Suspenso en centros comerciales ante cierres de la cadena Ripley

Hay expectativa sobre quiénes ocuparán los megaespacios que dejan los chilenos. Se frustró la entrada de la mexicana Liverpool.

Ripley

La cadena Ripley está en el proceso de salida del mercado colombiano. Busca oportunidades en otros países.

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 29 de 2016 - 09:39 p.m.
2016-03-29

Seis centros comerciales del país están en suspenso por la suerte que tendrán los espacios que está dejando la cadena chilena Ripley. A estas alturas ya cerró el 50 por ciento de la operación.

El pasado 19 de marzo literalmente bajó el aviso en los centros comerciales Centro Mayor, del sur de Bogotá, Cacique de Bucaramanga y Oviedo de Medellín.

Entre tanto, los de Villavicencio y Neiva están programados para el próximo 18 abril.
Y, en línea con el cronograma, el último cierre es el del centro comercial Calima, para el próximo 18 de mayo.

Los espacios que dejan los chilenos no son para nada despreciables, teniendo en cuenta que sus tiendas por departamentos tenían el concepto de ancla o principal, de gran tamaño y generadoras importantes de tráfico en el centro comercial.

Portafolio indagó en los centros comerciales cómo han avanzado para elegir el reemplazo de Ripley y no hay mucha claridad al respecto.

En el caso de Oviedo en la capital antioqueña, y en Centro Mayor la particularidad es que los locales son propiedad de Ripley y se desconoce qué tanto ha avanzado en la operación de estos inmuebles.

Julián Mosquera, gerente del centro comercial Centro Mayor, explicó que hasta el momento no se sabe sobre la marca que ocupará el espacio.

“No sabemos todavía quién llegara”, señaló.

De todas maneras, dijo que para el centro comercial la primera semana de cierre de una tienda como Ripley no ha tenido un impacto para el desempeño del centro comercial porque “hemos tenido el mismo flujo de siempre y no ha tenido implicación. Por su puesto, para el tema de nuestra mezcla comercial una marca tan importante como esas que se va, definitivamente nos deja un vacío fuerte. Confiamos que en ese local sea apetecido y vengan marcas a tomar el espacio”.

Mosquera dice que Ripley, en su momento, tendrá que anunciar si vende o alquila el local y con quién hace el negocio.

Centro Mayor tiene 3,3 millones de visitantes al mes.

Respecto a Oviedo se ha hablado de que ya existen interesados y hasta en el sector se ha especulado sobre la posibilidad de que una marca como Zara se instale allí.

En el caso de Bucaramanga, Rafael Marín, directivo de Marval, la firma principal que está detrás del centro comercial El Cacique, dice que existen varios comerciantes interesados pero que hasta el momento no hay nada al respecto.

“Tenemos varias opciones que no están en Bucaramanga y hay mucho interés porque la plaza es atractiva”, señaló Marín. Esa tienda de Cacique Centro Comercial es de más de 7.000 metros cuadrados y tiene tres niveles.

CALIMA Y ÉXITO

Con los locales en los centros comerciales del Éxito, próximos a cerrarse, tampoco hay definición todavía.

“Los equipos de comercialización de ambos centros comerciales están enfocados en evaluar y concretar las mejores opciones para la ocupación de dichos espacios, para que, de acuerdo con las necesidades de nuestros clientes complementen positivamente la actual mezcla comercial que tenemos nos permitan ser competitivos en el mercado y potencializar las fortalezas que caracterizan a nuestros centros comerciales”, dijo Juan Lucas Vega, vicepresidente de inmobiliaria y desarrollo del Grupo Éxito al ser consultado hace unos días sobre la situación.

El directivo dijo que Ripley comunicó a Éxito su intención de finalizar las operaciones que tiene en San Pedro Neiva y Viva Villavicencio.

El centro comercial Calima, por su parte, el último programado para cerrar su operación, sigue en actividades promocionales para salir del inventario que ha llegado de los otros locales, lo que ha implicado mayor movimiento de compradores.

Desde los primeros días posteriores al anuncio de salida del país, las filas de compradores dispuestos a aprovechar las ofertas no se hicieron esperar.

En Semana Santa la oferta se concentraba en productos de grandes marcas con descuentos significativos.

Se cree que en el cronograma de cierres, la tienda de este centro comercial fue la última en cerrarse debido a que era considerada como la de mejor comportamiento en las ventas y en la rotación de productos para Ripley.

Se estima que el movimiento de visitantes alcanza 1,4 millones al mes.

Entre los comerciantes también hay expectativa sobre la nueva marca que se establecerá allí.

El hermetismo es total y, al parecer, todo se maneja desde Cali, donde La 14 adelanta contactos en calidad de único dueño de ese complejo.

CUESTIÓN DE REACOMODO

Sobre las consecuencias que trae para los complejos de comercio que una marca como Ripley deje seis megalocales vacíos en igual número de complejos, el presidente de Acecolombia, Carlos Hernán Betancourt, dice que es una situación que no debe ser motivo de alarma.

“Seguramente los centros comerciales tendrán la capacidad de ajustarse a las nuevas realidades y puede que eso tome unos meses”, señaló el directivo, al comentar que una situación de esta no debe generar preocupación.

Reconoció que la salida de un comerciante que opera como ancla no es fácil, es más evidente el vacío y más impactante para los visitantes .Afirma que si bien es un remezón fuerte y complejo, al mismo tiempo, se convierte en una oportunidades para que el centro comercial afine estrategias y renueve su espacio.

No deja negocios afuera

Luego de que se anunciara que la mexicana Liverpool no entrará a Ripley, la chilena estaría evaluando entrar a la carrera para adquirir las 117 tiendas Suburbia que tiene a la venta Walmart de México y Centroamérica (Walmex).

Así lo consignó Darío Celis, columnista del diario azteca ‘Excélsior’, citado por el El Mercurio de Chile.

Estaba proyectada una transacción cercana a 1.200 millones de dólares, que los mexicanos pagarían a los chilenos por 50 por ciento de la cadena.

Sin embargo, también trascendió que Liverpool buscaba adquirir más participación y tener el control, por lo que el negocio finalmente se frustró.

Dado el distanciamiento, tanto Ripley Corp. como la mexicana ya estarían evaluando por separado entrar en el negocio por adquirir las 117 tiendas de Suburbia que tiene a la venta Walmex.

También se ha dicho en el sector que Falabella también tiene interés en los locales que están en México. Se estima que es un negocio de US$1.000 millones.

congom@portafolio.co