Texaco compraría estaciones de servicio de ExxonMobil | Empresas | Negocios | Portafolio

Texaco ve tentador el negocio de comprar estaciones Mobil

Venta de las estaciones de servicio por parte de ExxonMobil cambiará la cara del negocio. Gilson Ribeiro, manager de Chevron habla de la estrategia.

ExxonMobil, afectado por derrumbe de precios del crudo

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
enero 22 de 2017 - 09:02 p.m.
2017-01-22

El revolcón que tendrá el mercado de combustibles en Colombia no se había presentado hace 50 o 60 años ante la salida del negocio de ExxonMobil, afirma Gilson Ribeiro, Manager del Ärea para Combustibles y Lubricantes de Chevron para Colombia y Centroamérica.

Y ante esta nueva dinámica aclara que por el momento están analizando la situación, y solo esperarán la mejor oportunidad ya que la oferta por el número de estaciones no solo es tentadora, sino también atractiva.

No descarta la idea de ampliar la presencia de la marca Texaco (marca de Chevron) en el negocio de combustibles, ya que en la actualidad posee 420 estaciones y piensa aumentar el número, pero mucho más que los años anteriores.

¿Cuál es el proyección para la operación de Chevron en el 2017?

Vamos a seguir creciendo. El mercado está muy dinámico. Hay varios actores que saldrán y otros que van a entrar. En ese escenario consolidaremos nuestra posición. Después de 90 años, la meta es seguirla fortaleciendo.

¿En el 2017, Chevron desarrollará nuevos proyectos?

Pondremos en marcha un plan para perfeccionar las diez terminales que hacen parte de la red de distribución. Además, se re-invertirá en seguridad para garantizar la confiabilidad de nuestros productos. Y también, estamos mirando con mucha atención lo que está sucediendo en el mercado para establecer que oportunidades aprovechamos para fortalecernos. Pero no hay ningún proyecto específico.

¿Cómo analiza el mercado con un precio del barril por encima de los US$50?

Si el precio del barril se mantiene entre US$50 y US$55, el de los lubricantes y combustibles mantendrán su margen de costos. Además, Colombia posee la cuarta gasolina más barata de Suramérica. Esto ha provocado un aumento del consumo, y la expectativa es que se mantenga la misma tendencia. No hay un panorama de oscilación grande.

¿Cómo analiza la salida del negocio de ExxonMobil y la posible de Biomax?

Estamos mirando con mucha atención como se desarrolla este proceso. Hasta el momento no anunciaremos si se realizará alguna inversión. Obviamente que al presentarse un movimiento tan grande en el negocio, aprovecharemos las oportunidades que sean rentables para nosotros. Queremos seguir en Colombia, y continuar creciendo.

¿Ampliarían su participación en el mercado de combustibles?

En este momento tenemos 420 estaciones de servicios en Colombia. Además tenemos una participación en el mercado del 15%. Queremos ampliar nuestro negocio con mayor presencia. Todo dentro del plan de negocios que estamos ejecutando. Y los cambios que se presentarán en el mercado de combustibles lo estamos analizando con mucho detalle.

¿Es atractiva la oferta por la cantidad de estaciones?

Sí, es muy atractivo. Estamos esperando la oportunidad. Analizamos como se está desarrollando la dinámica del mercado. Le estamos prestando mucha atención.

¿En cuánto crecieron en el 2016?

Estamos creciendo alrededor de un 4% al 5% anual.

¿Y cuál es la proyección al finalizar el 2017?

La meta es crecer a un ritmo mucho más agresivo. Pero manteniendo los lineamientos del Plan de Negocios.

¿Si amplían el negocio de combustibles, con qué marca lo harían?


No hay planes de utilizar la marca Chevron. Seguiremos como lo hemos hecho en los últimos 90 años con la marca Texaco. Es la que está posicionada y con alta recordación. Está muy consolidada. La marca Chevron está posicionada solo en Estados Unidos. Nuestro crecimiento en el mercado se hará a través de la marca Texaco.

¿Por qué el mercado de combustibles de Colombia es interesante para Chevron?

Colombia es un mercado interesante. Es regulado. Y el equilibro lo ofrece la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg). Además, gracias al Sistema de Información y Comercialización de Combustibles (Sicom), se mantienen actualizadas las cifras del negocio. Y para un sector que tiene una alta facturación, con bajo margen y elevados impuestos, esta herramienta ayuda a darle un mayor control a la operación.

¿Por qué es trascendental esta nueva dinámica que se presentará en el negocio de combustibles?

Después de 50 o 60 años el mercado de combustibles en el país no había presentado un cambio tan dinámico. Y esto genera mucha inquietud. Las entidades del Gobierno deben estar atentas porque lo que se debe proteger es al consumidor final. Hay que crear un ambiente que sea saludable para la inversión y en un ambiente sano de competencia.

¿Qué opina de la reciente reforma tributaria?

Respetamos las normas jurídicas de los países en donde tenemos operación. Somos cautos y atentos. Pero Colombia tiene un nivel impositivo alto. Y nos preocupa que sigan incrementando los niveles de impuestos. Esto puede sacar al país de la competitividad. Vivimos en un mundo globalizado en la que los países compiten por las inversiones. Esto también lo tenemos en el radar. Esto termina es por afectar al consumidor final. El incrementar impuestos significa incrementar el precio al consumidor final.

Siga bajando para encontrar más contenido