Testimonios del salvavidas a textileros y confeccionistas

En dos meses se crearon 3.000 empleos en Bogotá. Varias compañías tomaron un nuevo aire.

El incremento de los aranceles hizo más competitivas a las empresas colombianas.

Archivo Portafolio.co

El incremento de los aranceles hizo más competitivas a las empresas colombianas.

POR:
mayo 24 de 2013 - 03:25 a.m.
2013-05-24

Empresas de la industria textil confecciones recibieron el pasado miércoles la mejor noticia en muchos años.

Como lo informó Portafolio, el Gobierno decidió echar para atrás su intención de modificar el decreto 074 a través del cual se le puso 'tatequieto' a la subfacturación, y redujo considerablemente el contrabando que durante los últimos años puso en agonía a esta actividad manufacturera.

Hoy, dos meses después de vigencia de la medida, empresarios de confecciones, calzado, accesorios y materias primas para este sector reconocen que la lucha contra el ingreso ilegal de mercancías de la zona libre de Colón, producida en China, encontró en ese decreto el verdadero salvavidas de miles de empleos.

Las industria de las confecciones sostiene que en solo 60 días se generaron alrededor de 3.000 puestos de trabajo, en tanto que los fabricantes de calzado sostienen que han comenzado a experimentar una reactivación del sector, con más empleo y formalización de las empresas.

El incremento de los aranceles hace más competitivas a las empresas colombianas, que desde hace un tiempo han tenido que enfrentarse al ingreso de productos chinos.

Portafolio habló con los empresarios, para conocer su opinión respecto al impacto generado por el aumento de los aranceles, para impedir que sigan llegando al país prendas de vestir, telas, hilos y accesorios a precios por debajo de lo que cuestan las materias primas.

‘EL DECRETO SALVÓ A MI EMPRESA’

Luego de estar al borde de la quiebra, la nómina de Confehogar está creciendo.

La historia de Sandra Rocío Amarís, gerente general de Confehogar, es una de las tantas que se tejen con hilos de esperanza en el sector textilero.

Según cuenta, los últimos 7 años han sido tan duros para su empresa que, antes de la expedición del decreto en cuestión, estaba pensando seriamente en cerrarla.

Sus intenciones eran tan serias, que sus tarjetas de presentación tienen el nombre de una organización del sector de telecomunicaciones, de quien planeaba distribuir productos ante la inminente quiebra de su compañía durante este año.

Y es que la empresa pasó de alcanzar ventas cercanas a los 3.000 millones de pesos en sus mejores tiempos, a difícilmente lograr obtener 1.450 millones al cierre del 2012. “Hace 12 años teníamos la capacidad de generar 280 empleos formales.

Fuimos testigos de un deterioro continuo de nuestro sector, que nos llevó a que durante los 3 últimos años generáramos solo 80 plazas, que manteníamos con mucha dificultad”, indicó Amaris.

Sin embargo, la reglamentación llegó como un salvavidas para Confehogar. “Antes del Decreto no le hacía, ni a mis clientes, ni a nadie, más de 5 cotizaciones al mes; hoy por hoy, recibo, al menos, 7 solicitudes semanales para cotizar”, dijo.

Gracias a esto, la empresa aumentó su nómina a 111 empleos directos y piensa incrementarla en 20 más dentro del próximo mes.

Respecto al futuro, Amaris considera que esta medida les servirá como un espacio para pensar, estratégicamente, como hacerse más competitivos y asegurar la supervivencia de la compañía.

‘CAPTURAMOS NUEVOS E IMPORTANTES CLIENTES’

Sermetex conquistó a 2 cadenas que antes solo los contrataban parcialmente. Proyecta crecer 17 por ciento.

Sermetex representa a aquellas empresas dedicadas a la confección que, aunque no tenían una situación crítica, también vieron florecer negocios gracias al decreto.

A la cabeza de esta compañía está Jorge Ospina, quien ha visto cómo la determinación del Gobierno dio un espaldarazo a su compañía.

De hecho, desde su entrada en vigencia logró capturar a dos importantes clientes, de la mano de quienes espera obtener un crecimiento en ventas cercano al 17 por ciento al cierre del 2013. “La empresa ha crecido todos los años. Veníamos detrás de unas tiendas por departamento y a partir del decreto nos volvimos unos proveedores de paquete completo (desde las telas, que compran en el mercado nacional, hasta la confección terminada del mismo) para ellos", aseguró el directivo.

“Estamos contentos y por eso nos preocupaba que quisieran hacer cambios apenas a los 2 meses de que haya entrado en vigencia.

Acabaron de llegar los contenedores que no entraban en el decreto y querían hacer cambios, no tiene sentido… ¿al cuánto tiempo hicieron la evaluación del TLC con Estados Unidos?”, dijo Ospina.

En cuanto a la generación de empleo, el directivo opina que es muy pronto para aumentar sus puestos de trabajo. Sin embargo, cree que puede aumentar las plazas indirectas si las cosas siguen por el mismo camino.

Actualmente, la compañía genera 100 empleos directos y cerca de 350 indirectos.

En la coyuntura actual, la compañía tiene dos preocupaciones: la primera es la posibilidad de perder el terreno ganado durante estos dos meses si hay cambios en la norma; además, está el tema del contrabando, ya que “no nos podemos escudar solo en el Decreto, hay que tomar medidas frontales”, indicó el directivo.

Siga bajando para encontrar más contenido