Tercer hotel de la cadena Movich
en Bogotá estaría listo en 2017

La cadena está realizando estudios de factibilidad de varios proyectos en Santiago, Sao Paulo y Lima. 

Movich

Esta es la fachada del hotel Movich Intercontinental, en Medellín, que está siendo remodelado.

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 28 de 2016 - 07:33 p.m.
2016-03-28

Este año Movich Hotels espera superar los 100 mil millones de pesos en facturación, con un crecimiento de dos dígitos con relación al 2015.

Su nuevo vicepresidente comercial, Juan Camilo Rodríguez, anuncia además que para antes de dos meses estará lista la remodelación del hotel Movich Intercontinental (Medellín) y para finales de este año la del Movich Las Lomas, en Rionegro (Antioquia).

¿Cómo les está yendo?

Movich tuvo un 2015 muy exitoso, con ventas que estuvieron por encima de los 82.000 millones de pesos y un crecimiento en torno al 25 %. Este año la proyección de crecimiento es cercana al 22%, para alcanzar ingresos por encima de 100 mil millones de pesos.

¿Qué tal va su expansión?

El proyecto de Miami es el primero de Movich por fuera del país y hay otros proyectos en el radar por las principales ciudades de Latinoamérica. Además, tenemos planes de expandir nuestra oferta hotelera en Bogotá, con un tercer hotel.

¿En qué va la ampliación del hotel Las Lomas?

La apertura del Movich Las Lomas la tenemos prevista para finales de este año. Es un edificio que cuenta con 115 habitaciones, adicionales a las 148 con las que ya cuenta.

¿Y qué puede decir del tercer hotel de Bogotá?

Esa información todavía no está disponible para el público. Esto siempre ha estado en nuestros planes, pero a medida que avanza el tiempo ya vamos aterrizando algunos proyectos. Probablemente este hotel estaría para el 2017.

¿Qué características tendría?

Nos vamos a concentrar en tener un hotel muy bien ubicado. Buscamos cubrir el mercado de Bogotá de una manera muy eficiente, por lo cual ya tenemos un hotel en la zona del aeropuerto, el Buró 26, otro en el norte -el Buró 51- y estamos viendo opciones diferentes para tener una mayor cobertura.

¿En qué sector quedaría?

Tenemos un par de opciones en el centro y otras en otro lugar.

¿Qué tanto pesan los incentivos legales que están hasta el 2017?


En este momento lo que nos incentiva es la creciente demanda de una ciudad que cada vez tiene más reconocimiento internacional, hay inversión extranjera que llega.

¿Y los planes por América Latina?

Nuestro principal objetivo es tener hoteles en las principales ciudades de la región.
Seguimos con Bogotá, igual que con el proyecto de Miami y tenemos proyectos en el radar en ciudades como Sao Paulo, Lima y Santiago.

¿Alguno de esos está ‘maduro’ ya?

Aún no hay tratos cerrados, pero estamos en estudios de factibilidad de los proyectos en esas ciudades.

¿Qué inversión demandaría eso?

Aun no tenemos esa información disponible. Lo que le puedo decir es que este año vamos a invertir alrededor de 30 mil millones de pesos, designados principalmente a la ampliación del hotel Las Lomas, con lo cual terminaremos al final del año con 1.324 habitaciones en el país. El resto de recursos son para terminar la remodelación de los otros, especialmente el Intercontinental de Medellín. En Las Lomas abrimos entre noviembre y diciembre, y la entrega de la renovación del Intercontinental está prevista para finales de mayo.

En total, en los dos últimos años hemos invertido alrededor de 400 mil millones de pesos (incluidos los 30.000 millones) en remodelaciones y en las construcciones de Buró 26 (Bogotá) y del Buró 51 (Barranquilla.

¿Cómo va la operación en Barranquilla, donde acaban de abrir?

El hotel se inauguró en diciembre del año pasado, la inauguración oficial fue en febrero y hemos logrado ir posicionando el hotel y consolidando nuestra presencia en Barranquilla. En la operación nos ha ido muy bien, contamos con un hotel de altísimo nivel y hemos tenido allá eventos de renombre nacional e internacional.

¿Cómo avanza la posibilidad de un hotel en Bucaramanga, de la que ya han hablado?


Seguimos evaluando alternativas. Movich tiene una intención de abrir un hotel allá, pero a la fecha no tenemos un proyecto en concreto.

¿Por qué no se ha podido concretar esto?

El estudio de factibilidad de los proyectos que hemos evaluado no nos ha dado las condiciones para invertir.

¿Y otras posibilidades que estén viendo en el país?

Por ahora no, la idea es seguir con el plan de Bucaramanga y continuar con la expansión internacional.

¿A qué tipo de clientes le están apuntando?


Siguiendo fieles a nuestra filosofía, al viajero de negocios de mediano y alto perfil, que busca soluciones integrales: hoteles de calidad muy bien ubicados, con servicios de alimentos y bebidas de alto nivel.

¿Qué los va a impulsar más para crecer en el 2016?

Tenemos que buscar seguir creciendo en nuestra cuota en pasajeros extranjeros, de mercados como Estados Unidos, México y Brasil (en su orden) que hoy día venimos desarrollando de manera significativa. Nuestra estrategia de comercialización está en esos países, además de otros como España.

¿Cuánto pesan alimentos y bebidas en su facturación?

La unidad de negocios de alimentos y bebidas la venimos desarrollando y puede corresponder a un 20 o 25 por ciento de nuestros ingresos. Tenemos unos proyectos encaminados a desarrollar productos alrededor de alimentos y bebidas para posicionar nuestra marca, al tiempo desarrollamos productos como los festivales o temporada gastronómicas.

¿Esperan que esto pese más en su negocio a futuro?

No, estos son valores agregados para los clientes.