‘Los sueños se construyen con lo que tienes ya en tus manos’

Hace 50 años, solo las ‘hadas madrinas’ tenían licencia para cumplir sueños a la gente. Hoy Karina Sterling, sin barita mágica, ‘se aparece’ en su smartphone para ayudarle a realizar sus deseos. Esta es su historia.

Karina Sterling, la soñadora detrás de Making Dreams.

Archivo particular

Karina Sterling, la soñadora detrás de Making Dreams.

Empresas
POR:
marzo 05 de 2015 - 07:09 p.m.
2015-03-05

Karina Sterling estaba cansada de cargar sobre su espalda historias de vida y muerte. La reinserción del Bloque Catatumbo, de las AUC, llenaba de luz y sombra las calles de Medellín, un momento que esta comunicadora social y periodista reseñó en su documental ‘Camino al Perdón’.

Sin embargo, su brújula aun no le indicaba cuál era la dirección a seguir. Sería el periodista Héctor Rincón quien, más tarde, cuestionaría su trasegar: “¿quieres seguir hurgando en el dolor del país?”, le preguntó en una ocasión. Karina comprendió que era hora de cambiar de rumbo.

Dejó de discutir sobre perdón y olvido y empezó hablar de cómo construir sueños. Así nació su programa en Telemedellín en 2012, de diez capítulos. Allí, invitaba a personajes famosos y anónimos para que contaran cómo lograron hacer realidad lo que soñaban y hablaba de los pasos a seguir para que todos pudieran realizar sus deseos.

Pero la paisa sabía que este capítulo tendría un final cercano, aunque se sintiera feliz. Fue entonces cuando decidió convertirse en arquitecta de los sueños de los demás. De ese proyecto surgió Making Dreams.

¿QUÉ ES MAKING DREAMS?

“La idea es ayudar a la gente a construir su sueño con lo que tiene, llevándolos a redescubrir sus talentos, enseñándolos a manejar el tiempo con inteligencia y lograr que crucen del miedo al amor”, asegura Karina.

Buscando materializar estos objetivos, creó el ‘lienzo de los sueños’, un pliego disponible en web y en ‘app’ en el cual la gente se organiza en un plan para realizar lo que más desea: desde ser el próximo presidente hasta viajar a Balí, por ejemplo.

Donde esta comunicadora social ha dado pasos agigantados es en su deseo de acompañar a la gente que tiene planes y anhelos en proyectos empresariales. Al estudiar y analizar el mercado, se dio cuenta de que ese mundo estaba ávido de soluciones para lograr la mayor eficiencia de los empleados y la eficacia de las estrategias que provenían de sus departamentos de recursos humanos.

“Le ofrecemos a las organizaciones trabajar con sus empleados para que realicen lo que desean y les ayudamos en ese camino. De vuelta, las compañías conocen mejor a quienes trabajan para ellas, logran colaboradores más motivados, agradecidos y más productivos”, explica esta emprendedora.

Karina busca alianzas con otras empresas, con el objetivo de convertirlas en ‘constructoras de sueños’, así como ella. Si la meta del grupo de 30 personas con el que está trabajando es viajar a algún lugar, el paso a seguir es contactar a una aerolínea y ofrecerle esos 60 tiquetes potenciales a cambio de un precio u oferta. Ya con un paquete atractivo, lo presenta a la compañía en la que trabaja ese grupo de soñadores para que esa empresa les apoye en la medida de sus posiblidades.

A través de seis conferencias, talleres y la ‘Fiesta de los Sueños’, en la cual la gente ‘lanza sus deseos al cielo’ en globos de helio, la emprendedora cumple. Por eso, más gente busca a Making Dreams.

LA HISTORIA NO SIEMPRE FUE EXITOSA

Cuando esta comunicadora ya tenía marchando ‘Making Dreams’, buscó el apoyo de Apps.com, la estrategia del Ministerio de las TIC para impulsar las startups en el país.

Comenzó a trabajar en esta idea con tres personas, además de John Cardona -su asesor-. A mitad de camino, solo contaba con su asesor. Su equipo la había dejado ‘barada’, sus compañeros no cumplían con los plazos y, al final, dejaron de responder con las entregas que exigía el programa. Fue el momento de decidir si seguir adelante sola o ‘abandonar el barco’ igual que ellos.

John, quien ahora es su socio, cuenta que una de las razones por las que continuaron fue saber de ante mano que la startup era un negocio rentable y próspero. Por eso, y por lo que él considera es una ‘revolución humana’, Cardona se enamoró del proyecto. “Cuando lo conocí vi su potencial. Respondía a una tendencia que el mundo está viviendo hoy y es cómo la gente busca ser arquitecta de su propio destino, entonces supe que Making Dreams sería exitosa”, asegura.

El tema financiero llegó a ser un dolor de cabeza. No era sencillo y, aunque se ayudaron con la bolsa de dinero disponible en Apps.com y las herramientas para construir la startup que la iniciativa ofrece, encontrar recursos ralentizó el proceso. Al final del día, Making Dreams fue patrocinado por los bolsillos de Karina y John.

“Cuando uno es emprendedor le toca hacer de todo para poder vivir mientras se construye el sueño”, recuerda.

Hoy sigue trabajando con otros tres soñadores y la colaboración de Apps.com en el proceso de consolidación de la aplicación.

Quiere ayudar a los soñadores, no solo desde las empresas que los apadrinan, sino acompañarlos de manera individual. Su nuevo plan: consolidar la comunidad de soñadores más grande del mundo con la ayuda de las redes sociales.

SEIS CLAVES PARA EMPRENDER

Los seis pasos que Sterling enlista para quienes están pensando en crear su propia startup:

* Tener claro lo que buscan y cómo lo quieren lograr.

* Atesorar la musa que bombea el corazón de su sueño.

* Pasar del sentir al hacer.

* Tirarse al vacío sin protección.

* Atreverse a ser ambicioso y a creer que eso que sueña puede ser realidad.

* Calcular el riesgo que puede implicar lo que desea.