‘Uber impulsa la ilegalidad e informalidad’

Gremios de transporte aseguran que estos servicios ‘son caldo de cultivo’ para la piratería.

Según el gremio, si ocurren accidentes de tránsito en los vehículos particulares que prestan el servicio a Uber, Uber X, Tripda,

Archivo particular

Según el gremio, si ocurren accidentes de tránsito en los vehículos particulares que prestan el servicio a Uber, Uber X, Tripda,

Empresas
POR:
noviembre 25 de 2014 - 09:00 p.m.
2014-11-25

En un comunicado, el Consejo Superior del Transporte, la Asociación Nacional de Transportadores –Asontrans- y la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Intermunicipal –Aditt-, rechazaron las aplicaciones Uber, Uber X, Tripda, Mi Águila, Fuímonos y Partem “por el impulso que están generando en informalidad e ilegalidad en el sector”.
“Los gremios del transporte público estamos sentando nuestra voz de protesta por esta nueva modalidad que ofrecen algunos particulares. Los dueños de aplicaciones como Uber están actuando fuera de la Ley y desacatando decisiones de la Corte Constitucional. Por ende, hacemos un fuerte llamado a que se ejerzan controles a la ilegalidad”, puntualizó Marino Quintero, presidente del Consejo Superior del Transporte y Asotrans.
El gremio recuerda que la Corte ratificó que de ninguna manera es posible celebrar contratos de transporte en los que se utilicen vehículos de servicio particular.

“Se debe entender como contrato de transporte cuando una persona se obliga con otra a trasladar usuarios o cosas de un lugar a otro bajo la responsabilidad del contratante. Es decir, cuando quien ofrece el servicio controla la operación de transporte, ejerciendo la supervisión del conductor y del vehículo, en estos casos el arrendatario realizaría un transporte no autorizado o cambio de servicio”, expone la Sentencia.
Bajo esta connotación, la novedosa modalidad del transporte es ilegal y aumenta la informalidad en el sector. Además, no se han presentado registros de su actividad ante las autoridades competentes, lo que causa y promueve la inseguridad de los usuarios, se asegura en el comunicado.

“En el transporte público hay responsabilidad del Estado, de las empresas transportadoras, de las aseguradoras, y hay una normatividad clara sobre el funcionamiento de las diferentes modalidades (buses urbanos e intermunicipal, taxis, servicio especial y mixto). Esto permite brindarle a los usuarios un servicio con garantías, mayor seguridad, accesibilidad y calidad”, explicó Quintero.

Según el gremio, si ocurren accidentes de tránsito en los vehículos particulares que prestan el servicio a Uber, Uber X, Tripda, Mi Águila, Fuímonos y Partem el usuario no tendrá garantía que respalde las lesiones que puedan presentarse.

“Las entidades competentes y las veedurías no pueden actuar porque desafortunadamente no se tienen registros del parque automotor ni en qué lugares operan. Es decir, el usuario se transporta en un sistema fantasma y sin garantías”, resaltó José Yesid Rodríguez, Presidente Ejecutivo de ADITT.

Las asociaciones hacen un llamado a los usuarios que continúan apoyando el servicio de las aplicaciones por el simple hecho de ser transportados en vehículos lujosos, pues podrían estar impulsando serias pérdidas económicas. “Lo peor de todo es que las entidades que deben actuar sobre el tema, aún no presentan correctivos ante esta bomba de tiempo”, puntualizan.

“Apoyar este servicio es igual que comprar mercancía con contrabando. ¿Por qué? Sencillo, no se pagan impuestos, se aumenta el trabajo informal y se promueve la inseguridad tanto para el usuario como para el conductor. Mientras esto ocurre, el transporte público sí cumple con todas las exigencias legales que el Gobierno ha instaurado”, explicó José Yesid Rodríguez.