Los vientos soplan a favor de Enka. Vea por qué

Su presidente, Álvaro Hincapié, cuenta cómo aprovecha la revaluación del dólar en pleno auge exportador. También,cómo se ha diversificado:"Somos líderes de reciclaje de pet en Colombia y la idea es seguir ampliando la red de recolección de botellas".

Álvaro Hincapié, presidente de Enka.

Portafolio

Álvaro Hincapié, presidente de Enka.

Empresas
POR:
agosto 09 de 2015 - 06:28 p.m.
2015-08-09

Aunque en general el sector manufacturero aún no prueba las mieles de la devaluación del peso frente al dólar, Enka de Colombia S.A. sí está aprovechando con todo la actual coyuntura, por la vía del aumento en las exportaciones.
Según su presidente, Álvaro Hincapié, es el premio por una vocación real hacia el mercado externo, la cual les costó años de aguante debido a la revaluación, pero los cogió ahora con toda su infraestructura lista para llegar con más producción a distintos países.
¿Cómo le va a Enka en la actual coyuntura?
Tuvimos la fortuna de poner en operación una planta para generar 14 megavatios de energía eléctrica, que nos permite tener un precio competitivo con los países con los que Colombia ha firmado TLC, y el proyecto ‘Botella a Botella’, que es una planta de talla mundial donde las botellas de pet se convierten de nuevo en materia prima para hacer otro envase. Así hemos aumentado exportaciones.
¿Qué tanto los beneficia la planta eléctrica?
La planta empezó a funcionar en abril del 2014 y nos está suministrando cerca del 92 % de la energía que requiere la compañía, con ahorros cercanos al 40 % en el precio. Ese era un componente importante de nuestros costos, esencial de controlar si queríamos competir por fuera del país. El ahorro es de unos 8.000 mil millones de pesos al año.
¿A cuánto ascienden sus ventas externas?
La compañía ha tenido una vocación exportadora. A pesar de épocas de revaluación tan complicadas como entre el 2003 y mediados del 2014, mantuvimos nuestra presencia en mercados extranjeros, lo cual ahora nos permite aprovechar la devaluación. En el 2008 las exportaciones eran el 28 % de lo que producíamos, en el 2014 fueron el 50 % (el crecimiento fue de 68 % frente al 2013), con 80 millones de dólares vendidos hacia afuera, y ahora vamos por el 52 o 53 % y pensamos que incluso habría posibilidades de aumentar algo más.
¿Qué impacto está teniendo el bajo precio del petróleo en su industria?
Afortunadamente, la devaluación ha logrado compensar la caída en los precios de las materias primas. Porque tiene uno que tener una vocación de sostenibilidad para seguir involucrado en los procesos de reciclaje. Afortunadamente, los clientes nuestros tienen entre ceja y ceja ese tema, como Coca - Cola, Postobón, Niagara Bottin (de EE. UU.), y la gran ventaja de la calidad de la planta nos permite estar homologados de acuerdo con estándares internacionales, incluso para exportar a Europa y Estados Unidos.
Pero ustedes usan materias primas ligadas al petróleo. ¿Eso no les favorece?
Sí, pero esos costos de producción más bajos los tiene cualquiera en el mundo. Lo que debemos es ser competitivos en mano de obra, energía, logística y con un enfoque más hacia especialidades, no hacia el commodity. Tenemos que seguir incursionando en productos de alto valor agregado.
¿Qué perspectivas tienen para todo el 2015?
Las ventas han aumentado 22 % en pesos y 24 % en unidades. Ahí es donde se ve la importancia de estar diversificando, porque el 6 % que caen las ventas en Colombia se compensa con las exportaciones: EE. UU. aumenta 113 %, México 20 %, Venezuela 244 % (son ventas que se hacen a una compañía en EE. UU. y Suiza y se pone el producto en Venezuela), Ecuador 38 % y Chile 20 %. La devaluación ahí es fundamental, porque no es lo mismos exportar a 2.000 pesos que a 3.000 pesos.
¿Hay nuevos mercados en la mira?
Hace unos años nos habíamos puesto como meta el mercado brasileño y ya este participa con el 22 % de nuestras ventas y creció en el primer trimestre en un 20 %, que nos parece importante, en nichos donde estamos consolidados, porque es un mercado de mucha especialización. Ahora seguimos concentrados en el mercado norteamericano, que representa el 3 % de nuestras ventas. Si las homologaciones de los productos nos salen positivas, habría un incremento importante, especialmente en fibras y posiblemente en ecopet (resina sostenible).
¿Cuánto esperan aumentar su facturación?
En general, esperamos mantener los niveles que mostramos a marzo de este año. Creo que deberíamos lograr entre el 18 y el 20 % de crecimiento, con una facturación que estaría entre $ 330.000 y $ 350.000 millones, dependiendo del dólar.
¿Qué nuevos proyectos tienen?
El año pasado invertimos 50 millones de dólares y lo que queremos ahora es consolidar los proyectos; luego empezaremos a crecer. Somos líderes de reciclaje de pet en Colombia y la idea es seguir ampliando la red de recolección de botellas.

EN EL CUARTO TRIMESTRE, EL REPUNTE

La última información oficial indica que de 33 sectores económicos hay 23 decayendo, y entre ellos está el textil. Además, la encuesta manufacturera de la Andi muestra que la hilatura, tejeduría y acabado de productos textiles ha disminuido un 12,9 por ciento. Lo cierto es que, a pesar de la devaluación, no se ha dado el repunte anunciado. Álvaro Hincapié se declara confiado en que este llegará para el cuarto trimestre, impulsado por la nueva Ley anticontrabando y por otros esfuerzos del Gobierno, como el llamado Pipe 2 (Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo).

“Ahí se están aliviando una cantidad de cuellos de botella que tienen las empresas y lo que se está haciendo a través del Ministerio de Comercio va a empezar a mostrar resultados”, dice.

Según el empresario, la mercancía que ingresa de forma ilegal participa con cerca del 30 por ciento del mercado de textiles y cuando deje de entrar, ese porcentaje debe ser copado por empresas locales.

@nesperiodista

Portafolio