Story Inc., en la tarea de armar historias de negocios

Desde hace tres años, la firma ofrece a las organizaciones ‘Storytelling’. Según su fundador, Leonardo Aguirre, es una herramienta para construir una narración corporativa sólida con el ánimo de difundirla hacia adentro y hacia afuera.

Leonardo Aguirre, fundador de Story Inc.

Abel Cárdenas / Portafolio

Leonardo Aguirre, fundador de Story Inc.

Empresas
POR:
agosto 23 de 2014 - 12:29 a.m.
2014-08-23

A muchas empresas y productos se les atribuye el éxito porque ‘echan bien el cuento’. Y, a eso, es a lo que se dedica Story Inc., especializada en asesorar a compañías para que construyan historias de negocios.

El fundador es Leonardo Aguirre, quien desde su empresa promueve en Colombia lo que en Estados Unidos y Europa se conoce como Storytelling, una técnica que se fundamenta en la estructuración historias en las empresas.

El experto explica en qué consiste está práctica.

¿Qué hace Story Inc.?

Es una compañía especializada en una disciplina de comunicación que se denomina el Storytelling.

¿Por qué surge?

Vimos la necesidad de que las organizaciones y las marcas cuenten bien su historia.

Si bien todas las organizaciones dicen que tienen un ‘cuento’ bien armado, en la medida en que indagamos e investigamos sobre esta disciplina que no es nueva nos dimos cuenta de que hay una metodología que trasciende un buen guión de comunicación. Nuestro propósito es guiar a los líderes de las organizaciones en la construcción de una plataforma integral.

¿Tiene que ver más con lo corporativo que con un producto, por ejemplo?

Las historias tienen el mérito de tocar transversalmente todos los aspectos de la organización. Sin embargo, lo que hemos venido descubriendo es que entre mejor está contada la historia desde adentro, mejor contada está hacia afuera.

Cuando la organización entiende la historia que quiere contar, entiende cuáles son las razones, cuál es la visión, cuál es el propósito de lo que hacen. Así, cuando las marcas empiezan a hacer su aparición en el mercado, por más que le hablen a un nicho específico lo que hay es una gran historia detrás que acompaña la intención que tiene una marca.

¿Qué hay detrás de las historias que se construyen?

Son un puente que une la imaginación y la memoria con las emociones. Eso es lo más importante del Storytelling.

Logramos una gran fuerza argumental que conecte con las emociones de ciertas audiencias y, desde ahí, se permite que esas audiencias hagan parte de esas historias.

¿Cómo se vincula el concepto de la fuerza argumental?

Los orígenes del Storytelling tienen que ver más con las artes escénicas. Y de ahí se parte a la narración hacia públicos particulares. En el fondo detrás de una fuerza argumental está la razón de lo que se hace. En casos analizados, la gente cree que tiene cosas interesantes para contar, pero quizás solamente tiene fragmentos y es necesario armarla toda.

¿Con quién han trabajado?

Con Unicentro, la Superintendencia de Industria y Comercio, Syngenta, Vecol, Frisby. Con Shell también construimos “Los grandes del camino” para los camioneros.

¿Terminan siendo puente hacia el consumidor final?

No es nuestro foco, aunque ocurre. Lo que hacemos, en calidad de consultores estratégicos, es diseñar esa plataforma narrativa para que el cliente termine gestionándola con sus especialistas.

¿Cómo se materializa la historia ya armada?

Con los clientes nos sentamos a conocer sus problemática y sus inquietudes y generamos talleres al interior de las organizaciones para debatir entre todas las áreas y entender la historia preponderante. Esto puede estar reflejado en videos institucionales, en libros, en un discurso del presidente, en un gran suceso que se convierte en un hito para la organización. Todo depende de lo que quiera que compartir con sus colaboradores o sus grupos de interés.

La multiplicidad de perspectivas que tiene es lo que le da al Storytelling un gran valor. Las organizaciones ven que se convierte en un eje integrador muy importante para cualquier tipo de iniciativas que exista en la empresa una historia arraigada. Eso permite que todos hablen de un mismo relato.

¿Y cuándo la historia no es tan buena?

No se trata de contar historias de fantasías cuando las cosas son difíciles. Se trata de saber cómo argumentar las decisiones que se toman y cómo se construye una historia de realidad en torno a ellas. Procuramos que sean historias que permitan visualizar un futuro mejor, pero eso no significa desconocer lo complejo.

congom@portafolio.co