El sistema eCall llegaría a Colombia en el 2018

Este mecanismo reduce el tiempo para atender un accidente por parte de los servicios de emergencia, mejorando la gestión de ayuda en un siniestro vial.

Empresas
POR:
julio 30 de 2015 - 10:12 p.m.
2015-07-30

Todos los modelos nuevos de carros y furgonetas comerciales ligeras tendrán que estar equipados con el dispositivo ‘eCall o llamada automática de emergencia’ a partir del 31 de marzo del 2018, así lo determinó el Parlamento Europeo (PE) en abril de este año.

Los eurodiputados también incluyeron la obligación para la Comisión Europea (CE) de evaluar en los tres años siguientes a esta fecha, si se debe incorporarse a otros, como autobuses o camiones.

El hecho de implementar esta técnica de seguridad terciaria en esta clase de automotores en la Unión Europea (UE) contribuirá a mejorar la seguridad vial en los 28 Estados miembros. Según datos del PE, los accidentes de tráfico les costaron la vida a 25.700 personas en la UE en el 2014, una cifra que los nuevos dispositivos podrían reducir un 10 por ciento anualmente.

Las estimaciones que tiene la CE sobre los beneficios que traería este mecanismo indican que cerca de 2.500 vidas se salvarían al año con su implantación. En cuanto a la llegada al mercado latinoamericano de este desarrollo tecnológico, José Luis Porras, jefe comercial de Volvo Cars Colombia, indica que “el sistema ya funciona en Brasil y Chile, mientras que para el mercado colombiano planificamos que esté disponible para el segundo semestre del 2018”.

Entre tanto, Sebastián Rocha, director de Estrategia, Producto y Precio de Autogermana, indica que “es factible poner este mecanismo en los autos colombianos siempre y cuando se superen algunos asuntos de infraestructura del país. Además observa, que “los vehículos que del Grupo BMW se venden en Colombia todavía no incluyen esta tecnología, la cual sí está disponible en el mercado europeo y norteamericano”.

¿En qué consiste?

Es un dispositivo que llama a los servicios asistenciales de forma automatizada cuando el vehículo ha sufrido una situación de emergencia, generalmente una colisión. Para que funcione no se requiere de infraestructura especial, debido a que opera con una Sim Card normal asociada a un operador de telefonía celular local, indica Porras.

No obstante, cada fabricante tiene su propio mecanismo y características, que además van evolucionando con el tiempo incluyéndole matices para diferenciarse de sus competidores. Sin embargo, el procedimiento que se utiliza es prácticamente el mismo en todos los casos: Los sensores del vehículo detectan indicios de que se ha producido una colisión; se activa y utiliza un teléfono móvil, ya sea integrado o externo, para ponerse en contacto con el servicio de atención de emergencias, suministrándole a los operadores de los Puntos de Respuesta de Seguridad Pública (PSAP) los datos del vehículo, la hora, la información relativa a la severidad de la colisión y la posición del carro, basándose en los datos que le aporta el GPS integrado.

Un operador del PSAP se pone en contacto con los ocupantes para confirmar que efectivamente se trata de una emergencia y obtener, si es posible, información adicional. Dependiendo del fabricante, la transmisión de la información se realiza por medio de un método integrado en el vehículo o accediendo al teléfono móvil vinculado por Bluetooth con el mecanismo de audio del automotor.

Igualmente, según el ensamblador, esa llamada se realiza con locuciones grabadas, incluso en varios idiomas, aunque también se prevé que puede ser mediante una simple transmisión de datos en un formato estandarizado, usando el protocolo in-band modem de Qualcomm, que es de código abierto.

¿Cómo se implementaría?

Volvo ofrece el eCall como un valor agregado de marca, existe un costo, pero que no impactaría en un alto grado sobre el precio final de los automotores. En los autos de esta marca, funcionaría a través de la aplicación ‘Volvo On Call’, que es una ayuda muy oportuna para el propietario del vehículo, porque tiene un GPS y la tecnología GSM.

“A través del sistema, el cliente tiene acceso a nuestro personal calificado del centro de llamadas, que está disponible y preparado las veinticuatro horas del día para enviar la ayuda adecuada a su posición, en caso de situaciones de emergencia o si ha tenido problemas en la carretera”, precisa Porras.

Con respecto a los vehículos del Grupo BMW, son las mismas marcas BMW y MINI las que incluyen de fábrica esta ayuda.

Al presentarse una eventualidad, este servicio se pone en contacto automáticamente con el ‘Call Center BMW Connected Drive’, a través de una unidad de teléfono a prueba de accidentes, instalada permanentemente en el carro, sin tener que utilizar el propio teléfono del conductor.

En caso de activación de las bolsas de aire, personal especializado establece comunicación con el conductor para informar a los servicios de emergencia, mientras la misma conexión, transfiere simultáneamente la posición exacta del vehículo y otros datos relevantes como el riesgo de lesiones, número de ocupantes, el modelo y el color del vehículo para que se preste atención inmediata. La llamada de emergencia también puede iniciarse manualmente a través del botón SOS, ubicado en el tablero de control superior.

En términos generales, se trata de una iniciativa de la CE para reducir el tiempo que pasa entre que se produce la situación y que los servicios de emergencia tienen conocimiento de ella, mejorando así la gestión de la ayuda durante la llamada hora de oro que sigue a un siniestro vial.