacional Siemens.

Juan M. Ramírez M.

Subeditor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido