TCC adquirió 40 nuevos remolques inteligentes

La inversión en este equipo alcanzó los $ 5.200 millones de pesos. Reducen el consumo de gasolina y son más seguros para operar.

TCC adquirió 40 nuevos remolques inteligentes

Archivo Portafolio

TCC adquirió 40 nuevos remolques inteligentes

Empresas
POR:
octubre 29 de 2015 - 04:46 a.m.
2015-10-29

En total, 5.200 millones de pesos invirtió el Grupo Logístico TCC en los 40 nuevos remolques que adquirió para adelantarse a las regulaciones del Gobierno que entrarán en vigencia en cuanto a seguridad en el transporte.

De los 40 traíleres o vanes, cinco fueron importados de Estados Unidos y el resto fueron ensamblados en Cali con componentes importados.

“En materia de volumen, con estos vanes pasamos de una capacidad de 75 a 95 metros cúbicos. Y en cuanto a peso, pasamos de 22 a 34 toneladas de capacidad”, indicó el director de Gestión de Flota de TCC a nivel nacional, Javier Osorio Carrillo.

Los equipos serán destinados a atender principalmente el denominado ‘triángulo’, integrado por Bogotá, Medellín y Cali, ciudades que remiten 31 viajes diarios entre sí y ahora, con la mayor capacidad de carga de los carros solo serán 25 itinerarios para movilizar los 850 toneladas diarias que requieren los clientes de la compañía.

Por añadidura, el ahorro en combustible será de 300 a 350 galones diarios, lo que de paso genera un beneficio ambiental.

Pero lo más importante es que son equipos inteligentes, con un computador propio que les da independencia de los cabezotes y un Sistema Real de Estabilidad que permite programar el remolque para que, al detectar determinadas velocidades y ante variaciones en la estabilidad, por ejemplo en las curvas, reduzca la velocidad hasta lograr rangos seguros de estabilidad y así prevenir accidentes como volcamientos.

También los frenos permiten una reacción más oportuna. Poseen sistemas de control de peso e inflado automático de llantas e iluminación Led.

No obstante todos los aditamentos y la mayor capacidad de carga, cada nuevo remolque pesa dos toneladas menos que los remolques convencionales.