Uber podría funcionar solo con taxis

Para que el servicio pueda ser prestado por vehículos de transporte especial o blancos, Mintransporte dice que es necesario un contrato previo entre la empresa prestadora y el pasajero, en el que se especifique un origen y un destino.

Conductores que trabajan con Uber dicen que respetan a pasajeros y las normas de tránsito.

Archivo Portafolio.co

Conductores que trabajan con Uber dicen que respetan a pasajeros y las normas de tránsito.

POR:
mayo 05 de 2014 - 05:29 p.m.
2014-05-05

Ante polémica que generó Uber, una aplicación para solicitar transporte desde el celular y que gana diariamente más usuarios en Bogotá, el Ministerio de Transporte afirmó que, al ser una herramienta tecnológica y no una empresa de transporte de pasajeros, no está habilitada o registrada en sus bases de datos. 

"Puede prestar sus servicios como aplicación haciendo enlace entre un prestador del servicio y una persona que requiere moverse a cualquier punto de la ciudad. Lo que estamos revisando e investigando es con qué tipo de vehículos Uber está ofreciendo el servicio y si se encuentran dentro del marco jurídico vigente", afirmó el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán.

Agrega que hasta donde se sabe son vehículos de transporte especial que solo se pueden usar para servicios escolares, turísticos y empresariales. "El servicio de taxi tiene una normatividad diferente, las tarifas son fijadas por los concejos municipales y los alcaldes, mientras en el transporte especial debe existir un contrato con un origen y un destino, y la tarifa se pacta entre la empresa y la persona que contrata el servicio", explicó.

Por esta razón, Estupiñán le solicitó a Uber la copia de los contratos que ha celebrado con las empresas de transporte especial y con los usuarios de la aplicación en el país. Consulte aquí el decreto con el que se regula el servicio especial.

Tras las quejas de los taxistas, el viceministro se reunirá esta tarde con representantes de varias empresas afiliadoras para concertar una salida.

"Aquí la prioridad son los usuarios, si vemos que es necesario unificar una política de transporte frente la tema la contemplaríamos, para que los taxistas también puedan participar, como ya lo hacen en otra aplicación conocida como Tappsi", puntualizó.

En la reunión también se hablará sobre la propina o valor adicional que propone Tappsi, como "incentivo" para que los taxistas reserven carreras en horas pico.

En cuanto a los operativos que está realizando la Policía de Tránsito, el funcionario dijo que en cada ciudad las autoridades de tránsito podrán de acuerdo a sus competencias tomar las acciones pertinentes, como inmovilización de vehículos y comparendos.

EL INICIO DE LA POLÉMICA

Cerca de 100 conductores, dedicados a prestar el servicio de taxi, asociados en la aplicación digital Uber, protestaron el lunes frente a la Alcaldía de Bogotá, reclamando su derecho al trabajo.

Uber es una app que se descarga en dispositivos móviles para solicitar un tipo de transporte especial, presente en Bogotá hace ocho meses, y operando en 100 ciudades en más de 40 países.

Uber no ofrece servicio en los carros amarillos tradicionales, sino en automóviles de servicio especial, que suelen ser de color blanco.

La polémica surgió desde el fin de semana pasado cuando la Policía de Tránsito y Transporte empezó la tarea de realizar retenes para detectar los vehículos que estaban prestando este servicio que, como novedad, ofrece su forma de pago con tarjeta de crédito.

La app se puede descargar en la App Store de Apple (para iPhone) y en Google Play (para dispositivos Android).

El coronel John Rodríguez, comandante de la Policía de Tránsito y Transporte de Bogotá, le explicó a Eltiempo.com que la semana pasada recibió una orden de la Secretaría Distrital de Movilidad para interceptar este tipo de carreras, bajar a los pasajeros y proceder a la inmovilización de los carros, en su mayoría de placa blanca. “Seguimos realizando operativos de control con base en las órdenes dadas por Movilidad, solo cumplimos los reglamentos”, explicó el coronel Rodríguez.

De otro lado, Mike Shoemaker, gerente de Uber en Colombia, afirma que sí están habilitados a cobijarse en la figura de servicio especial y que la polémica ha sido presionada por los gremios de taxistas de la capital que han visto amenazado su oficio con el nuevo servicio. Agrega que la Secretaría de Movilidad le está dando una interpretación errónea a la ley y se sostiene en que la operación de los vehículos asociados es legal.

“El modelo de Uber es el mismo que se ha usado en el servicio especial de transporte durante 15 años, en hoteles y clubes sociales, la única diferencia es que estamos usando la tecnología para hacer el servicio especial más eficiente y conveniente”.

Hace ocho meses, cuando se anunció su llegada al país, Patrick Morselli, responsable de la expansión de Uber en Latinoamérica, dijo que “no somos una empresa de transporte público, somos una desarrolladora de software. Los conductores se inscriben en nuestro sistema y pagan un pequeño porcentaje por cada una de las carreras que completan”.

La comisión que cobra Uber a cada afiliado es del 20 por ciento, con lo que se compran los equipos que les dan a los taxistas y pagan el plan de datos con el que funciona.

TAXIS LIBRES: ‘UBER ES UN SERVICIO PIRATA’

Úldarico Peña, vocero de Taxis Libres, dijo: “hoy es un servicio pirata, ya que todas las modalidades de taxi están reglamentados bajo los 58 artículos del decreto 172 del 2001, ya que esta empresa fijó tarifas y recorridos por distancias a su acomodo. Eso tiene sanción”.

CHRISTIAN PARDO QUINN

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido