‘Reglamentación de taxis de lujo
deja por fuera a nuevos jugadores’

Uber critica que el proyecto restringe el servicio al gremio de taxistas.
Implementación de la norma, en manos del nuevo ministro de Transporte.

Uber, en la mira por comentario de uno de sus ejecutivos

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
Portafolio
abril 28 de 2016 - 05:35 p.m.
2016-04-28

Luego de que en noviembre el Gobierno definiera un marco regulatorio para el servicio de taxis de lujo, mediante el decreto 2297, el ministerio de Transporte estaría definiendo las ‘reglas de juego’ bajo las cuales entraría a regir la norma.

La necesidad de esta reglamentación surgió a raíz del malestar que la llegada de Uber al país generó en el gremio de taxistas. Sin embargo, la aplicación rechaza el decreto.

Para Uber, aunque la norma “es un paso inicial para nuevas formas de movilidad diferentes al taxi tradicional en Colombia”, deja por fuera a nuevos jugadores, es decir, a todo aquel que no sea taxista, pues “restringe esta categoría a los actuales propietarios de taxis amarillos y al sistema de cupos existente”, cupos que “se encuentran monopolizados por particulares y se transan en un mercado informal sin ningún control”.

En su lugar, la aplicación está promoviendo el Proyecto de Ley de Aplicaciones de Transporte Privado que cursa en el Congreso, una norma que se aproxima a la usada en México.

“Es una nueva categoría que complementa la legislación existente y que, además, le da al Estado mejores herramientas, apalancadas en tecnología, para asegurar la eficiente prestación de este servicio y crea una nueva fuente de ingresos para la Nación, que podrá invertir en el mejoramiento de la movilidad de las ciudades colombianas”, agregó la firma en un comunicado.