Estos son los planes de Ramo, luego del recorte

La compañía amplía capacidad en 48 por ciento. Busca modernización que aumentará producción y que contempla reestructuración de fábricas.

Germán Martínez (der.) director general de Ramo, junto a Santiago Molano, director de Asuntos Corporativos.

Archivo particular

Germán Martínez (der.) director general de Ramo, junto a Santiago Molano, director de Asuntos Corporativos.

Empresas
POR:
mayo 22 de 2015 - 11:38 a.m.
2015-05-22

Luego del recorte de 320 empleos hace unas semanas, la empresa de alimentos Productos Ramo aumentará en 48 por ciento su capacidad de producción mediante la aplicación de un plan de modernización.

Dicho plan contempla la inversión de 20 millones de dólares en una planta en la Zona Franca de Occidente, que comenzará a operar a finales de este año.

Así mismo, comprende la reestructuración de sus fábricas actuales, ampliar una línea de producción en su planta de Caldas, en Antioquia, lo que también le implicará recursos adicionales cercanos a los 3 millones de dólares.
Así lo afirmó su nuevo director general, Germán Martínez.

El año pasado, pese al crecimiento de las ventas, la firma perdió 19.000 millones de pesos a causa de ajustes internos.
Las ventas de la empresa crecieron 12 por ciento, hasta 350.000 millones de pesos, lo que le permitió aumentar su participación en el mercado de ponqué en cuatro puntos frente a sus competidores.

Según Martínez, Productos Ramo se encuentra en una situación financiera sólida y con un nivel de endeudamiento saludable, menor al 10 por ciento de sus activos.

Tras el proceso de ajuste, dijo el directivo, la empresa quedó con una nómina de 3.500 empleados.

En el primer trimestre de este año, dijo Martínez, se mantiene el crecimiento de dos dígitos en las ventas, en tanto que por el lado comercial Productos Ramo avanza favorablemente.

Para este año, la compañía lanzó donas, ramitos con chips de chocolate y en pocos días presentará al mercado platanitos de sal y de dulce con la marca Ramo.

La empresa también tiene planes de fortalecerse en su negocio de restaurantes, con Picaflor. Hoy completa tres puntos en Bogotá.

El directivo dijo que Ramo no tiene interés de cambiar de dueños y seguirá en manos de los descendientes del fundador, Rafael Molano.

Internamente, trabaja para que tenga un perfil más corporativo y garantice su crecimiento en el tiempo, dado que en la familia ya está la tercera generación.

Parte de los cambios es que la segunda generación tenga tres miembros en la junta directiva. Otros tres son externos: Luis Ernesto Romero, experto en firmas de familia; Ricardo Obregón, expresidente de Bavaria, y Julián Jaramillo, hoy presidente de Alfagrés y expresidente de Alpina.

ECONOMÍA