Sigue el retraso en mezclas de biocombustibles

Gremio exige que se cumplan políticas de Estado, pues proyectos en marcha deben recuperar lo invertido.

Los cultivadores de palma de aceite y los productores de caña han invertido unos US$ 2.000 millones para las mezclas.

Archivo Portafolio.co

Los cultivadores de palma de aceite y los productores de caña han invertido unos US$ 2.000 millones para las mezclas.

Empresas
POR:
abril 20 de 2013 - 11:41 p.m.
2013-04-20

Los productores de biocombustibles urgieron al Gobierno a superar el letargo en el que ha caído el proceso de incremento de las mezclas de estos productos en el combustible que se comercializa para los vehículos que se movilizan con gasolina corriente y los que se ‘alimentan’ con diésel.

Jorge Bendeck, presidente de la Federación de Biocombustibles (Fedebiocombustibles), dice que tras el “golpe en la rodilla” que se les dio a las políticas del sector, por cuenta de la negociación del TLC con la Unión Europea, el incremento en las mezclas se ha frenado y no hay señales estatales para impulsar la industria, pese a que los motivos ambientales, de generación de empleo y de bajar la dependencia del petróleo, siguen vigentes.

Según el directivo, a pesar de que se han invertido unos 6.000 millones de pesos para probar mezclas del 20 por ciento de etanol y que se alista una prueba para correr 50 carros bajo estas condiciones en diferentes alturas y climas, las definiciones estatales han sido ambiguas.

“El Gobierno sacó un decreto que dice que la política sigue, pero que las mezclas están sometidas a respuestas técnicas y a la capacidad de producción”.

El problema, según Bendeck, es que el cambio será más lento de lo esperado, aunque las inversiones del sector privado se han ajustado al documento Conpes, con un acumulado de 2.000 millones de dólares, tanto por los productores de caña como los cultivadores de palma de aceite.

Dice que la palma sembrada en los Llanos es para el 20 por ciento de mezcla y que las inversiones se hacen con la certeza de que el Gobierno va a incrementarlas. En el país, los costos del etanol son más altos que en Estados Unidos y Brasil.