Sudamérica, la apuesta de BBVA para liderar en banca digital

El ambicioso proyecto tiene puesto los ojos en Colombia y en Chile, principalmente, dos de los países con mayores posibilidades de captar clientes en el mercado continental.

El BBVA además seguirá abriendo oficinas en los siete países sudamericanos donde opera.

Archivo particular

El BBVA además seguirá abriendo oficinas en los siete países sudamericanos donde opera.

Empresas
POR:
septiembre 11 de 2014 - 09:13 p.m.
2014-09-11

El banco colocará 1.700 millones de dólares más de los 800 millones que ha invertido en Sudamérica, en sólo 18 meses, para ser líder de la banca digital en 2016 y contribuir al desarrollo del sistema financiero en una de las zonas del mundo con mayor potencial de crecimiento económico.

Así lo expresó el consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, quien adelantó que el banco espera triplicar el número de clientes digitales hasta seis millones y multiplicar por cuatro los usuarios de telefonía móvil.

El BBVA además seguirá abriendo oficinas en los siete países sudamericanos donde opera, con énfasis en Colombia y Chile, mercados con grandes posibilidades de captar clientes, después de haberse ganado el título de ser el banco mejor valorado en Argentina y Perú.

Cano presentó previamente la evolución del plan 2013-2016 para Sudamérica, una región que está en condiciones de aportar de “forma sostenida a lo largo del tiempo” entre el 30 y 35 por ciento del beneficio al grupo financiero español.

La estrategia, conformada por un total de 2.500 millones de dólares para el trienio 2013-2106, va dirigida en un 40 por ciento a proyectos tecnológicos y el 60 por ciento restante a infraestructuras y redes de distribución.

“El objetivo es crecer cuatro veces en cuanto a clientes de móviles y en el mundo de internet triplicarlos. Tenemos objetivos muy ambiciosos que se están cumpliendo más rápido de lo que pensábamos”, dijo Cano.

El plan estratégico, según el consejero delegado, permitirá “incrementar la cuota de negocio”, que actualmente es del 10,6 por ciento, “mejorar el ratio de la eficiencia, ese porcentaje de costes sobre ingresos que ya está en el 42 por ciento” y “atraer muchos más clientes, no solo convencionales, sino por internet y móviles”.

Algunos datos que empujaron esta apuesta por Sudamérica son la reducción de la pobreza en la última década del 42 al 33 por ciento, el incremento de la clase media del 45 al 60 por ciento y una penetración de internet de hasta el 52 por ciento en 2013.

“Sabemos que hay una desaceleración de las economías, pero el potencial de crecimiento a futuro de América del Sur sigue permaneciendo intacto”, comentó Cano.

Reconoció que la desaceleración de China, que ya no crece por encima de los dos dígitos de otros tiempos, “afecta a América del Sur”, donde también la mayoría de los países han reducido el ritmo.

A su juicio, “lo fundamental es asegurar el potencial de crecimiento a largo plazo, se irá recuperando el crecimiento y volverán a crecer al nivel que esperamos”, argumentó.

El alto directivo agregó que otro factor de confianza es la Alianza del Pacífico, formada por México, Colombia, Perú y Chile, naciones que miran a Asia.

“Podemos acompañar a nuestros clientes en su viaje. Ellos conforman la sexta mayor economía del mundo”, matizó sobre el potencial que ofrece la Alianza.

Asimismo habló de la volatilidad que viven los países durante sus procesos electorales, pero señaló que “la evolución en general es muy buena”; por eso remarcó que el BBVA está en Sudamérica también para “empujar la institucionalidad”.

Sobre Venezuela y Argentina, los más inestables y donde también opera BBVA, el directivo comentó que una devaluación de la divisa les haría “ganar competitividad”, por lo que no se mostró preocupado ante la posibilidad de que las autoridades tomen esa medida.

“Nuestro banco en Argentina es el primero en recomendaciones de clientes y Venezuela está el segundo”, detalló sobre su operación allí.

En relación al impedimento de repatriar capitales desde Venezuela, aclaró que para el BBVA “no tiene gran impacto” porque es un grupo diversificado, para aseverar que “cuando se empiecen a tomar decisiones veremos una Venezuela distinta”.

“Lo que vamos a seguir haciendo es apostar por esta región como uno de los grandes contribuyentes a la generación de valor”, concluyó Cano, al recordar que el resultado del BBVA en Sudamérica fue en el primer semestre de 2014 de 483 millones de euros, un 18 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

El BBVA tiene 15,8 millones de clientes en América del Sur, 1.626 oficinas y 29.278 empleados.

EFE