Víctimas de acoso sexual en el trabajo no lo denuncian

La mayoría de las damnificadas son mujeres y el 41 % de ellas prefiere manejar la situación por sí mismas.

El porcentaje de personas que piden algún tipo de ayuda cuando sufren de acoso sexual en el trabajo es bajo, ya que solamente el

Archivo particular

El porcentaje de personas que piden algún tipo de ayuda cuando sufren de acoso sexual en el trabajo es bajo, ya que solamente el

Empresas
POR:
noviembre 26 de 2014 - 12:15 a.m.
2014-11-26

Según los resultados de la encuesta de percepción revelada por el Grupo de Equidad Laboral de Ministerio del Trabajo, el porcentaje de personas que piden algún tipo de ayuda cuando sufren de acoso sexual en el trabajo es bajo, ya que solamente el 16 % acude a algún tipo de ayuda o asesoría. No obstante, ninguno de los encuestados que reconocieron haber sido víctimas de acoso sexual reportó haber acudido a las autoridades competentes, como la Policía y la Fiscalía.

Asimismo, el estudió reveló que las solicitudes o presión para tener sexo, intento u ocurrencia de acto sexual, los correos electrónicos, mensajes de texto vía celular, contacto físico consentido que se pasa del límite, son las conductas de acoso sexual en el trabajo más comunes en el país.

Sin embargo, gran parte de los encuestados no perciben estas conductas como acoso sexual.

Para Lina María Arbeláez, jefe del Grupo de Equidad Laboral del Ministerio del Trabajo, los resultados generales que arrojó el estudio evidencian que la problemática del acoso sexual en el trabajo es muy común.

Del mismo modo, la encuesta arrojó que las conductas de acoso que más se han experimentado son: observación, miradas picaras no consentidas o no aceptadas, comentarios, chistes o bromas, preguntas íntimas sobre la vida privada y contacto físico, abrazos y besos no consentidos.

Igualmente, gran parte de los trabajadores encuestados no se reconocen como víctimas de acoso sexual en el trabajo. Sin embargo, cuando se les preguntó si han experimentado ciertas conductas constitutivas de acoso, identificaron que algunas ocurren con determinada frecuencia, pero en general no son percibidas como una conducta de acoso sexual.