Surge nuevo actor local de papas fritas

La empresa A.H.A., que promueve la marca Oliva Snacks amplía su producción y busca socio estratégico para consolidarse.

Augusto de Sola, gerente general y uno de los fundadores de Industrias A.H.A.

Mauricio Moreno/ Portafolio

Augusto de Sola, gerente general y uno de los fundadores de Industrias A.H.A.

Empresas
POR:
noviembre 21 de 2014 - 03:27 a.m.
2014-11-21

Aceite de oliva y sal marina son los ingredientes con los que una compañía colombiana se propone ampliar el mercado de las papas fritas y competir de ‘tú a tú’ con FritoLay, Yupi y Super Ricas.

Detrás de la iniciativa están los fundadores de Industrias A.H.A., Augusto de Sola, gerente general, y Vetto Gálvez, presidente de la Junta Directiva.

La compañía nació con un capital de 1.500 millones de pesos y cree que por su potencial es hora de encontrar un socio estratégico para que le dé el músculo suficiente para empezar a exportar su portafolio de papas fritas basado en el concepto saludable.

Gálvez señala que la planta que está en el barrio Las Ferias, en Bogotá y se ha quedado corta para cubrir la demanda.

“El éxito del producto ha superado todas las expectativas que teníamos sobre sí podía encajar en la sociedad colombiana”, explicó.

Hoy en día la planta tiene una capacidad de entre 75.000 y 100.000 bolsas mensuales y va a llegar a 1.200.000 con un nuevo equipo.

Augusto de Sola dice que desde el 10 de diciembre, la empresa comienza un plan de expansión para analizar algunos inversionistas que estén dispuestos a fortalecer la empresa. Entre sus planes está el montaje de una planta en Barranquilla, con el fin de contar con infraestructura para empezar a exportar.

Los empresarios estiman que se requiere de unos dos a tres millones de dólares adicionales.

“Estamos abiertos a escuchar y a hacer alianzas. Nosotros lo que estamos buscando es un socio estratégico para crecer”, indica de Sola.

La línea de Oliva Snacks se puede comprar en grandes superficies y tiendas de conveniencia. El consumidor al que va dirigido este producto es aquel que le gusta comer sanamente y de los estratos 5 y 6. También espera que el del nivel cuatro sea aspiracional.

“Mucha gente decidió dejar los snacks y con esta alternativa vuelve a la categoría por sus condiciones saludables”, dijo de Sola.

Una de las propiedades del producto es que se prepara en aceite de oliva, en una temperatura adecuada para que no pierda sus propiedades, destaca Gálvez.

Los sabores traídos de Alemania son naturales: vinagre, finas hierbas, pimienta, picante. Planea en el plan de expansión desarrollar, con las mismas características, una oferta más dirigida al público infantil con sabor a pollo y a limón.

También analiza la ampliación del portafolio hacia productos distintos a papas, teniendo el aceite de oliva como base.

EL MERCADO DE LOS PASABOCAS

La categoría de snacks, según Nielsen, está entre 1,3 a 1,5 billones de pesos al año. Los tres grandes jugadores son Frito-Lay, Yupi y Super Ricas. La mitad de toda la categoría es dominada por las papas fritas, dice Augusto de Sola.

Es decir, que solamente en este producto las ventas anuales ascienden a los 750.000 millones de pesos. Por compañías, más del 50 por ciento de ese mercado lo tiene Margarita (Frito-Lay).