Suramericana le apunta a ventas por $ 7,2 billones en 2015

El directivo asegura que no hay nuevas compras concretadas, pero la intención es expandirse más hacia México, Chile y Perú y sacar nuevos productos. En el 2014 la facturación alcanza a $ 6,7 billones.

Gonzalo Alberto Pérez Rojas, presidente de Suramericana.

Néstor Alonso López/Portafolio

Gonzalo Alberto Pérez Rojas, presidente de Suramericana.

Empresas
POR:
diciembre 08 de 2014 - 09:43 p.m.
2014-12-08

Suramericana, la gigante del aseguramiento, que maneja el 26 por ciento de este mercado en Colombia, culminará el 2014 con una facturación de 6,7 billones de pesos, un resultado como para que la compañía que usa el tigre en sus piezas publicitarias celebre sus 70 años.

Su presidente, Gonzalo Alberto Pérez, habló con Portafolio sobre las miras de continuar con su expansión hacia fuera y dentro del propio país.

¿Cómo cierra Suramericana el 2014?

La facturación debe alcanzar los 6,7 billones de pesos –18.000 millones diarios– y aspiramos a cerrar como Suramericana, como subholding de seguros y seguridad social con unos 400.000 millones de pesos de utilidad. Es un 12 % de crecimiento frente al 2013.

¿Cuál es la estrategia para ese crecimiento?

Uno de los valores fundamentales desde el origen de esta compañía, en 1944, fue la visión de largo plazo, que implica mantener unos principios que hemos resumido en transparencia, respeto, responsabilidad y equidad. Cuando uno incorpora eso en su concepción de relacionamiento sabe que la única manera de hacerlo es creándoles valor a todos, incluyendo a los proveedores, a nuestros clientes y a la comunidad.

¿Qué viene en el proceso de internacionalización?

Estamos permanentemente pendientes de las oportunidades, sin el afán de tener que adquirir en X o Y país. No hay ningún negocio específico en la mira, pero México, Perú o Chile son países que quisiéramos sumarle al portafolio.

¿En cuál línea de negocios pudiera ser esa expansión?

Normalmente estamos hablando de seguros privados: de los seguros de vida y daños, o vida y generales. Creemos que en materia de canales de distribución, en productos familiares y empresariales para acompañar a nuestros clientes podemos expandirnos y sumar algún valor a lo que hacen las compañías en estos países.

¿De cuánto sería el crecimiento para el 2015?

Para el 2015 estamos previendo alrededor del 10 % en el total de la compañía, y en los seguros privados 8 %, aunque venimos creciendo del 10 al 12 %. Lo que pasa es que no queremos ser muy ambiciosos porque en este negocio lo que tenemos que cuidar es el relacionamiento de largo plazo. Todas las compañías crecerían en su producción a 7,2 o 7,3 billones de pesos.

¿Cuánto representan las ventas nacionales?

En seguros privados el país representa el 90 %, y en total, del 95 al 97 %. Lo demás viene de República Dominicana, El Salvador y Panamá.

¿Les conviene mejorar la facturación por fuera?

Uno se internacionaliza por varias razones: porque su capacidad de crecimiento en el país ya es muy limitada, pero ese no es nuestro caso: tenemos, grosso modo, el 23 % del mercado asegurador privado y todavía nos queda un campo de crecimiento. Dos, porque puede crear algún valor en otro país, y creemos que lo podemos hacer. Y tres, por dispersión del riesgo: lo óptimo sería casi que tener la mesa con las mismas patas, pero con los colombianos llevamos 70 años y tratar de producir otros 6 billones de pesos afuera no va a ser a corto plazo.

¿Hay previstas nuevas adquisiciones?

Preferimos un crecimiento más orgánico acá, con penetración en la población, sin descartar crecimientos no orgánicos. Y afuera, más inorgánico; ahí es donde Perú, México o Chile, por su estructura de economía, son interesantes para compensar.

¿Hay previstos nuevos productos?

Sí, acabamos de lanzar servicios para mayores de 60 años que no estábamos llenando con nuestra industria, con un nuevo plan de beneficios.

¿Hay que aumentar la edad de jubilación?

Matemáticamente es claro que con solo 20 a 30 años de aporte individual difícilmente se va a poder vivir 20 a 30 años, que es la esperanza de vida después de la jubilación hoy. Además, antes por cada pensionado había 20 aportantes y estos podían soportar a ese pensionado.

Hoy es muy difícil esa sostenibilidad, por ende vamos a tener que aportar por más tiempo y pensar que los niveles de ahorros van a tener que ser mayores durante nuestra vida activa.