Tasa de cambio incomoda desempeño industrial

Según la Encuesta Industrial de la Andi, menos exportaciones y una demanda de energía no regulada, así como un entorno internacional con bajos crecimientos, son las causas de la debilidad manufacturera. Producción y ventas no repuntan.

Exportaciones

Archivo particular

Exportaciones

Empresas
POR:
julio 17 de 2015 - 11:00 p.m.
2015-07-17

Los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) en lo que va del año hasta mayo, reflejan el débil panorama que enfrenta la actividad manufacturera.

La producción y las ventas caen, la utilización de la capacidad instalada se mantiene en niveles inferiores al promedio histórico; los inventarios crecen ligeramente; los pedidos se mantienen en niveles normales y el clima para los negocios no se despeja plenamente.

En este contexto, otros indicadores del desempeño general de la economía, reflejan una difícil coyuntura para la industria.

Las exportaciones del sector industrial se redujeron en -16,4 % en lo corrido del año hasta mayo y la demanda de energía no regulada de la industria cayó -1,8 % en los cinco primeros meses del año, cuando un año atrás crecía 1,3 %.

La compleja situación de la industria manufacturera se debe además a un entorno internacional con bajos crecimientos y una persistente incertidumbre.

Es por ello que los organismos internacionales han revisado nuevamente sus pronósticos hacia la baja.

El FMI en su pronóstico de julio de 2015 estima un crecimiento mundial de 3,3 %, frente a 3,5 % proyectado en abril de 2015, en donde la previsión para América Latina bajó de 0,9 % a 0,5 % debido principalmente a la caída en el precio de los commodities y a unas condiciones financieras externas más rígidas.

“Si bien el panorama resulta complejo, no podemos dejar de lado las medidas que se están tomando para enfrentar la situación actual”, destacó la Andi en su informe sobre el sector.

Según la Asociación, la reforma tributaria estructural en discusión, es una de las más importantes, ya que su principal objetivo es lograr un sistema más equitativo y eficiente, combatiendo la evasión y elusión fiscal, logrando una estabilidad a largo plazo para los inversionistas nacionales e internacionales, y, haciendo de Colombia, un país atractivo para la inversión.

La Andi también aplaude las medidas actuales adoptadas en el Pipe 2.0, “las vemos como positivas en la medida en que impulsan la competitividad del país en el mediano plazo.”

“Insistimos en la necesidad de trabajar en otros aspectos, que siguen siendo grandes limitantes en la competitividad del país. Medidas para reducir el costo país, con costos de energía razonables, menores tiempos en transporte y logística, un régimen laboral flexible, y simplicidad en los trámites, son algunas de ellas”, añadió la Asociación.

La Andi también puntualiza que la productividad de las empresas debe ir en constante aumento con más inversión en ciencia tecnología e innovación, modernización de las plantas, y asegurando una mano de obra calificada, apta para manejar los procesos productivos modernos, lo que se logra con un capital humano pertinente.

En este sentido, en la encuesta de mayo se pregunta a los empresarios sobre las necesidades de capacitación a sus empleados y las dificultades que encuentran a la hora de conseguir el personal. El 53,1 % de los empresarios afirma tener problemas para conseguir personal. Sobre los programas de desarrollo de proveedores, el 51,8 % de los empresarios está adelantando iniciativas de esta naturaleza.  

LA INDUSTRIA SIGUE CON CAÍDAS EN PRODUCCIÓN Y VENTAS

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la ANDI realiza con Acicam, Acoplasticos, Andigraf, Camacol y la Cámara Colombiana del Libro, en el período enero-mayo 2015, comparado con el mismo período de 2014, la producción disminuyó -0.6%, las ventas totales cayeron -2,4 % y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno disminuyeron -1,1 %.

Los resultados de la manufactura se han visto afectados por el sector de refinación de petróleo. Si excluimos esta actividad, la EOIC arroja un crecimiento de 1,4 % en producción, 0,7 % en ventas totales y 1,1 % en las ventas hacia el mercado interno.

A nivel sectorial, se observa un comportamiento heterogéneo.

UTILIZACIÓN DE LA CAPACIDAD INSTALADA

Con respecto al indicador de utilización de la capacidad instalada, en el mes de mayo se situó en 72,1 %, por debajo del promedio histórico de la EOIC (76,4 %) e inferior a la capacidad instalada reportada un año atrás (77,8 %).  

Excluyendo refinación de petróleo la utilización de capacidad instalada es de 75,5 %. Con este resultado se aísla el sesgo a la baja que el cierre temporal de Reficar ha significado en el indicador total.

INVENTARIOS Y PEDIDOS

El 87,4 % de la producción calificó sus pedidos como altos o normales, cifra ligeramente inferior a la registrada en mayo de 2014 (92,6 %).

En el caso de los inventarios, éstos son calificados como normales o bajos por el 75 % de la producción manufacturera frente a un 85,2% del mismo periodo en 2014.

CLIMA DE NEGOCIOS Y OBSTÁCULOS PARA LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA

La situación que atraviesa la industria manufacturera también se refleja en la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios.

En mayo de 2015, el 66% de los empresarios considera la situación de su empresa como buena. En cuanto a las expectativas sobre el inmediato futuro, el 38,1% considera que la situación va a mejorar.

Hace un año estos mismos indicadores eran 64,7% y 43,7%, respectivamente.

OBSTÁCULOS PARA LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA

Los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios en lo corrido del año hasta mayo, en orden de dificultad son: la tasa de cambio, que ocupa el primer lugar y desde hace varios meses se presenta como una de las mayores preocupaciones de la industria.

En segundo lugar está la baja demanda seguida del costo de las materias primas. La competencia, el contrabando y la infraestructura y costos logísticos, son otros de los problemas que resaltan los empresarios.

CAPITAL HUMANO

El sector productivo colombiano, enfrenta dificultades para encontrar mano de obra capacitada para sus necesidades específicas, lo que dificulta el desarrollo de sus actividades y por ende, la transformación productiva del país.

Este tema se constituye, entonces, en uno de los puntos más relevantes para la competitividad de las empresas.

En este contexto, resulta necesario que la información que se esté generando sobre la situación y necesidades de capital humano en distintas regiones y sectores económicos se articule y se canalice como insumo para el sector formador, con el que logrará diseñar sus programas de formación de acuerdo a las necesidades de las actividades productivas.

En esta dirección, la EOIC del mes de mayo 2015 resalta que el 53,1% de los empresarios tienen dificultades a la hora de encontrar personal en uno o varios cargos de su organización.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, los cargos más complejos de conseguir en la industria manufacturera son los que pertenecen al área de mercadeo y ventas (23,1%), seguido de los cargos técnicos (22,1%) y los operarios especializados (21,2%).

Los cargos administrativos y financieros, los relacionados a los procesos de producción y mantenimiento también son considerados parte de este mismo grupo.

A la hora de determinar cuáles requisitos debe cumplir la persona que va a ocupar estos cargos, las empresas no sólo tienen en cuenta los conocimientos técnicos sino las habilidades o aptitudes para alcanzar un buen desempeño de sus actividades.

Por dicha razón, les preguntamos a los empresarios por las habilidades generales más requeridas para cada uno de los cargos que nombraron anteriormente.

Para el 55,8% de los encuestados tener la capacidad de trabajar en equipo es lo más importante en el tema de habilidades blandas.

Otros de los aspectos mencionados son el liderazgo (34,6%), la comunicación asertiva (27,9%) y tener orientación al resultado y al logro (15,4%).

El tema de capacitación y formación también hace parte de la agenda de los empresarios.

En este sentido, los empresarios afirman que en el área comercial (24%) y administrativa y financiera (22,4%) es donde mayores necesidades de formación se presentan, seguido de los operarios (20,8%), los mandos medios (18,6%) como coordinadores y supervisores, y los cargos relacionados a la producción (18,6%).

Tal como lo mencionamos anteriormente, las competencias o habilidades generales (22,5%) ocupan el primer lugar en los temas de formación.

En segundo lugar se ubican las capacitaciones en temas de calidad y normatividad (18,9%), seguido de prácticas comerciales (16%) y formación en productividad y control de procesos (14,8%).

DESARROLLO DE PROVEEDORES

En la EOIC de mayo también indagamos sobre los programas de desarrollo de proveedores y encontramos que el 51,8% de las empresas manufactureras están adelantando dichas iniciativas.