Los múltiples problemas que tiene que enfrentar el nuevo jefe de Uber

El domingo, la empresa nombró a Dara Khosrowshahi como su nuevo presidente ejecutivo.

Dara Khosrowshahi, nuevo presidente ejecutivo de Uber.

Dara Khosrowshahi, nuevo presidente ejecutivo de Uber.

EFE

POR:
bloomberg
agosto 29 de 2017 - 04:22 p.m.
2017-08-29

¿Es este el comienzo de un nuevo Uber? El domingo, la empresa de reservas de viajes y taxis decidió nombrar un nuevo presidente ejecutivo. Su nombre es Dara Khosrowshahi, y es conocido por darle la vuelta a Expedia Inc., la agencia de viajes en línea.

(Lea: Uber y Cabify se reinventan y anuncian novedades

Khosrowshahi fue también el único candidato al máximo cargo de Uber cuyo nombre nadie en la junta directiva se tomó el trabajo de filtrar. El directorio de la compañía se ha dividido en dos facciones.

(Lea: ¿Qué pasará con Uber ahora que renunció Travis Kalanick, su CEO?

El campo de los inversionistas tradicionales, liderados por la firma de capital de riesgo Benchmark, prefería a Meg Whitman de Hewlett Packard Enterprise Co. Los que estaban cerca del recientemente depuesto presidente ejecutivo de Uber, Travis Kalanick, estaban presionando por Jeff Immelt, ex jefe de General Electric Co.

(Lea: ¿Por qué renunció a su cargo el CEO de Uber?

Khosrowshahi, una elección al parecer de compromiso, se ve un poco menos problemático en comparación con Immelt, cuyo mandato en GE fue contaminado por el papel de la compañía en la crisis financiera de 2008.

También tiene antecedentes impresionantes. En Expedia, supervisó un aumento de seis veces en el valor de la compañía después de escindirla de IAC / InterActiveCorp en 2005.

Whitman, por su parte, se ha visto superada por los tipos que venden impresoras de inyección de tinta. Con todo eso en mente, la contratación de Khosrowshahi parece inteligente. Sin embargo, preocupa que los miembros de la junta de Uber estén cometiendo el mismo error que llevó a la compañía a tener este lío.

Están depositando sus esperanzas y algo así como 200 millones de dólares en las habilidades extraordinarias de una persona, cuando los problemas de Uber Technologies Inc. son más profundos que cualquier presidente ejecutivo.

La semana pasada, Eric Newcomer reportó que la compañía perdió 645 millones de dólares en el último trimestre después de recibir 1.750 millones de dólares en "ingresos netos ajustados".

El informe ha sido saludado por la mayoría como un paso en la dirección correcta porque Uber redujo sus pérdidas en 9 por ciento respecto al trimestre anterior, pero las cifras pueden no contar toda la historia.

La empresa parece haber filtrado los datos, y por el momento no tiene un director financiero. Y de cualquier manera, las cuentas no son tan alentadoras.

Una de las razones de los enormes déficits de Uber es que la compañía ha invertido de manera enérgica en negocios auxiliares (como el equipo en busca del "auto volador").

Otra razón: las tarifas bajas a menudo no cubren aun el costo del trayecto en muchos lugares en los que opera la compañía. Los inversionistas están esencialmente subvencionando los viajes mientras esperan que la empresa se vuelva lo suficientemente grande como para arrinconar a los competidores y aumentar los precios.

Sin embargo, las cosas no han funcionado de esa manera. Uber se ha rendido recientemente a rivales locales en China y Rusia, e India puede ser el siguiente. Mientras tanto, en Estados Unidos, los capitalistas de riesgo han estado más que dispuestos a usar sus fondos para subsidiar los viajes de los clientes en Lyft, ayudando a Uber a mantener sus márgenes inexistentes.

Se suponía que los autos sin conductor eran la salida de Uber de esta trampa, pero eso no resultó bien.

Khosrowshahi debe intentar crear algún tipo de reforma cultural. Es probable que Uber intensifique sus esfuerzos por transformar su marca hacia una favorable a los conductores en lugar de una con reputación de depredadora.

Con los clientes, tratará de parecer más ágil, en lugar de lo contrario. Sin embargo, el movimiento anti-Travis Kalanick no terminará los dolores de cabeza de la junta de la noche a la mañana.

Una de las grandes lecciones del crecimiento de Uber y sus luchas más recientes, es que es un error ver a las empresas a través del prisma estrecho de sus líderes.

Siga bajando para encontrar más contenido