TGI insiste en comprar empresas en Perú y México

Transportadora de Gas Internacional buscará expandir su operación en América Latina mediante la adquisición de participaciones en firmas extranjeras. Además, explora nuevos negocios en Ecuador.

La estación de la sabana será la primera planta con sistema de compresión centrífuga de TGI.

Archivo Particular

La estación de la sabana será la primera planta con sistema de compresión centrífuga de TGI.

POR:
abril 09 de 2014 - 12:53 a.m.
2014-04-09

Una de las metas de la Transportadora de Gas Internacional, TGI, para el 2014 es adquirir participaciones importantes en empresas del sector en México y Perú.

La organización, que el año pasado estuvo a punto de comprar la totalidad accionaria de la Compañía Operadora de Gas del Amazonas, y el 26,6 % de la Transportadora de Gas del Perú (ambas firmas del país inca), ya tiene adelantados los diálogos para hacer nuevas adquisiciones en América Latina.

“Hay varias negociaciones en curso, pero en este momento no podemos hacer pública mayor información, por los acuerdos de confidencialidad que se manejan en estos memorandos de entendimiento”, sostuvo Ricardo Roa Barragán, presidente de TGI.

El interés de la compañía colombiana en estos países radica en que en ambos se están llevando a cabo reformas energéticas que traerán mayor inversión en proyectos de infraestructura y transporte de gas.

“Estamos en la búsqueda de alianzas para participar en la expansión que ha establecido el Gobierno del Perú para su infraestructura, como los ‘loop’ (gasoducto paralelo a uno ya existente) de seguridad energética y el gasoducto surperuano. TGI quiere estar ahí, y va a estarlo.

Estamos definiendo el esquema mediante el cual vamos a participar”, señaló Roa Barragán.

La Empresa de Energía de Bogotá, accionista mayoritaria de TGI, ya tiene una compañía de este sector en Perú: Contugas, encargada de diseñar y operar, por un periodo de 30 años, el sistema de distribución de gas natural en el departamento de Ica.

En lo que respecta a México, la empresa está pendiente de que el Gobierno de ese país estructure los proyectos de transporte y distribución de gas.

Para participar en estos concursos, también negociará su participación en compañías existentes del sector.

Otro destino que la transportadora de gas tiene en la mira es Ecuador: “El Gobierno de ese país ha dicho que quiere implementar una reforma energética, tendiendo a reducir ese alto componente de subsidios en el transporte de combustibles líquidos.

Una alternativa es el gas natural, y ahí estamos explorando inversiones importantes a mediano y largo plazo”, sostuvo el Presidente de TGI.

Cabe recordar que la empresa se fijó como meta, para el 2024, convertirse en la principal transportadora de gas independiente de América Latina.

CON MÚSCULO FINANCIERO

En la pasada Asamblea de TGI, la compañía decidió distribuir el 100 % de sus utilidades netas del año 2013 entre sus accionistas.

En total, la empresa distribuyó 130.067 millones de pesos en dividendos, de los cuales 88.509 millones de pesos fueron para el accionista mayoritario, la EEB.

A pesar de esta distribución, el Presidente de la empresa asegura que la firma tiene el músculo financiero suficiente para asumir las inversiones por 250 millones de dólares que tiene planeadas para este año y fondear una eventual adquisición accionaria de una nueva compañía.

“Tenemos buen flujo de efectivo, la compañía tiene buena caja, una generación mensual de ingresos importantes y un cupo de endeudamiento de 250 millones de dólares que le permite a la empresa acometer una financiación del plan de inversiones, sin afectar su calificación de riesgo”, aseguró Roa Barragán.

Actualmente, TGI es la mayor transportadora de gas del país.

Tiene una red de 3.900 kilómetros con capacidad para movilizar 720 millones de pies cúbicos por día.

En los próximos tres años la firma invertirá US$ 700 millones para garantizar la confiabilidad del sistema en el país.

‘NOS INTERESA PLANTA EN BUENAVENTURA’

De acuerdo con el presidente de la Transportadora de Gas Internacional, Ricardo Roa Barragán, para garantizar el abastecimiento de gas natural para el centro y sur del país se precisa la construcción de una planta de regasificación en Buenaventura.

Y la empresa estaría interesada en participar en este proyecto, si se le da viabilidad técnica y financiera.

“Se requiere la construcción de un tramo de unos 200 kilómetros desde el puerto de Buenaventura hasta nuestro punto en Yumbo, Valle, (...) Aún no hay un proyecto claro, ni cómo se podría hacer, pero esta infraestructura garantizaría la confiabilidad de abastecimiento, suministro y transporte de gas que necesitan las plantas del interior, y que permitiría atender la demanda adicional”, apuntó Roa Barragán.

Preliminarmente, se calcula que el costo del proyecto estaría por el orden de los 270 millones de dólares.

INVERSIONES PARA GAS VEHICULAR

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Gas Natural en Colombia, Naturgas, en los vehículos automotores está una de las mayores oportunidades de crecimiento del sector en el país.

Sin embargo, el principal obstáculo para incrementar la demanda a través de los vehículos está en el costo de la conversión de gasolina a gas.

Para facilitar este proceso, este año la junta directiva de TGI aprobó una inversión de 13 millones de dólares para financiar entre 50 y 70 por ciento la conversión de 105 mil vehículos en el país.

La meta es que estos recursos se distribuyan a lo largo de los próximos tres años.

LAS GRANDES APUESTAS DE INFRAESTRUCTURA PARA EL 2014

BIDIRECCIONALIDAD BALLENA – BARRANCAS

La obra permitirá llevar gas desde el campo Cusiana hasta el norte del país. Tiene una inversión estimada en US$ 25 millones, para adecuar estaciones de comprensión y adaptar la red.

EXPANSIÓN CUSIANA – BOSCONIA

Con una inversión cercana a los US$ 30 millones, este proyecto permitirá disponer de 20 millones de pies cúbicos diarios adicionales en el ramal del gasoducto de Bosconia (Cesar).

ESTACIÓN COMPRESORA DE LA SABANA

La obra, ubicada en Chía, Cundinamarca, tiene un costo de US$ 55 millones. Incrementará en 70 millones de pies cúbicos la capacidad de transporte de gas a Bogotá y municipios aledaños.

EXPANSIÓN APIAY – USME

El proyecto consiste en la construcción de un gasoducto paralelo de 14 pulgadas de diámetro y 122 kilómetros de extensión, lo que incrementará el flujo de gas natural en 50 millones de pies cúbicos por día.

Siga bajando para encontrar más contenido