Supersociedades investiga irregularidades de grupo Prebuild

La sociedad extranjera Prebuild Colombia S.A., Pretek SAS y Prebuild Estructuras Metálicas SAS, habrían conformado el grupo sin haber hecho el debido registro que exige la ley.

Superintendencia de Sociedades

Archivo particular

Superintendencia de Sociedades

Empresas
POR:
agosto 05 de 2015 - 01:23 p.m.
2015-08-05

La Superintendencia de Sociedades decretó la apertura de una investigación administrativa tendiente a determinar la existencia grupo empresarial entre la sociedad extranjera Prebuild Colombia S.A. y Pretek SAS y Prebuild Estructuras Metálicas SAS, en calidad de subordinadas.

La entidad informó que la decisión también incluyó correr traslado al representante legal de Prebuild Colombia, de un cargo consistente en la no inscripción del grupo dentro de los 15 días siguientes a la notificación de la providencia.

La Superintendencia evidenció la presunta existencia de una situación de control y grupo empresarial conformada por Prebuild Colombia S.A., con domicilio en Portugal, en calidad de controlante o matriz de forma indirecta a través de la sociedad Prebuild Colombia SAS sobre las sociedades y Pretek SAS y Prebuild Estructuras Metálicas SAS.

Respecto de Pretek SAS, la situación descrita se configuró presuntamente el 16 de agosto de 2013, mientras que la de Prebuild Estructuras Metálicas SAS se originó el 5 de marzo de 2015, fechas en las cuales se inscribió el documento privado de constitución de las sociedades.

De acuerdo con el documento firmado por el superintendente delegado para Inspección, Vigilancia y Control, Andrés Parias Garzón, se observó que en ninguno de los registros mercantiles, figura inscrita la situación de control y grupo empresarial, como lo exige la ley.

También se evidenció unidad de propósito y dirección entre estas tres sociedades, teniendo en cuenta que sus actividades propenden a un objetivo en común y son complementarias. Adicionalmente, las subordinadas tienen miembros administrativos en común, configurándose la presunta existencia de un Grupo Empresarial.

De constatarse el incumplimiento de inscripción, la Supersociedades podrá imponer una sanción consistente en multa hasta por doscientos salarios mínimos, que superarían los 128 millones de pesos.