Historia e innovación, el secreto para crecer en el país: Mazda

Toru Nakajima, gerente Global de Ventas y Marketing de Mazda Motor Corporation, cuenta las claves para aumentar la participación y sorprender.

Toru Nakajima

Toru Nakajima, gerente Global de Ventas y Marketing de Mazda Motor Corporation.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
noviembre 14 de 2016 - 10:40 p.m.
2016-11-14

Mientras el mercado de vehículos en Colombia apunta a una caída del 15 % en volumen, Mazda crece a tasas del 14%. Portafolio habló con Toru Nakajima, gerente Global de Ventas y Marketing de Mazda Motor Corporation, sobre el desempeño de la firma en los negocios en Colombia.

Usted representa una marca que es cercana a los consumidores colombianos. ¿Qué quiere decir Colombia para Mazda?


Esta es mi primera visita al país. Sabía muchas cosas del mismo por cuenta de los reportes que he leído, pero es completamente diferente venir y aprender sobre el terreno. No hay duda de que este es un mercado muy importante para nosotros. Es el segundo más grande de América Latina, después de México.

¿Qué le ha llamado la atención?

Constatar que hay un gran cariño por la marca y que este es mucho más fuerte de lo que me había imaginado. Es un orgullo que a lo largo de más de tres décadas hemos desarrollado una relación tan cercana con los consumidores.

¿A qué explica eso?

Pienso que hemos tenido capacidad de innovar y ofrecer buenos productos a buen precio. Por ejemplo, nuestras más recientes innovaciones han sido muy bien recibidas por el público y eso solo se logra si uno viene precedido de una buena reputación. Lo otro es que tenemos un equipo muy fuerte aquí, que conoce bien el país y ha sabido desarrollar relaciones de largo plazo con clientes y concesionarios.

¿Cómo explica que ustedes vayan en contravía de un mercado cuyo balance en 2016 mostrará un nuevo decrecimiento en ventas?

Es una mezcla de tradición y credibilidad. No se trata solamente de ofrecer buenos productos sino de algo que demuestra que tenemos una historia acumulada, gracias a la cual el público nos tiene alta estima.

¿Qué productos están lanzando en este salón del automóvil?

Estamos presentado la camioneta CX-9, que es la de mayor tamaño de nuestra línea, al igual que la CX-3. Ambas se encuentran en la vanguardia de la tecnología. En cuanto al Mazda 6 y al Mazda 3, traemos modelos remozados que, estoy seguro, van a ser muy bien recibidos.

Lea: Los mejores carros del Salón del Automóvil 2016

¿Cómo va la planta que construyeron en México e inició operaciones hace poco?

Fue una ayuda dramática desde el punto de vista de la competitividad. Llegar con productos que se benefician de una liberación de aranceles nos permite establecer precios que no podríamos tener si los vehículos vinieran de Japón, en el caso particular del Mazda 2 y el Mazda 3. La construcción de la planta fue un desafío, pero ponerla en operación resultó ser no menos complejo, al igual que desarrollar los canales logísticos para traer nuestros productos aquí.

¿Ya llegaron al nivel que esperaban?

Todavía no. Tenemos áreas en las que podemos mejorar aquí y allá, no en términos de calidad sino de eficiencia. Pero vamos por buen camino.

¿Qué planes tienen para América Latina?

Teníamos la intención de entrar con fuerza a Brasil y esa fue una de las razones de la planta de México. Lamentablemente las reglas de juego cambiaron. Seguimos igual con la intención de ampliarnos en Latinoamérica, pero debemos esperar las condiciones propicias para que las cosas se den.

¿Cómo va Mazda en el mundo?

Muy bien. En el último año fiscal vendimos 1,5 millones de unidades que es un máximo histórico para nosotros, aparte de que el margen por vehículo fue más elevado, gracias a la tecnología SkyActive. Para este año vamos a estar más arriba, a pesar de que hay una desaceleración de la economía global. De un incremento del 10 % en el ejercicio pasado vamos a algo un poco menos. El próximo lo vemos más difícil.

¿Cuál es el objetivo?

No nos interesa crecer por crecer, sino hacerlo bien. Darles a nuestros clientes una buena experiencia de manejo y aumentar la retención de los consumidores.

La tecnología está cambiando. ¿La era del motor de combustión está por acabar?

Eso va a pasar, pero nadie sabe cuándo. Hasta ahora la eficiencia energética del petróleo supera a la de las baterías, pues la relación es 40 a 1 en términos del tamaño que estas últimas ocupan.
Hay una transición en marcha que es gradual que va a tomar un tiempo. Lo que veo es la mezcla del motor de combustión con apoyos eléctricos, como los vehículos híbridos.

¿Cuál es la respuesta de Mazda?

Ya lanzamos un motor híbrido en Japón y planeamos expandir su presencia. Obviamente estamos invirtiendo mucho en investigación y desarrollo de productos que saldrán al mercado de la mano de los avances en la tecnología.

¿Y los automóviles que se manejan solos?

También llegarán, aunque igualmente hay obstáculos por superar. Nuestra filosofía seguirá siendo la de hacer carros que serán divertidos de manejar, incluso si estos se pueden manejar solos.

Lea: Antes que crecer en volumen hay que fidelizar clientes: Mazda