Temen baja participación en comicios de cámaras de comercio

El jueves podrán votar 25.000, aunque haya 921.000 sociedades y 2,1 millones de personas activas en el registro mercantil. ‘Lo importante es que serán empresarios de carne y hueso’: Confecámaras.

En el 2012, las irregularidades de la elección en Barranquilla llevaron a anular los comicios. Este año no ha habido quejas.

Archivo Portafolio

En el 2012, las irregularidades de la elección en Barranquilla llevaron a anular los comicios. Este año no ha habido quejas.

Empresas
POR:
diciembre 02 de 2014 - 03:54 a.m.
2014-12-02

En el 2012 las elecciones a cámaras de comercio estuvieron rodeadas de varios escándalos por toma hostil de sectores de intereses particulares –políticos, económicos y hasta delincuenciales– a varias de estas instituciones en el país. Este año, a dos días de los comicios para los máximos órganos de gobierno de los empresarios, se ha desatado una controversia por la supuesta baja representatividad que permitirán las exigentes condiciones para los votantes así como por los poderes políticos que se mueven detrás de las más importantes.

Datos de Confecámaras indican que hay 921.000 empresas y casi 2,1 millones de personas activas en el registro mercantil de las 57 cámaras del país. Pero de ellas, solo podrán escoger a sus dignatarios 25.000 que cumplen con varias condiciones: haberse afiliado antes del 31 de marzo del 2012, tener sus libros de afiliados y actas en regla a esa misma fecha y estar al día con sus obligaciones de afiliación a la respectiva cámara.

Así lo establece la ley 1727 del 2014 con la cual el Gobierno buscó neutralizar la acción de sectores que conformaban ‘empresas de papel’ a última hora para lograr el control de estos organismos que no solo hacen una labor de notariado empresarial sino que han cobrado protagonismo en sus respectivas jurisdicciones porque tienen silla en juntas de entidades que definen por ejemplo los planes de ordenamiento territorial, tienen vocería social, ejecutan proyectos con empresas y el Estado, son punto de contacto con inversionistas extranjeros y manejan elevados recursos.

Para la jornada se inscribieron 260 listas y 803 candidatos para elegir 512 miembros, entre principales y suplentes.

Confecámaras no posee un dato sobre los presupuestos de las cámaras, pero solo la de Bogotá maneja alrededor de 300.000 millones de pesos, la de Medellín para Antioquia, unos 50.000 millones y la de Cali unos 40.000 millones de pesos.

‘Portafolio’ tuvo contacto con un directivo de una cámara quien aseguró que en un encuentro reciente varios colegas manifestaron su preocupación por que la ley, que buscaba poner un dique a un acto de corrupción, se fue al extremo opuesto, y porque esto generaría una baja participación, afectando incluso la legitimidad de estas entidades.

De hecho, el movimiento Grupo Multisectorial, que reúne a comerciantes de Cali, elevó un derecho de petición a la Superintendencia de Industria y Comercio –el organismo encargado de vigilar los comicios– y una tutela al Consejo de Estado pidiendo que se aplacen las elecciones, que se revisen las condiciones de participación y que por esta primera vez bajo el nuevo régimen el periodo no sea de cuatro sino de dos años.

“La Ley 1727 lo que hizo fue reducir el censo electoral casi al 2 por ciento de los afiliados y a menos del uno por ciento de los inscritos”, opinó un vocero del Grupo Multisectorial, quien destacó cómo aunque el 95 por ciento de las sociedades en Colombia son pymes y medianas empresas, la mayoría quedarían excluidas.

El movimiento también critica que a medida que los comerciantes pierden poder dentro de las juntas de las cámaras de comercio, el del Gobierno crece, pues sigue nombrando al 30 por ciento de los directivos.

Más transparencia

“Estas elecciones son de las de mayor número de participantes en cualquier gremio del país, exceptuando tal vez el cafetero”, defendió por su parte el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez.

Añadió que quienes tengan alguna observación relacionada con el cumplimiento de la ley “están poniendo de presente su propia omisión”.

Frente a los señalamientos de que en algunas de las principales jurisdicciones estas elecciones son un nuevo escenario de confrontación entre el santismo y el uribismo, Domínguez indicó que “lo importante es que serán empresarios de carne y hueso los que votarán”.

Agregó que es inevitable que en todas las instituciones haya empresarios que simpaticen con una u otra idea política sin que esto signifique que haya una pugna de poderes.

Así mismo, puntualizó que no se han presentado denuncias como las del 2012, de cámaras donde votaron empresarios de papel.

Hasta el 2012, el periodo de las juntas eran de dos años y los directivos podían ser reelegidos indefinidamente. Los que se posesionan en enero, tendrán vigencia de cuatro años y solo una posibilidad de repetir.

Bogotá: sectores políticos medirán sus fuerzas

Para la Cámara de Comercio de Bogotá se inscribieron 14 listas. Según conocedores, por lo menos 3 de ellas están encabezadas por reconocidos adeptos del vicepresidente Germán Vargas Lleras (quien habría tenido influencia por años en ella) o del presidente Santos. Y el contrapeso lo hace
la lista 1 que tiene a Leonor Serrano –considerada la mayor electora– y al presidente de Fenalco, Guillermo Botero, crítico del gobierno Santos.

Medellín tiene la mitad del censo del 2012

En el 2012 podían votar unas 6.000 empresas y lo hicieron 1.665. Este año el potencial es de 3.114. Casi todos los gremios están representados en 6 planchas: una lista la encabezan ‘fichas’ del Sindicato Antioqueño; otra, Fenalco, que tiene 2 escaños y quiere lograr 3; otra es del sector de artes gráficas. Los comerciantes del centro, entre ellos los del ‘Hueco’, perdieron representación en el 2012 y quieren volver –están en tres listas–.

Comerciantes, divididos en dos listas en Cali

En Cali hay 1.358 potenciales votantes durante las elecciones del jueves y 6 listas con 18 aspirantes para los ocho puestos en disputa. Existe una lista de los constructores (Camacol, Cámara de la Infraestructura y la Lonja), otra en la que predominan los consultores financieros, otra de Fenalco, otra del Grupo Intersectorial que ha lanzado críticas a la junta actual, y en dos tiene influencia la Andi.

Barranquilla: sin el ruido que tuvo la elección en 2012

Las miradas de los organismos de control están puestas sobre las elecciones en la Cámara de Comercio de Barranquilla, ciudad que generó escándalo en el 2012 por la inscripción de empresas fantasma. Sin embargo, hasta ahora no ha habido quejas que empantanen el proceso del 2014.

En esta capital hay inscritas 8 planchas conformadas por 18 candidatos principales y sus respectivos suplentes.

neslop@eltiempo.com