TENDENCIAS / ¿Con qué bebida se debe cerrar un negocio?

Hay espacios, horas del día y bebidas para culminar con éxito el inicio o continuación de una relación comercial.

Archivo particular

Champaña

Archivo particular

POR:
septiembre 24 de 2011 - 11:28 p.m.
2011-09-24

Cada vez es más frecuente que las decisiones de trabajo más importantes se tomen en lugares neutrales, como restaurantes, clubes y hoteles, así como en eventos sociales y cocteles. Les contamos algunas claves de estos espacios y qué bebidas son apropiadas para acompañar dichos momentos, según expertos que hablaron con Portafolio.co.

Desayuno de trabajo: el objetivo de este tipo de reuniones es optimizar el tiempo en las primeras horas de la jornada laboral. Suelen programarse entre altos ejecutivos, diplomáticos, personal de negocios, políticos o periodistas para hablar de temas muy específicos o tomar decisiones. Normalmente, se realizan en hoteles o en las salas de reuniones de las empresas.

Si usted es el anfitrión, sirva dos opciones de bebidas frías y dos calientes. Las más utilizadas son: chocolate, leche, café, jugo y agua mineral. Es importante que el menú sea ligero (tipo americano o continental) y que en una mesa auxiliar se dispongan las jarras con los jugos, así como el azúcar, los endulzantes artificiales, la crema y las frutas frescas.

Almuerzo de trabajo: son reuniones de negocios que se programan en lugares neutrales, normalmente en un restaurante que se adecúe a los gustos del invitado. Se recomienda consultar cada detalle con su secretaria y confirmar la posible elección con el cliente antes de hacer la reservación. Ojalá el lugar seleccionado sea un establecimiento cercano a su oficina.

En los almuerzos de trabajo, por lo general, no se acostumbra consumir bebidas con contenido alcohólico, a modo de aperitivo o acompañante de la comida. Pero si se decide por un vino, que en este caso resulta siendo la opción más adecuada, deje al invitado la primera opción de decisión.

¿Qué hacer si es necesario dar algunas recomendaciones? Lo ideal es consultar previamente la carta de vinos del restaurante e informarse de las etiquetas que más le llamen la atención. Sin embargo, si sus conocimientos sobre el tema no son muy profundos, es preferible solicitar asesoría al ‘sommelier’ del lugar. Si lo desea, proponga un brindis.

Coctel: estas reuniones sociales “de pie” cada vez toman más fuerza dentro de la cultura empresarial. Son ocasiones precisas para establecer relaciones más “amigables” y generar confianza entre dos o más partes.

Como el mismo nombre de la actividad lo indica, las bebidas que allí se ofrecen son, por preferencia, cocteles o bebidas con licor. Estos pueden ser afrutados, como el Cosmopolitan o el Tequila Sunrise, o más ‘secos,’ como el ‘Dry Martini’ o el ‘Gin and Tonic’.

Contrate personal calificado para la preparación de los cocteles y asegúrese de que los licores sean premium y comprados en lugares confiables. Ofrezca también bebidas sin contenido alcohólico (agua, jugos o gaseosas) y brinde opciones para que sus invitados regresen seguros a sus destinos.

Del buen comportamiento en un coctel depende una posible cita o, incluso, un futuro negocio.

Tenga en cuenta que su imagen personal está siendo expuesta si piensa pasarse de tragos. Lo preferible es consumir la bebida en un periodo aproximado de una hora y tomar un vaso de agua antes de ir por su próxima copa.

En este tipo de encuentros, las bebidas no solo son indispensables acompañantes al momento de conversar e intercambiar experiencias comerciales, éstas también hablan de su personalidad y la de sus invitados.

Por eso, permítales expresarse y conviértalas en protagonistas de sus éxitos empresariales.

Fuente: www.revistasaberbeber.com

Siga bajando para encontrar más contenido