‘Todas las personas que son buenas
en algo tienen a alguien detrás’

La multinacional The Growth Coach entra al país ofreciendo sus servicios
a las pymes para que sus líderes logren los objetivos que se plantean. 

Ray Fabik, presidente mundial de The Growth Coach.

Ray Fabik, presidente mundial de The Growth Coach.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 09 de 2016 - 07:38 p.m.
2016-03-09

Es común asociar el coaching a grandes empresarios que necesitan apoyo para lograr sus objetivos de negocios y personales. Sin embargo para The Growth Coach, compañía norteamericana de coaching, presente en más de 14 países y ahora presente también en Colombia, el coaching es igualmente para los emprendedores y para los pequeños y medianos empresarios, que son los que contribuyen más al desarrollo económico del país generando mayor empleo.

Su empresa está en muchos lugares del mundo, ¿qué enfoque particular tendrá en América Latina?

The Global Coach está presente en 40 estados de EE. UU. y en 14 países. Lo que vemos en esta parte del mundo es que la gente está abierta al concepto del coaching, entendiendo el coaching no enfocado solo a resultados, sino como un proceso de balance entre la vida laboral y personal. Estamos en una cultura en la que se valora más el número de horas que se trabaja, que la calidad del trabajo, y además olvida la vida personal.

¿Cuál es la diferencia entre ‘coaching’ y la consultoría?


Nos diferenciamos de los consultores porque nos damos cuenta de lo que quiere el dueño del negocio, y en muchos casos lo que quiere es un balance en su vida. Trabajar por el negocio y no en el negocio. Los consultores les dicen a los directivos lo que está mal y lo que tienen que hacer para arreglarlo. Nosotros entendemos que no somos expertos en su negocio y lo que hacemos es ayudarlo a lograr sus objetivos como profesional. Lo escuchamos y tratamos de entender a dónde quiere llegar, procuramos que use correctamente las herramientas que tiene. Yo nunca le diré que soy experto en su tema, pero sí le diré cómo maximizar su tiempo, cómo enfocar su trabajo hacia sus objetivos y de qué personas rodearse.

¿Ustedes usan algún tipo de herramienta sicológica para tratar sus clientes?

Tenemos algo llamado el perfil DISC, que nos indica los rasgos particulares de las personas, algo muy importante en los negocios. D es dominante, I es una persona gregaria y social. Entonces la forma como yo me dirijo y trato a una persona D es diferente a como lo haría con una persona I.

¿Qué tipo de empresario necesita más ‘coaching’?

Nosotros empezamos con los jefes de las pequeñas y medianas empresas, que son las personas más importantes de la estructura empresarial, y sobre quienes recae casi todo.

Trabajamos con hombres de negocios muy exitosos que normalmente no creen que necesitan ayuda, pero ellos casi nunca tienen a quién consultar sus ideas de negocio o una decisión que tienen que tomar, y ahí es donde un coach puede entrar a prestar sus servicios y hacerles ver lo que ellos no pueden. Creo que todos tenemos puntos ciegos y nosotros podemos entrar a detectarlos.

¿Cuál es normalmente la necesidad más grande que tienen los empresarios de las pymes?

Muchos de los dueños de las pymes necesitan esa ayuda externa y ese balance entre la vida personal y profesional. Gran parte de la fuerza laboral de un país está hecha por pequeños y medianos negocios, y tener una influencia en el bienestar de sus vidas y empresas puede generar efectos a gran escala. Uno normalmente piensa que son las grandes empresas las que mueven la economía de un país, pero en realidad la mayoría de la economía la componen las pymes.

¿Qué tan confiable es su programa de ‘coaching’ para lograr cambios a largo plazo en los empresarios?

Hay dos cosas que ofrecemos para lograr ese impacto a largo plazo. La primera es el modelo que coaching grupal. Piense en este modelo como una junta directiva donde hay un grupo de personas compartiendo sus ideas. En este punto el coach se convierte en el director de orquesta de la reunión para que el director de un banco y el presidente de una empresa manufacturera se den cuenta de que tienen problemas similares. Nosotros somos como los árbitros, nunca nos metemos pero vamos direccionando la acción.

Además nuestro programa es de dos años, asegurando que vamos a estar con el cliente por un tiempo lo suficientemente largo. Adicionalmente, después de los dos años tenemos un programa extra en el que los empresarios se siguen reuniendo, para garantizar un seguimiento a los temas aprendidos.

¿Cree que todas las personas necesitan un ‘coach’?

Sí, porque creo que todas las personas que son muy buenas en algo normalmente tienen a alguien detrás que los está asesorando. En mi caso, que adopté a 4 hijos, sobrepasar la primera experiencia fue muy difícil y nunca me voy a olvidar de una frase que me dijo una persona que me estaba ayudando a afrontar el momento por el que estaba pasando. “No porque le parezca incómodo quiere decir que no es lo que se debe hacer”.

¿Y por qué buscar un ‘coach’ y no un psicólogo?

Porque nosotros hacemos coaching empresarial, usted puede tener un coach para la vida, pero nosotros lo relacionamos con la actividad empresarial.

Un sicólogo posiblemente no te dé ese ingrediente empresarial que podemos dar nosotros para encontrar ese equilibrio y bienestar.

¿Cuál es el objetivo de su compañía ahora que está presente en Colombia?


Ayudarlos a alcanzar sus metas cualesquiera que estas sean. Y si sus metas no parecen ser alcanzables, entonces los ayudamos a diseñar nuevas metas haciéndoles más preguntas.