Upper Side 81 st Street, lo nuevo de la gastronomía

En Bogotá está el restaurante al estilo neoyorquino que busca un público particular.

Comedor Upper Side

Archivo particular

Comedor Upper Side

Empresas
POR:
octubre 31 de 2012 - 12:14 a.m.
2012-10-31

Bajo la idea de que a pesar del 'boom' de restaurantes en el país aún existe un vacío para públicos especializados y ofertas diferenciadoras, abrió sus puertas  al norte de Bogotá Upper Side.
La inversión es un 99 por ciento de inversionistas españoles, ingleses alemanes y el resto de colombianos que quieren atraer público de 30 años en adelante, que sin disgustarles la rumba quieren hallar un espacio distensionado para alternar comida y música hasta las tres de la mañana.
“No estamos inventando nada, ni queremos parecernos a los grandes restaurantes de Nueva York, pero  acá generalmente cierra sus puertas a 11 de la noche y si el cliente quiere compartir después de esa hora con un trago tiene que ir a buscar rumbeaderos o a la casa”, sostiene Aileen Sasson, una de las socias.
Diice haber hecho con sus aliados un concienzudo estudio para apuntarle al 'target' acertado, una generación que ella denomina ‘perdida’ .

“Vimos con Javier Coria (español) el espacio de techos altos de la Calle 81 con carrera 13, en Bogotá, construidos a la manera de un loft neoyorquino y de inmediato se nos vino una pregunta

¿Por qué no traer la experiencia de Nueva York a Bogotá? El proceso duro cerca de un año y medio.
Paralelamente, dice que encontrar socios en el país para el emprendimiento, en contravía a lo que se cree, fue más fácil en  el exterior, pues a los fondos locales los atraen más los segmentos de comidas rápidas o conceptos más masivos que los especializados.
“Poco apoyo encontramos en entre inversionistas locales y entre los extranjeros la idea les sonó más rápido”, asegura.
Sasson no da cifras de la inversión en el primer restaurante Upper Side en la capital del país, pero asegura que es representativa, pues están en una zona comercial top del norte de Bogotá.
El restaurante tiene 400 metros cuadrados y una capacidad para 170 personas.

El estilo es neoyorquino, es decir, con espacios abiertos y techos altos (loft)  y oferta multiétnica en la carta de platos, y  comida tanto para vegetarianos y como no vegetarianos.
La empresaria dice que el plan apunta a recuperar la inversión del primer restaurante en 18 meses, para luego  ampliarlo e inclusive iniciar el proyecto para el segundo.