Syngenta busca integrar sus mercados locales

Colombia, Perú, Venezuela y Ecuador son uno solo para esta multinacional suiza del agro.

La experiencia maicera de Venezuela, de alta producción y productividad, se está dando a conocer a los colombianos.

Archivo particular

La experiencia maicera de Venezuela, de alta producción y productividad, se está dando a conocer a los colombianos.

Empresas
POR:
octubre 04 de 2015 - 09:39 p.m.
2015-10-04

El intercambio de experiencias, para una integración más efectiva frente a problemas comunes del agro, es la propuesta que está ejecutando la multinacional suiza Syngenta en Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú.

Así, la compañía dará a conocer las soluciones planteadas y los casos exitosos que se han ejecutado en los países anotados.

“A Colombia, por ejemplo, podemos traer la experiencia agroexportadora peruana (espárragos, uvas, arándanos, etcétera), generada a partir del empresario del agro y la transformación de la agricultura de ese país; esta le servirá mucho al país”, indicó Mauricio Cárdenas, director comercial Andinos, de Syngenta.

El ejecutivo también relacionó el caso de los pequeños productores ecuatorianos, quienes han encontrado su éxito económico con nuevas tecnologías de producción, acceso al crédito y seguro agropecuario, entre otros elementos.

“Allí está, por ejemplo, lo que Colombia necesita hoy: conocer la experiencia de cómo ese país logró ser autosuficiente en producción de maíz.

“Los modelos son tanto para pequeños cultivadores como para la agricultura empresarial”, dijo Cárdenas.

Para este caso, en Colombia, la multinacional espera los cambios necesarios en los temas jurídicos, sumado a la inversión extranjera para el desarrollo maicero de la altillanura.

Las experiencias de Venezuela –pese a todos los inconvenientes que hoy tiene la producción agraria de ese país– están en el cultivo del maíz.

Paradójicamente, un grupo de cultivadores de cereales de Colombia visitó a sus homólogos del país vecino; la sorpresa, la productividad por hectárea puede superar, en algunos casos, entre las 8 y las 10 toneladas por hectárea sembrada.

“Otra de las fortalezas grandes es la asociatividad, una de sus más grandes fortalezas; allí los productores de maíz se juntan para cerrar la cadena agroindustrial, donde participan en la elaboración de harinas precocidas, por ejemplo.

“Allí, el maíz ha sido la base de la alimentación de la población venezolana, al igual que en México”, concluyó Cárdenas.

Por último, la visión de Syngenta le apunta a los pequeños productores, como el caso de los paperos en Colombia, donde ejecuta el programa ‘Incrementa Papa’.

PLAN PARA UNA ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE

Para el 2020 Syngenta, de la mano de The Good Growth Plan se compromete a:

• Hacer cultivos más eficientes

• Recuperar más tierras para cultivos

• Ayudar a que la biodiversidad florezca

• Fortalecer a los pequeños agricultores

• Ayudar a las personas a mantenerse seguras

• Cuidar de cada trabajador.