Vea por qué el sector petrolero tiene los mejores salarios

Este martes, Acrip reveló los resultados de su más reciente Investigación Nacional de Salarios y Beneficios, que este 2016 llega a su edición número 40. En ella, señala que el salario mínimo subiría el próximo año 6,75% y cuáles son los sectores que mejor y peor ganan en Colombia. Además conozca cuál es el llamado que se hace a la mesa de concertación para mover la economía.

Vea por qué el sector petrolero tiene los mejores salarios

Archivo Portafolio

Vea por qué el sector petrolero tiene los mejores salarios

Empresas
POR:
noviembre 17 de 2015 - 10:50 p.m.
2015-11-17

Para nadie es un secreto que la caída mundial de los precios del petróleo le ha causado un coletazo a la economía colombiana, con consecuencias directas para quienes trabajan en el sector de hidrocarburos y minería.

Menores puestos de trabajo, acompañados de algunos despidos y reestructuraciones para hacerle frente a la situación, han sido algunas de las secuelas que ha dejado a su paso los bajos precios del crudo a nivel local.

Pese a estas circunstancias, el sector petrolero mantiene el primer puesto entre los que mejor pagan en el país.

Para Lorenzo Ruiz, director de la Investigación Nacional de Salarios y Beneficios de la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip), esto se debe a dos razones fundamentales (Vea también: Minería y petróleo, siguen ofreciendo los mejores salarios).

Una de ellas tiene que ver con que estas empresas invierten mayores recursos en tecnología y quienes trabajan en ellas son personas altamente calificadas y con conocimientos específicos.

“En términos generales, no solo el sector del petróleo sino los del sector financiero y los de servicios públicos tienen mejores salarios porque las empresas que manejan los altos ingresos obviamente invierten mayores recursos”, dice Ruiz Ortiz.

Además, pese a que los precios caen, el sector no se detiene y por el contrario sigue desarrollando nuevas tecnologías, que luego, en un mejor ambiente se verán reflejados con mayor evidencia.

“El sector de hidrocarburos ha tenido una merma en términos de empleabilidad, es decir, un mayor número de puestos de trabajo han sido reducidos. Sin embargo, eso no va de la mano que quieres mantengan sus empleos no ganan más”, señala Lorenzo Ortiz.

¿POR QUÉ GANA MENOS, LOS QUE MENOS GANAN?

Las razones por las que un empleado de los sectores de hidrocarburos, servicios públicos y financiero obtiene los mejores salarios en el país, son inversamente proporcional a quienes ganan menos.

En su orden, el estudio reveló que los sectores con menores salarios del 2015 fueron los de hotelería y turismo, temporales y outsourcing, servicios, textiles, confecciones y calzado.

“En estos sectores la mayor fuerza de trabajo la ponen los operarios, quienes no requieren un alto nivel de tecnicismo”, sostiene Ortiz.

PARA AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD  

El estudio señala que en 2016, el salario mínimo aumentaría un 6,75%. Si se tiene en cuenta que el IPC se acerca al 6 por ciento, el aumento, en términos reales, sería de apenas 0,75 puntos porcentuales.

Pero para Acrip, más importante que el aumento de salario, “que lo debe haber”, asegura Ortiz, “lo que estamos diciendo es que hay que hacer un llamado a la mesa de trabajadores de que no es suficiente con hacer aumentos de salario. Lo que se debe generar es internamente unas políticas de desarrollo humano, de gestión de talento humano, que realmente respondan a dos elementos fundamentales: cómo orientar a los trabajadores a la consecución de los resultados que la empresa quiere tener, pero además, cómo podemos hacer para que esos trabajadores realmente estén, no solo motivados sino con las competencias que necesitan tener. En la medida que las empresas vayan haciendo políticas de gestión humana para conseguir estos dos resultados, la economía se mueve inmediatamente porque una empresa que se da lo suficientemente productiva debe asegurarse que la gente que está trabajando allí es realmente la gente que la empresa necesita”.

Y es que la Acrip cree que cuando todas las empresas hagan el cambio y desarrollen políticas como estas, la economía va a cambiar.

“Cada día en las organizaciones vemos que la mayoría de trabajadores hacen sus tareas, pero pocas veces comprenden los resultados que generan. Por lo tanto, las empresas deben de clarificar los resultados organizacionales. Allí el trabajador pierde una oportunidad, porque si desconoce cuáles deben ser sus resultados, se toma mayor tiempo la consecución de un logro y esto se convierte no solo en un tema de comunicación si no en un tema de competencia. Hemos identificado que cuando un trabajador tiene claro cuáles son sus objetivos y los logra, son trabajadores más felices y motivados que quienes simplemente cumplen con las órdenes que les dan”, concluye Ortiz.

Javier Acosta
Portafolio.co