Sigue proceso de venta de Isagen, pero tiempo se agota

Analistas temen que eventual demora en venta de Isagen afecte financiación de interesados.

El 12 de febrero el Gobierno terminó la primera fase del proceso de venta de Isagen

Archivo Portafolio.co

El 12 de febrero el Gobierno terminó la primera fase del proceso de venta de Isagen

POR:
febrero 26 de 2014 - 10:25 p.m.
2014-02-26

Gobierno dijo el miércoles que reanudará ‘en semanas’ el proceso de venta de su participación mayoritaria en la eléctrica Isagen, que rondaría los 2.500 millones de dólares y cuya eventual demora podría afectar las condiciones de financiamiento de los interesados en medio de la actual turbulencia de los mercados.

El 12 de febrero el Gobierno terminó la primera fase del proceso de venta de Isagen, destinada por ley a trabajadores, pensionados y fondos de empleados, en la que adjudicó apenas 4.538 millones de pesos (2,2 millones de dólares), equivalente a un 0,09 por ciento de la porción de la nación en la compañía, que es de un 57,66 por ciento.

 El ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas había anticipado que la segunda etapa del proceso iniciaría el lunes pasado. Pero el funcionario admitió que el cronograma está detenido a la espera de que la Superintendencia de Industria resuelva un recurso de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), que apeló la decisión del organismo de que la compañía tendría que vender algunos de sus activos para no afectar la libre competencia en el sector energético en caso de comprar a Isagen. "Ya se tiene un cronograma tentativo (...) es un tema de semanas, no puedo dar fechas porque precisamente quiero dialogar primero con la Superintendencia", dijo Cárdenas, tras abstenerse de revelar cuándo se iniciará la segunda fase. Cárdenas enfatizó en que el proceso de venta de Isagen es irreversible, saliendo al paso de temores del mercado de que no se lograría cumplir con la fecha establecida por el Gobierno para terminar la venta, prevista para finales de abril.

 

 APETECIDA Y ACCIDENTADA

"Es un proceso que ya tiene una dinámica grande, que tiene sobre todo inversionistas que están muy interesados, sabemos que hay apetito", agregó Cárdenas. No obstante, la venta ha enfrentado varios obstáculos.

 La Superintendencia de Industria también condicionó a mediados de enero la eventual compra de la firma -la tercera mayor generadora de electricidad del país- por parte del holding de inversiones Grupo Argos, al opinar que también podría afectar la libre competencia en el mercado, ante lo cual el grupo desistió de ofertar en el proceso.

La intención de venta de la eléctrica también tuvo que sortear una demanda del tribunal Superior de Cundinamarca que buscaba detener la venta por acusaciones de que vulneraría el acceso a los servicios públicos, al patrimonio de la nación y la seguridad nacional.

Previamente, Isagen fue puesta en venta entre el 2007 y el 2010 durante el Gobierno del presidente Álvaro Uribe, pero el proceso fue suspendido por la proximidad del fin del periodo del mandatario, que prefirió dejarlo en manos de su sucesor, Juan Manuel Santos. Varias firmas internacionales dijeron que estudian participar en la puja por Isagen, como la chilena AES Gener y la brasileña Companhia Energética de Minas Gerais, Cemig.

Pero analistas resaltaron que una eventual demora en el proceso podría afectar el interés de los oferentes, en medio de la actual coyuntura internacional en las que las condiciones de financiamiento se han dificultado por la alta volatilidad. "La turbulencia en los mercados emergentes en el último mes y medio ha hecho que las condiciones de mercado vayan cambiando cada vez más y en la situación actual puede ser más difícil atraer a inversionistas extranjeros que antes pudieron estar más interesados", opinó Andrés Pardo, gerente de estudios económicos de la financiera Corficolombiana.

A ello se suma el hecho de que las elecciones a la presidencia, previstas para el 25 de mayo, puedan afectar el negocio en caso de prorrogarse el plazo de la venta. "Estamos cerca de las elecciones y eso puede terminar de hacer mucho ruido, que si bien no frenaría la venta, puede dar un mal ambiente sobre ella", dijo Juan David Ballén, analista de la correduría Alianza Valores. La incertidumbre en torno al negocio se ha sentido sobre el precio de la acción de Isagen en la bolsa colombiana, que el martes se desplomó un 3,65 por ciento a 2.900 pesos, alejándose del valor que estableció el Gobierno para la venta de su participación, de 3.178 pesos.

REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido