‘Por vías 4G aumentará en 10% la demanda de cemento’: Argos

La cementera maneja el 70 por ciento del mercado y prevé que para las nuevas carreteras se necesitará el doble del material que se utilizó para el proyecto de las 100.000 viviendas gratis.

Empresas
POR:
agosto 03 de 2014 - 11:41 p.m.
2014-08-03

La magnitud de los nuevos proyectos de infraestructura, como las carreteras de cuarta generación, y su reducido tiempo de ejecución generarán un incremento de 10 por ciento en la demanda actual de cemento del país para los próximos cinco años.

“Esto significa cerca de un millón de toneladas por año, equivalente a casi el doble de la demanda generada por el pasado proyecto de las 100.000 viviendas gratis”, afirmó Tomás Restrepo, vicepresidente regional en Colombia de Cementos Argos.

Para el caso particular de Argos –dice– existen grandes oportunidades, debido a la amplia cobertura de sus cementeras y concreteras.

“Tenemos un liderazgo nacional y, en particular, una alta participación en el sector de la infraestructura, superior al 70 por ciento”, comentó.

Ante la posibilidad de que los constructores opten por pavimento de concreto por encima del asfalto, Restrepo mencionó que esa decisión podría generar ahorros y obtener mayores ventajas técnicas.

“Gracias a la evaluación previa de cada uno de los corredores por parte de nuestro equipo de asesores técnicos, en el cual se consideró el estado actual de las vías, tránsito, tipo de terrenos, periodo de diseño, entre otros factores, se pudo establecer que el pavimento de concreto es competitivo en la mayoría de los corredores”, aseguró el vicepresidente al analizar los costos iniciales de construcción y los mantenimientos de las estructuras de pavimento.

En Colombia se han utilizado pavimentos de concreto desde 1930 aproximadamente. Entre 1950 a 1960, las calles más importantes de las ciudades se pavimentaban con losas de concreto, es el caso de la avenida El Dorado en Bogotá, la avenida Oriental y San Juan en Medellín, las vías urbanas de Barranquilla, Cartagena, entre otras.

A finales de los 90, recuerda Restrepo, se pavimentaron varios tramos de vías de orden nacional como Junín-Barbacoas en Nariño, La Unión-La Frontera y La Cortada - Yolombó en Antioquia, la vía Bogotá-La Calera en Cundinamarca, entre otras.

Adicionalmente, por la misma época se empezó la construcción de los sistemas de transporte de pasajeros con buses articulados que circulaban por carriles exclusivos.

En 2008 se adjudicó el paquete de proyectos de vías para la competitividad a cargo del Invías, donde la mayoría de los proyectos fueron especificados en pavimentos de concreto, de la misma forma ocurrió en el 2012 con el paquete de Corredores Prioritarios para la Prosperidad.

“Esto ha permitido que a la fecha, en el país, se tenga un inventario superior a los 1.000 kilómetros de pavimento en vías de orden nacional, de los cuales más de 700 km se han construido en los últimos seis años”, explicó el alto ejecutivo de la cementera en Colombia.

Según las estadísticas, se estima que el 36 por ciento de los despachos nacionales que Argos hace a los constructores son destinados a la ejecución de obras de infraestructura.

Debido a las oportunidades que aparecen con las nuevas obras, la multinacional ha venido buscando la forma de crecer e innovar no solo en Colombia, sino en los demás países en donde opera.

“En Colombia estamos inaugurando el centro de distribución en Cartagena y hemos aumentado la producción en Rioclaro, Cairo y Nare. Por su parte, en Estados Unidos hemos instalado un molino vertical en Harleyville, entre otros proyectos”, puntualizó Restrepo.

BENEFICIOS DEL CONCRETO

Una de las ventajas más reconocidas de los pavimentos de concreto ha sido su durabilidad: suelen ser diseñados para periodos que van desde 20 hasta 80 años. Otras grandes ventajas son el menor impacto ambiental al tener estructuras menos robustas que las que requiere un pavimento asfáltico.

También, para el mejor comportamiento ante cargas canalizadas y la facilidad constructiva no se requieren equipos costosos (versatilidad de acuerdo a los rendimientos que se deseen en obra).

Menores costos de mantenimiento; se estima que en un periodo de 25 años, los costos de mantenimiento son menos de 1/5 parte de los costos requeridos para un pavimento de asfalto.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com