TLC arranca en el Congreso con nuevos amigos

Por primera vez, el acuerdo comercial fue discutido en el Congreso estadounidense.

Archivo Portafolio.co

Congreso de EE.UU

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 12 de 2011 - 01:36 a.m.
2011-05-12

 

En la audiencia ya  ganó el respaldo público de un antiguo enemigo , el ex candidato presidencial y senador John Kerry.

El tratado de libre comercio (TLC) de Colombia con Estados Unidos tuvo ayer su ‘presentación en sociedad’ en el congreso estadounidense, al darse la primera audiencia del acuerdo, en el Comité de Finanzas del Senado.

El presidente de esa célula legislativa, el senador Max Baucus, expresó su deseo de que el tratado sea presentado a más tardar el 15 de junio, con el objetivo de tenerlo aprobado antes de agosto. “Colombia es nuestro amigo, vecino, socio y aliado. Así que trabajemos juntos para implementar el plan de acción. Movámonos rápido y aprobemos este TLC”, dijo el senador.

La audiencia es el arranque de la discusión, luego de que el presidente Obama informó al Congreso, la semana pasada, que el Gobierno estaba listo para iniciar las “discusiones técnicas” del tratado, el primer paso requerido para su presentación oficial ante el legislativo.

De acuerdo con Miriam Shapiro, segunda en la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), mañana viernes habrá una nueva cita con miembros del gobierno colombiano que viajarán desde Bogotá para concretar los últimos detalles del Plan de Acción, el acuerdo alcanzado con Washington el pasado 7 de abril y que incluye una serie de ajustes que debe realizar Colombia antes de su aprobación. Durante la audiencia, senadores de ambos partidos pidieron a la administración mover con rapidez la discusión. Por su parte, el senador y ex candidato demócrata a la Presidencia, John Kerry, dijo que a lo largo de los años se había opuesto a este TLC pero que había llegado la hora de ratificarlo, una vez se cumpla el Plan de Acción. Según Kerry, no aprobarlo enviaría el mensaje de que Estados Unidos no es un aliado confiable. 

Kerry pidió a su vez que Colombia nombre un ministro de Trabajo, cargo que fue fusionado por el gobierno Uribe.  Según Shapiro, tal decisión sería “bienvenida y generaría confianza”. Orrin Hatch, senador republicano de Utah, no solo destacó los beneficios económicos que el TLC traerá para Estados Unidos (2.500 millones de dólares), sino su importancia estratégica en vista de la oposición a los intereses de Washington que existe en la región. Hatch, sin embargo, criticó a la administración, pues, a su juicio, Obama está exigiendo el TAA como precondición para presentar los TLC.

Este es un programa de apoyo a trabajadores que se consideran perjudicados por el libre comercio. Según Shapiro, su interés en el TAA no es una precondición sino parte de una gran agenda comercial en la que están incluidos los TLC, el TAA, el ATPDEA y otros. Aunque todavía restan cosas por hacer, el trabajo previo que se requiere para que el presidente Barack Obama presente formalmente el TLC para su votación en el Congreso está muy avanzado, dijo Shapiro durante la audiencia en el Senado.

Luego de que el Gobierno de Obama presentó la carta de presentación formal del acuerdo, la semana pasada, el Congreso y la administración iniciaron los primeros contactos para mover el tratado. “La semana pasada, asesores de este comité y del de Medios y Arbitrios de la Cámara y el USTR hicieron historia, al iniciar las sesiones para redactar la legislación de estos tres tratados (Colombia, Corea del Sur y Panamá)”, dijo Shapiro. Según la funcionaria, en el presidente Santos han encontrado un socio comprometido en proteger los derechos de sus ciudadanos y promover la justicia social.

Sindicatos seguirán oponiéndose 

En la audiencia de ayer en el Senado estadounidense, también testificó Jeff Vogt, del AFLCIO, uno de los sindicatos más grandes de EE. UU. Según este, el AFLCIO seguirá oponiéndose al tratado, pues, a su juicio, la violencia sindical en el país persiste.

También, en pro de las preferencias 

Miriam Shapiro, la segunda del representante comercial de Estados Unidos (USTR), Ron Kirk, también abogó por la renovación de las preferencias arancelarias que recibía Colombia hasta febrero pasado. La funcionaria le pidió al Congreso aprobar cuanto antes el ATPDEA (la ley de preferencias comerciales andinas por la lucha contra las drogas), que expiró en febrero, y el TAA, un programa que otorga beneficios a los trabajadores de Estados Unidos y que se ha convertido en el principal obstáculo para la aprobación del TLC. Muchos demócratas alegan que sin este programa no apoyarán los acuerdos, mientras que los republicanos se oponen, pues lo ven como un costoso subsidio. Las preferencias arancelarias dejaron de funcionar el 12 de febrero,  y los exportadores colombianos calculan que han pagado 48 millones de dólares en aranceles.

Apoyos de la OIT 

Vigilarán buen uso de pactos colectivos

Para evitar el uso ilegal de los pactos colectivos, el Ministerio hará una campaña de divulgación que estará lista el 15 de junio, al tiempo que buscará asistencia técnica de la OIT para monitorear la utilización de esos pactos. Este y otros apoyos de la OIT serán solicitados a más tardar el 15 de septiembre. Para evaluar el avance del Plan de Acción, que incluye la protección a líderes sindicales, a los trabajadores interesados en sindicalizarse y ex sindicalistas amenazados, Colombia y Estados Unidos acordaron que este año habrá reuniones técnicas cada dos meses y una de alto nivel; en el 2012, cuatro reuniones técnicas y dos de alto nivel; en el 2013, dos reuniones técnicas semestrales y una de alto nivel. 

Plan de Acción salta a la televisión 

Estados Unidos tiene en su poder información entregada por el gobierno colombiano dentro del Plan de Acción acordado por los presidentes Santos y Obama, que aún no se conoce en el país.

El paquete, remitido el 18 de abril contiene, por ejemplo, la preparación de un plan para conciliación y resolución de conflictos entre trabajadores y empleadores, que incluye la capacitación de estos y talleres para los inspectores de trabajo, que deben comenzar a más tardar el 15 de junio; la primera fase concluirá el 15 de diciembre.

Además, el Ministerio de la Protección Social iniciará una campaña de divulgación pública en televisión y con material impreso. Respecto de las controvertidas cooperativas de trabajo asociado (CTA), el Ministerio capacitará 50 inspectores dedicados exclusivamente a estas organizaciones dentro de un plazo que se vence el 15 de diciembre.

A más tardar el 15 de junio se expedirá un decreto que reglamente la Ley de primer empleo, en el que defina, en forma clara, entre otros aspectos, qué es una actividad misional permanente en una empresa y qué es intermediación, funciones prohibidas a las CTA.

 En caso de abusos o violación de las normas, las autoridades promoverán su acatamiento mediante condonación de las multas si el empleador accede a crear y mantener una relación directa laboral con los trabajadores afectados. Un borrador de dicho decreto debió ser entregado a EE. UU. el 22 de abril.

El Ministerio de la Protección desarrollará un programa de divulgación y asesoría a los trabajadores sobre sus derechos bajo las leyes cooperativas, y las acciones legales para su aplicación, y de la existencia de sanciones penales a los empleadores que atenten contra el derecho de organización y negociación colectiva.

La fecha límite para iniciar este plan, que será permanente, es el 15 de junio. Frente a las empresas de servicios temporales, habrá un régimen de cumplimiento de las normas que las regulan, para impedir que aquellas sean utilizadas para vulnerar los derechos de los trabajadores. Un borrador de dicho régimen ya fue enviado a las autoridades estadounidenses y su aplicación será, por tardar, el 15 de diciembre.

Sergio Gómez Maseri Corresponsal de EL TIEMPO 

Siga bajando para encontrar más contenido