Suspensión de Gibraltar podría encarecer gas en nororiente

La compañía que comercializa el combustible en Santander y Sur del Cesar, Gas Oriente, ha tenido que surtirse por La Guajira, lo que encarece el componente de transporte de la tarifa.

La gerente de Gasoriente, filial de Gas Natural Fenosa, Luz Nayibe Carrillo.

Archivo Particular

La gerente de Gasoriente, filial de Gas Natural Fenosa, Luz Nayibe Carrillo.

POR:
mayo 11 de 2014 - 07:34 p.m.
2014-05-11

La suspensión del suministro desde Gibraltar, que genera 36 millones de pies cúbicos de gas para el consumo del país, encarece los costos de transporte de este hidrocarburo al centro del país. Sin este campo en producción, Colombia requiere abastecerse del gas que genera el campo Ballenas, en La Guajira.

Esto podría generar un incremento en el componente de transporte en la tarifa del gas, en particular en el nororiente del territorio nacional. De acuerdo con la gerente de Gasoriente, filial de Gas Natural Fenosa, Luz Nayibe Carrillo, hasta el próximo mes no se conocerá qué tanto afectará ese sobrecosto, pero, de acuerdo con la Creg, en promedio el componente de transporte pesa 20 por ciento en la factura.

Sobre este tema y los resultados operacionales, la Gerente de la firma que suministra gas a Santander, el sur del Cesar, Magdalena y Bolívar, habló con Portafolio.

¿Cómo fue el 2013 para Gasoriente?
Terminamos con un cubrimiento de clientes del 97 por ciento en la zona de Gasoriente y tuvimos una utilidad de 18.867 millones pesos. Fue un año difícil en el sentido de que la cultura de las personas ha ido cambiando y los consumos de gas natural han disminuido.
¿Esa tendencia sigue en el primer trimestre del 2014?
Sí. Este año, por esa expansión de vivienda nueva, tenemos un incremento de 3.000 clientes en los primeros tres meses del año. Hemos hecho inversiones por 400 millones de pesos en nuevas redes, precisamente para darle gas a estos barrios, y tenemos una utilidad de 8.000 millones de pesos después de impuestos.
¿Qué tanto ha afectado la interrupción del suministro de Gibraltar?
Gas Natural Fenosa hace compras de Gibraltar y La Guajira, entonces si no hay Gibraltar, para el oriente, nos cubren por La Guajira. No hemos tenido ningún inconveniente.
Pero es más caro.
Sí, pero les garantizamos a los clientes el 100 por ciento del suministro, porque, como empresa de servicios públicos, debemos hacerlo.
¿Eso se traslada al consumidor?
Sí, los costos de la tarifa tienen un componente de transporte y eso va directamente a los usuarios, así como los costos de inversiones y mantenimiento que le haya aprobado la Creg a la compañía.
¿Y en cuánto ha aumentado la tarifa por eso?
No tengo el dato porque la información está a marzo y eso se reflejará es en abril. Normalmente, se traslada a la tarifa del mes siguiente.
¿Para qué son los nuevos créditos que reportaron ante la Superfinanciera?
Para varios proyectos. Este año tenemos un tema de religamiento del sistema en algunas áreas en Bucaramanga; son conexiones que se hacen en diferentes puntos para mejorar el flujo del gas. Ahí invertiremos 800 millones de pesos, que vamos a invertir este año con 7.000 metros de tuberías.

Vamos también a mejorar las condiciones de la red en algunos barrios, con inversiones de unos 150 millones, haremos una red nueva para conectar un proyecto de gas a Bucaramanga, de 700 millones de pesos, y atenderemos redes para nuevos clientes. En total serán 50.000 metros, con una inversión de 3.200 millones de pesos.
¿A cuánto asciende el plan de inversiones?
A 5.500 millones de pesos.

¿Cómo ve este año?
Nos ha ido bien porque en Bucaramanga se ha mantenido el crecimiento de viviendas nuevas. Adicionalmente, estamos trabajando en llevarles gas a barrios que se están legalizando en los municipios de Piedecuesta, Girón y Bucaramanga, y esto hace que mantengamos el crecimiento de clientes a pesar de que tengamos cubrimiento de 97 por ciento. En los últimos años hemos crecido en promedio en 8 mil clientes y ese ritmo se ha mantenido.
 

CAMBIOS EN EL CONSUMO
¿Qué ha cambiado en la cultura?

Los hábitos de alimentación. La gente ahora hace el desayuno en la casa, el almuerzo lo compra por fuera, y para la cena le es más fácil comprar en la esquina una pizza o un perro caliente. Es una tendencia que se ve en todo el país.
¿Eso no implica que suba el consumo en los locales comerciales?
No, porque normalmente son consumos de comidas rápidas de calle que utilizan gas de cilindro.

¿Qué reto les impone eso a las empresas de gas?
Tenemos que enfocarnos más en pequeños locales comerciales, que todavía están usando gas de cilindro, para que puedan tener una conexión, porque es un combustible más seguro y económico.

 

Nohora Celedón

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido