Un modelo que aporta al crecimiento empresarial

El leasing tiene tasas de interés favorables, plazos máximos hasta de 20 años y mejores condiciones de acceso.

Leasing BBVA
Empresas
POR:
Portafolio
julio 01 de 2016 - 03:37 p.m.
2016-07-01

Con tasas de interés favorables, plazos máximos hasta de 20 años y mejores condiciones de acceso, el leasing se ha convertido en una importante herramienta para el crecimiento empresarial, ya que permite a las compañías estar actualizadas con equipos de última generación, acordes con sus necesidades.

Impulsar el desarrollo de las empresas mediante la compra de maquinaria, equipos, vehículos e inmuebles es uno de los objetivo del leasing, una figura de financiamiento que ha ganado terreno en el mercado colombiano, gracias a que promueve la inversión, principalmente en aquellas compañías que tienen dificultades de acceso a recursos y a otras opciones de financiación.

El leasing es, según Asobancaria, una operación por medio de la cual un banco o entidad financiera adquiere un activo a petición de un cliente, para luego entregárselo en arrendamiento, a cambio de una cuota mensual que deberá pagar durante la vigencia del contrato. Este mecanismo está orientado a financiar la compra de bienes raíces (bodegas, oficinas, locales comerciales y consultorios) y activos productivos que las empresas necesitan.

¿QUÉ VENTAJAS TRAE PARA UNA EMPRESA LA IMPLEMENTACIÓN DE ESTA FIGURA?
Una de las ventajas del leasing es que la empresa accede a un mayor porcentaje de financiación sobre el valor de los activos, incluso hasta el 100 por ciento del valor del bien, adaptándose de esta forma a las necesidades de la compañía.
La segunda es que para la empresa contar con el bien adquirido en leasing le representa un aumento del capital y una mayor productividad con un impacto altamente positivo en su competitividad.

ASPECTOS PARA TENER EN CUENTA
El principal aspecto que debe evaluar es si adquirir el bien con recursos propios representa para su empresa destinar los recursos del capital de trabajo en la compra de un activo fijo, que se puede financiar a largo plazo o si con este nuevo leasing está reemplazando gastos de arrendamiento por un canon de leasing donde a la vez está capitalizando un activo, lo cual sería un beneficio para su empresa. Por último y no menos importante, que el activo a financiar debe ser un activo productivo.

Ahora, ¿por qué es importante para cualquier empresa, independientemente de su actividad y tamaño, evaluar el leasing como una opción para el desarrollo de diferentes proyectos que requieren la adquisición de activos? Porque el modelo de financiación de leasing permite a las empresas hacer uso activos productivos que no siendo de su propiedad, mejoran su capacidad instalada y el nivel de los ingresos; a cambio del pago de un canon periódico.

Entidades como Bancoldex destacan que “el leasing es la forma más práctica y segura que tienen los empresarios para resolver las necesidades de ampliación y modernización de sus instalaciones industriales y comerciales”. Además es un mecanismo que permite el aprovechamiento de diferentes activos, según las necesidades operativas de cada empresa.

ALTERNATIVA PARA CRECER
Al respecto, la presidente de Fedeleasing, Beatriz Eugenia Morales, explica que “con este mecanismo el propietario del bien es la compañía de financiamiento, por eso los empresarios pueden liberar caja para invertir en otro tipo de operaciones y no en la compra de activos, que deben esperar a que produzcan para recuperar la inversión”.
En cuanto a plazos, estos se definen con base en el tipo de activo adquirido y en la operación del cliente; por ejemplo, si una máquina que se va adquirir a través de esta modalidad de financiamiento tiene una vida útil de cinco a diez años, se le permitirá al empresario pagar el arrendamiento en ese mismo periodo de tiempo, de tal manera que coincidan los plazos de la facturación con el pago del canon.

De acuerdo con Morales, no existe por norma un plazo máximo determinado para el pago de un leasing, sin embargo el mercado ha establecido que cuando se trata de maquinaria los plazos son hasta de diez años, para un vehículo hasta de cinco años y para un bien raíz hasta de quince años.

Otra de las ventajas se refiere a las tasas de interés, las cuales son más favorables debido a que la propiedad del activo lo tiene directamente la compañía de financiamiento, lo que da al empresario mayores facilidades al momento de acceder al leasing y mejores condiciones financieras. “Esto permite a las empresas estar renovando su equipo o sus bienes con mayor facilidad”, confirma la presidenta de Fedeleasing.

Existen además alianzas entre las compañías de leasing y algunos proveedores, por medio de las cuales se generan descuentos en el valor de los activos por adquirir, los cuales se trasladan directamente al empresario. Además, cuando se trata de operaciones de importación, el empresario no tiene que hacer registro ni estar pendiente de contratar el gestor de aduanas para la nacionalización, porque para eso está la compañía de leasing, que entrega el bien importado donde el empresario lo desee.

TIPOS DE LEASING
Una vez terminado el contrato de arrendamiento, el empresario tiene dos opciones. La primera, cuando se trata de leasing financiero, es comprar el bien pagando un porcentaje que oscila entre uno y 10 por ciento del valor del mismo, dependiendo de las condiciones pactadas en la operación. Esto se da porque durante la vida del contrato el empresario ha pagado, dentro de la cuota, una porción de ese bien más los intereses.

La segunda opción se maneja con el leasing operativo, una figura de arrendamiento puro donde el empresario solo paga el canon mensual por concepto de arrendamiento del bien y al final del contrato, la entidad financiera sigue siendo la propietaria del activo y puede decidir si lo coloca nuevamente o lo vende.