Así sería la movilidad del futuro

Carros autónomos y complemento del transporte público son algunas de las propuestas de Uber.

Carro autónomo Uber

Vehículo de pruebas de conducción autónoma de Uber.

Vehículo de pruebas de conducción autónoma de Uber

Empresas
POR:
María Camila González
marzo 07 de 2017 - 11:21 p.m.
2017-03-07

Una de las mayores preocupaciones que trae el mundo moderno es la movilidad, pues mientras las ciudades crecen a un ritmo acelerado, su infraestructura vial y la capacidad del transporte público demuestra no estar lista para esa creciente demanda.

De hecho, el número de vehículos por habitantes sigue incrementándose, pues si se compara el número de carros que había en 2004 con los que había en 2013, el aumento ha sido de 57%.

(Lea: ‘No le tenemos miedo a Uber’: Mensajero Urbanos)

El 95% del tiempo, los 1.200 millones de carros que existen en el mundo permanecen parqueados. Un reto para la industria automotriz y para la movilidad y también una oportunidad”, dijo Andrew Salzberg, director de Políticas e Investigación de Transporte de Uber.

De acuerdo con un estudio de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (Oica), en Colombia hay 5,9 carros por cada 1.000 habitantes, una cifra que aunque es inferior al promedio de América Latina (10,1), ha sido un reto para el país, sobre todo en las grandes superficies urbanas como Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena o Barranquilla.

Con eso, empresas privadas y públicas se han puesto a la tarea de buscarle una solución a dicha situación basadas en la tecnología.

El caso más sonado es el de Uber, que desde que implementó la posibilidad de que los carros particulares prestaran servicios de transporte público ha sido una revolución tanto para los modelos tradicionales como para la ciudadanía.

Por eso es que desde hace unos años la compañía estadounidense viene trabajando en modelos en los que buscan ayudar a las ciudades a ser más sostenibles y a mejorar su movilidad. Estos son algunos de los avances.

Los carros autónomos

Para el desafío de la movilidad, varias organizaciones como Google o Uber plantean la implementación de vehículos autónomos.

Uber empezó con la compra de una start-up, Otto, que trabaja en la creación de mecanismos para poner a andar camiones de carga sin necesidad de conductor.
Estamos viendo cómo funcionan los pilotos en estos vehículos de carga. La idea es que para los próximos años se pueda utilizar este mismo sistema para trasladar pasajeros como parte del transporte público”, explicó Matt Sweeney, director de Productos de Tecnologías Avanzadas de Uber, quien agregó que la idea con este tipo de sistemas, que funcionan con sistemas de geolocalización y cámaras, es que sean una alternativa al uso de medios de transporte como buses, metros, taxis, carros compartidos, entre otros.
Big data para las ciudades

Uno de los obstáculos para las ciudades es la planeación de su infraestructura para que sea sostenible por varios años, mientras que su población de duplica. Por eso es que desde este año Uber dispuso, de manera gratuita, una plataforma online denominada Uber Movement que permitirá a las ciudades que más utilizan su servicio para poder realizar y ejecutar proyectos que le sean útiles a las urbes.

Carros particulares, complemento del transporte público

Ciudades como Londres, París o incluso Bogotá ofrecen a sus ciudadanos complejos sistemas de transporte público, pero que son independientes de otros medios de transporte como los taxis o vehículos para transporte de lujo.

Con eso, Uber implementó un plan piloto con el que los pasajeros del metro de Londres tendrán la posibilidad de utilizar sus servicios para extender la red del tren en horas de la noche cuando ya no este disponible.

Si bien es cierto, todavía queda mucho por hacer para mejorar la movilidad de las ciudades, Salzberg afirma que el secreto es que exista un trabajo mancomunado entre el sector público y el privado “para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

María Camila González
marola@eltiempo.com