La Universidad Nacional
moderniza su infraestructura

Los avances en nuevos edificios, investigación e internacionalización, son algunos de los logros, según el balance de su rector, Ignacio Mantilla.

El nuevo edificio de la facultad de enfermería fue inaugurado hace un mes en el campus de Bogotá.

El nuevo edificio de la facultad de enfermería fue inaugurado hace un mes en el campus de Bogotá.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 22 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-05-22

El centro de educación superior estatal más importante del país tiene su propio plan de expansión y de inversiones en modernización. El objetivo es seguir ocupando importantes lugares en mediciones, llevar educación de calidad a la población vulnerable, liderar la formación doctoral en el país, invertir en su infraestructura y ser formadora de opinión en temas de interés nacional.

Los avances en infraestructura, investigación e internacionalización, los reconocimientos dentro y fuera de Colombia, y su liderazgo en temas relacionados con los diálogos de paz son algunos de los logros alcanzados. Sus sedes, Bogotá, Medellín, Manizales, Palmira, Orinoquía, Tumaco, Amazonía y Caribe, han tenido alguna intervención en el último año.

LA EJECUCIÓN

En Bogotá se destaca la apertura del Hospital Universitario Nacional de Colombia, en el que se invirtieron 26.268 millones de pesos en dotación de equipos médicos, cuenta con 18 consultorios, servicio de psiquiatría, neonatología, cardiología, psicología, nutrición, hemodiálisis y toma de muestras.

A través de una alianza con 14 instituciones públicas de la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá y la facultad de medicina, pacientes ya tienen acceso a sus servicios. Tendrá 230 camas, 20 por ciento de las cuales será para cuidados intensivos.

“Esto constituye una de las contribuciones más significativas para la formación de los profesionales, la prestación de servicios, y como campo de acción para la investigación e innovación en salud”, dice el profesor Ignacio Mantilla, rector de la Universidad.

Estos resultados se lograron en parte por la creación de la estampilla pro Universidad Nacional y demás universidades estatales de Colombia, aprobada por el Congreso de la República en el 2013.

De esta manera se obtuvieron los recursos para el hospital.

EN LAS REGIONES

También se destaca el avance y entrega del nuevo edificio de la facultad de enfermería, en el que se invirtieron $34.000 millones. En 6.800 metros cuadrados se encuentran cuatro laboratorios y 14 salones, con una capacidad para 720 estudiantes.

En otras ciudades se destaca el avance en el diseño y el inicio de la construcción del primer edificio de la Sede Tumaco que, con Caribe, Amazonía y Orinoquía, forman parte de las sedes de frontera, a las que se llega a través del Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama).

Este es un exitoso modelo de inclusión social al que aspiraron 3.230 estudiantes y fueron admitidos 441. Se les ofrece la posibilidad de elegir entre cerca de 60 carreras diferentes que se deben culminar en las Sedes Andinas: Bogotá, Medellín, Manizales o Palmira. El próximo semestre se llegará al graduado número 100.

Según Mantilla, la presencia de la universidad en Tumaco es un logro trascendental, dado que llevar a una región, históricamente deficiente en calidad académica, la mejor universidad del país, muestra el compromiso que tiene el alma mater con todos los extremos del sistema educativo: desde ofrecer educación a población vulnerable de zonas apartadas hasta llevarlas a lo más alto, como a doctorados e intercambios internacionales.

BIEN EN EL EXTERIOR

Otro de los logros es la internacionalización de la universidad que, si bien es muy importante en términos de abrir puertas a los nacionales, hacia afuera también es de destacar lo alcanzado en materia de extranjeros.

En el primer caso, en los últimos tres años, se cuadruplicaron los convenios: mientras que en 2012 se fueron al exterior 300 estudiantes, en 2015 el número ascendió a 950.

Así mismo, sin contar los extranjeros que vienen a aprender español, en el 2012 arribaron 119 a una docena de facultades, frente a los 352 que lo hicieron en último año y que realizaron estudios en sus 21 facultades.

“Nos ha sorprendido tener estudiantes de países como Irán, Corea y Turquía”.

Este contacto con el mundo ha puesto a la Universidad Nacional en el mejor nivel. Prueba de ello fue ser escogida junto con la Universidad de Antioquia para establecer seis grupos Tándem Max Planck, siendo Colombia el tercer país en América Latina, después de Chile y Argentina, en suscribir este tipo de convenios con Alemania.

Se trata, entre otros retos, de que el país se ponga a la vanguardia en materia de investigación sobre enfermedades infecciosas y potencial terapéutico de la biodiversidad, lo que también le permitirá transitar hacia la élite mundial de investigación en salud.

LA UNIVERSIDAD COLOMBIANA QUE MÁS FIGURA EN ESCALAFONES

En la presentación de su balance, las directivas de la Universidad Nacional tienen una larga lista de logros que corroboran el alto nivel de este centro de educación superior.

De ocho escalafones revisados, la Nacional es la primera universidad colombiana que figura en siete de ellos.

En términos de liderazgo e interés por otros asuntos del país, la institución se destaca por el trabajo realizado desde el Centro de Pensamiento y Seguimiento a los diálogos de paz, creado en el 2012, que la convirtió en un interlocutor válido, junto con Naciones Unidas, para el Gobierno y las Farc, en todos los aspectos que discuten sobre el proceso.

Gracias a este foro de discusión, el Gobierno alemán invitó a miembros de la universidad a constituir una escuela colombo-alemana de paz, para que, a partir de septiembre, ya haya un proceso de admisión con el fin de realizar investigaciones en torno al tema.