Venta de SABMiller sería el mayor negocio de la historia

Si la fusión llega a darse, se constituiría la cervecera más grande del mundo, con cerca de 30 % del mercado y activos por 246.000 millones de dólares. El plazo para la decisión es el 14 de octubre.

Las marcas de AB InBev tienen el 20 % del mercado mundial, frente al 9,6% de las de SAB Miller.

Bloomberg

Las marcas de AB InBev tienen el 20 % del mercado mundial, frente al 9,6% de las de SAB Miller.

Empresas
POR:
septiembre 17 de 2015 - 03:42 a.m.
2015-09-17

La oficialización de la intención de compra de SABMiller por Anheuser-Busch InBev, para conformar la principal cervecera del mundo, que saldría de su fusión, produjo un efecto sobre las acciones de las dos gigantes compañías.

De concretarse, este no solo sería el negocio del momento en el mundo, sino el más cuantioso de la historia, destacan conocedores del tema. Aunque aún los directivos no han mencionado el monto de la transacción, fuentes especializadas hablan de que podría involucrar 122.000 millones de dólares. Además, el grupo que resultaría pesaría unos 218.000 millones de euros en la bolsa (246.000 millones de dólares) y tendría cerca del 30 % de la oferta mundial de cervezas, sumando el 20 % actual de AB InBev y el 9,6 % de SAB Miller. Así mismo, acumularía facturaciones anuales superiores a los 65.000 millones de dólares.

Ayer, en la Bolsa de Londres, los títulos de SABMiller habían aumentado 19,89 % al cierre, y en la de Bruselas, la acción de AB InBev un 6,41 %. Mientras tanto, en la bolsa de Sao Paulo esta ganó 2,05 %.

El grupo colombiano Santo Domingo posee actualmente poco más del 14 por ciento de SABMiller, que a su vez detenta alrededor del 63 % del mercado nacional de bebidas alcohólicas y el 98% del cervecero, un potencial que se traspasaría a AB InBev.

PLAZO: OCTUBRE 14

Si bien desde hacía varios meses se rumoraba el apetito de la belgo-brasileña AB InBev, considerada líder de las cerveceras del mundo, por la segunda en el ranking –la británica SABMiller–, apenas ayer en la mañana el Consejo Directivo de esta última reveló en Londres la intención de la primera por hacer una oferta para adquirirla.

No obstante, aclaró en su página web que AB InBev no ha formalizado por el momento ninguna propuesta ni este órgano directivo ha recibido detalles al respecto, según indicó el grupo que cotiza en la capital inglesa y en Johannesburgo (Suráfrica).

Añadió que considerará la posible propuesta tan pronto como sea presentada y comunicaría luego su posición.

AB InBev, que está basado en la ciudad de Lovaina, confirmó poco después en Bruselas haber “entrado en contacto con el Consejo de Administración de SABMiller, pero advirtió también que no hay ninguna certeza de que este acercamiento resulte en “una oferta o acuerdo”. Por su parte, SABMiller les recomendó a sus accionistas que, por lo pronto, no salgan de sus títulos.

En virtud de la ley bursátil británica, AB InBev tiene plazo hasta el 14 de octubre a las 17 horas de Londres para hacer una oferta, un plazo que sin embargo puede ser extendido. Algunas de las muchas incógnitas son el precio de esta fusión, pero también cuáles son las marcas que ambos gigantes tendrían que descartar para satisfacer a las autoridades de la competencia.

Estos planes de fusión se dan en momentos en que la ingesta de alcohol cae y que los consumidores prefieren cada vez más las cervezas artesanales de gama más alta, sobre todo en los países occidentales, pero también en cierta medida en los países emergentes. “Más allá del aspecto financiero, esta propuesta de compra gigante no responde a las preguntas hechas por los cambios de modo de consumo en las nuevas generaciones”, advierte Spiros Malandrakis, experto del mercado del alcohol de Euromonitor International.

Entre las razones que explican que los consumidores opten cada vez más por las cervezas artesanales, Malandrakis cita “el sabor, el deseo de posicionarse de manera diferente, cierta desconfianza hacia las grandes empresas, la voluntad de apoyar la economía local y saber de dónde vienen los ingredientes de la cerveza”.

MARCAS LÍDERES IRÍAN A LA MISMA CANASTA

AB InBev comercializa la marca estadounidense Budweiser, la mexicana Corona y la belga Stella Artois, mientras que SABMiller controla la checa Pilsener Urquell, la italiana Peroni, la estadounidense Miller y la holandesa Grolsch. Son número uno y dos, respectivamente, del sector, delante de la holandesa Heineken y la danesa Carlsberg.

Agencias y Redacción Portafolio