Sigue la puja entre Gobierno y Novartis por el precio de Imatinib, medicina para el cáncer

Cada tableta de 400 milígramos de Glivec vale $129.000 (US$43). El gobierno ofreció a Novartis hasta US$18,5 por tableta y la farmacéutica no acepta.

Novartis

Novartis no contempla aun bajarle el precio a Imatinib, medicina para el cáncer.

EFE

Empresas
POR:
reuters
mayo 18 de 2016 - 11:22 a.m.
2016-05-18

Colombia tendrá abierta la puerta por un tiempo prudencial para negociar el precio de un medicamento contra el cáncer producido por la farmacéutica Novartis, pero si fracasa declarará de interés público la patente para permitir a otros laboratorios fabricar y comercializar la droga, dijo el ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

El medicamento que ha provocado la disputa es Imatinib, producido por la farmacéutica suiza bajo la marca Glivec o Gleevec, altamente usada y efectiva para tratar la leucemia mieloide crónica y otras clases de cáncer.

"No hemos cerrado la puerta a una negociación, la mantenemos abierta, pero no por mucho tiempo", dijo en entrevista con Reuters el ministro Gaviria, quien admitió que su oficina trabaja en un acto administrativo que declararía por primera vez en la historia de
Colombia el interés público de una patente si no hay acuerdo.

Si se declara la licencia obligatoria, Novartis tendría el derecho de cobrar cuotas compensatorias a Colombia.

Cada tableta de 400 milígramos de Glivec tiene un costo de 129.000 pesos (43 dólares). El gobierno ofreció a Novartis hasta 18,5 dólares por tableta, pero la farmacéutica no ha aceptado.

"Ellos han sido bastante reticentes y no han querido decir nada (...) dicen que no negocian bajo la amenaza de una licencia obligatoria", aseguró Gaviria.

La empresa dijo desde Suiza que está buscando una solución que beneficie a los pacientes y al sistema de salud.

Fuentes del Gobierno dijeron que el plazo límite para llegar a un acuerdo con Novartis sería el último día de mayo.

La declaratoria de interés público con fines de licencia obligatoria es una medida para corregir abusos del derecho de patente y prácticas anticompetitivas permitiendo hacer versiones genéricas baratas de medicamentos considerados de vital importancia para la salud, sin consentimiento de los titulares. Brasil, India y Tailandia recurrieron en el pasado a la declaratoria de interés público en medio de disputas con farmacéuticas para bajar los precios de medicamentos.

Gaviria dijo que el Glivec ha sido sometido a control de precios, pero sigue siendo costoso para un país de ingresos medios y con un sistema de salud al borde de la quiebra.

Inicialmente el Imatinib, usado por unos 2.500 pacientes de cáncer en Colombia, no tenía patente por lo que laboratorios de genéricos entraron el medicamento con costos hasta 197 por ciento más bajos, hasta que Novartis logró la concesión por seis años en el 2012, lo que implicó la salida de los competidores.

La posibilidad de que Colombia declare de interés público la patente del Imatinib ha provocado voces a favor y en contra. Mientras que académicos respaldan la medida, funcionarios del Congreso de Estados Unidos han advertido que esa decisión viola los derechos de propiedad intelectual y tratados de libre comercio, por lo que los intereses de Colombia en Washington podrían verse perjudicados.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió al Congreso más de 450 millones de dólares para apoyar un proceso de paz del gobierno de Colombia con la guerrilla de las FARC. "Los países son autónomos, las licencias obligatorias hacen parte de la institucionalidad o las reglas de juego de todos los países, son excepciones de los tratados de libre comercio", sostuvo el ministro Gaviria.