En la Unión Europea hay 800 oportunidades de negocios

Por el TLC, la variedad de negocios es amplia; las frutas serían las ganadoras.

Frutas

Archivo Portafolio.co

Frutas

Empresas
POR:
octubre 08 de 2012 - 01:30 a.m.
2012-10-08

A pocas semanas de que el Parlamento Europeo aborde en su plenaria la discusión del Tratado de Libre Comercio de la Europa Comunitaria (UE) con Colombia, donde está próximo a radicarse en el Congreso, Proexport dio a conocer un listado de más de 818 productos colombianos con oportunidades reales de negocios en ese mercado de 500 millones de consumidores.

Según la presidenta de la entidad promotora de las exportaciones, María Claudia Lacouture, con ese trabajo se busca que los empresarios puedan aprovechar este mercado, al que ingresarían sin pagar de aranceles si el tratado entra en vigencia en enero próximo.

Proexport analizó las posibilidades que tendrán los sectores de agroindustria, manufacturas, prendas y servicios.

Así, por lo menos 161 productos de agroindustria, 538 de manufacturas e insumos, 116 del sector de prendas y tres de servicios podrán llegar a los 27 países de la UE con beneficios arancelarios.

Una de las perspectivas está en la venta de bienes de la agroindustria, particularmente frutas frescas –renglón del que, según Proexport, se facturaron el año pasado cerca de 40 millones de dólares, pese a que la UE importó 6,5 veces esa cuantía–.

Las frutas frescas y procesadas tienen oportunidad en Reino Unido, Eslovaquia, Estonia, Finlandia y Holanda, que usa grandes cantidades del producto para procesos industriales, como jugos concentrados, mermeladas o helados.

Al consumidor final llega a través de hipermercados y supermercados, y por medio de mayoristas se distribuye a hoteles, restaurantes y cafés.

Estas no son para nada desconocidas para los europeos, a cuyas mesas han llegado principalmente banano y plátanos, uchuvas, gulupa, granadilla, tomate de árbol, pitahayas, maracuyá y melones. También se han registrado exportaciones de aguacates, mangos, curuba, guayaba y limón tahití; de otro lado, se han identificado oportunidades para frutas exóticas, como piña, papaya, guayaba y aguacate tipo hass.

Con respeto al tema de las exigencias sanitarias, Lacouture indicó que todas las frutas que se exportan cumplen con los requisitos.

Pero Proexport no se ha limitado a identificar las oportunidades mencionadas sino que ofrece apoyo en otras áreas para concretar los beneficios del acuerdo comercial.

Por ejemplo, en el cumplimiento de los requerimientos de la ley general de alimentos de la UE –niveles máximos de residuos de pesticidas–.

Además, los certificados GlobalCap sobre requisitos medioambientales, Fair Trade, que aseguran las condiciones de comercio justo, para los productores y condiciones comerciales más provechosas, y orgánicas, que garantizan que los bienes cumplen con las demandas de salud y de impacto ambiental.

REACOMODO DE FIRMAS POR TLC

Los tratados de libre comercio (TLC) firmados con Estados Unidos, Canadá y México están llevando a que algunas compañías de esos países opten por tomar las riendas de sus importadores en Colombia y aprovechen las ventajas competitivas de estar en ambos lados.

La estadounidense DyStar LP, por ejemplo, adquirió la holding Anglostar LLC, que no solo es de origen gringo sino es la propietaria de las firmas Anglostar en Colombia, Ecuador y Perú.

En días pasados, la canadiense Dorel Industries hizo una operación similar a la anotada y adquirió el 70 por ciento de las firmas Baby Universe SAS (Colombia) y Best Brands Group (Panamá).

En abril, Wolverine World Wide (WWW), propietaria de la marca Hush Puppies, se alió con la chilena Forus en el negocio de zapatos.

Paralelamente hubo una integración entre el Consorcio Metalúrgico Nacional y Sigma Steel, que abrió una planta de aceros en la Costa atlántica.

En mayo se anunció la venta de Alfredo Steckerl Hierros, firma de Barranquilla que distribuye hierro, acero y aluminio, a Triple S-Steel Holdings.

Igualmente, Nucor Colombia Sales, de capital estadounidense, abrió una sucursal en el país hace unos meses e inició la importación formal de productos de acero para su distribución en Colombia, que en el momento asciende a unos 11 millones de dólares.