Con ‘software’ criollo, ellos se metieron en Sillicon Valley

La firma 100% colombiana ya juega en las grandes ligas de la tecnología. En el 2015 montó sedes en Londres, EE. UU., Alemania y Sao Paulo y espera facturar 80 millones de euros, con un 40% de crecimiento.

El vicepresidente de Bizagi para América Latina explica que aunque reportan en euros, la devaluación del peso se compensa porque

Archivo particular

El vicepresidente de Bizagi para América Latina explica que aunque reportan en euros, la devaluación del peso se compensa porque

Empresas
POR:
noviembre 09 de 2015 - 12:55 p.m.
2015-11-09

Bizagi no solo ha sobrevivido 25 años produciendo software empresarial 100 por ciento colombiano en un ambiente de alta competencia, sino que evolucionó a tal punto que se vio obligada a cambiar su casa matriz de Bogotá a Londres y a fundar sede en el propio Silicon Valley, donde está la elite de la tecnología mundial. Como quien dice, se le metió a la fiera en la propia madriguera.

Este año, cuando llega al cuarto de siglo de vida, su facturación alcanzará los 80 millones de euros, con un crecimiento cercano al 38% con relación al 2014 y ambiciona aumentar las cifras en un 40% para el 2016. Su vicepresidente para América Latina, Juan Manuel Mogollón, revela que se viene un auge para la próxima década por cuenta de lo que se considera una segunda ola del negocio digital que surge de la necesidad de mejorar la experiencia del cliente.

En su caso, ¿cómo se siente el efecto de la segunda ola digital?

De varias maneras. Por ejemplo, este año una de las cosas que hicimos fue abrir operaciones en Silicon Valley (Estados Unidos). Es un orgullo que una empresa con software netamente colombiano tenga sus oficinas principales en EE. UU. e Inglaterra.

¿Por qué llegaron allí?

En EE. UU. abrimos a principios de este año porque nos están apareciendo clientes como L’Oréal, OXY, GE, el banco agrícola AG y otras firmas del mismo calibre que demandan servicios. Sobre todo en los países desarrollados, los clientes dicen: “Me gusta su producto, pero acá, y quiero que me facture acá. Y cómo les dices a GE o a la Agencia Geoespacial Británica que no, cuando te compran muchas cosas.

En México estamos empezando a tener también una atracción muy interesante de clientes como Válvulas Urrea. También, las universidades públicas de ese país trabajan todas en consorcio, y por legislación gubernamental tuvieron que implementar unos procesos de atención específica a todos los estudiantes, lo cual los obligó a automatizar procesos; por eso un instituto que se llama Mintic nos llamó.

¿Tienen plan de llegar a otros países?

Este año también abrimos oficina en Sao Paulo, ya había oficina en España e Inglaterra, y estamos en proceso de ir a Alemania.

¿Siguen siendo una firma netamente colombiana?

Ciento por ciento colombiana y el producto es hecho acá por ingenieros locales.

¿Cuánto facturan?

Este año estamos llegando casi a los 80 millones de euros. En el 2014 se creció 38 a 39 por ciento.

Veníamos en un crecimiento saludable, del 8 al 10 por ciento, pero nunca había sido de este calibre. Por eso hablo de una segunda ola entre el 2014 al 2015.

¿Qué perspectivas ve?

Si todo sale bien, llegamos a un 40% de crecimiento este año y para el 2016 le apostamos por lo menos a un 30% en la región y en Colombia, donde facturamos cerca de 12 millones de euros.

¿Latinoamérica cuánto factura?

Históricamente hemos sido la mitad de la facturación, pero en los dos a tres últimos años, por la expansión regional, ya estamos reduciendo nuestra participación. Este año deberíamos cerrar con en cerca del 35%, pero sin disminuir el valor en ventas.

¿Qué parte de eso es colombiana?

Colombia representa un 25 a 28 %, pero hay facturaciones hechas acá para países cercanos. Nosotros le facturamos desde acá a Ecuador, Panamá y República dominicana.

¿En cuántos países están?

Una cosa es dónde tenemos oficinas, y otra dónde tenemos clientes. Tenemos clientes hasta en Japón, Arabia y Suráfrica. Por ejemplo, Old Mutual es un muy buen cliente nuestro a nivel global, y su sede queda en Surafrica.

En América Latina cubrimos prácticamente todos los países y en todos hay varios clientes.

Fácilmente tenemos clientes en 35 a 40 países a los que les facturamos, y en cuanto a empresas que hayan descargado nuestros software, cubrimos más de 80 países.

Nuestro producto tiene varios componentes: el primero lo puedes bajar gratis de nuestra página web y está llegando a cuatro millones de descargas, que es un número significativo para un producto que no es de consumo masivo, sino empresarial. El otro es el producto por el que sí pagan nuestros clientes corporativos.

¿Cuántos clientes de los que pagan tienen?

Estamos llegando a 500.

¿Cómo es la relación entre la casa matriz y Colombia?

Hoy día somos una subsidiaria de ellos. La empresa fue fundada en Colombia, por colombianos, con software hecho acá, pero el crecer nos obligó a reestructurar y a pasar la sede principal a Inglaterra, hace cinco a seis años. No obstante, sigue siendo ciento por ciento colombiana.

¿Qué otros proyectos hay?

Tenemos tres planes: uno, continuar mejorando el producto. Dos, ampliar cobertura de clientes empresariales, lo cual tiene dos maneras de hacerse: con presencia directa y con alianzas. Además, en el 2016 vamos a tener un foco muy agresivo en buscar representaciones y socios en otros países.

¿Dónde más les interesa entrar?

En América Latina, es lógico que nos interesa penetrar más en México y Brasil, por el tamaño de sus economías.

En Europa, se está abriendo una oficina en Alemania y vemos muy buenas oportunidades en Francia, igual que en Estados Unidos.

@nesperiodista